Feliz día del padre: los mejores padres de la historia del cine

FELIZ EN SU DÍA

Feliz día del padre: los mejores padres de la historia del cine

Feliz día del padre: los mejores padres de la historia del cine.

Ser padre hoy no es fácil. En realidad nunca lo ha sido, pero ahora puede que sea peor. Trabajos mal remunerados, estrés, ciudades desbordadas… ser padre no es fácil, pero para aprender de los mejores tenemos el cine.

La figura paterna ha sido el epicentro de multitud de buenas historias en todos los géneros imaginables. El papá de Simba, el maldito Padrino o incluso El Padrastro, esa figura clave en el género de horror, han copado los minutos en pantalla de multitud de títulos inolvidables.

Como no es sencillo hacer una criba que haga justicia a todos, os hemos dejado algunos para el próximo año. 

Feliz día del padre: estos son los mejores padres de la historia del cine.

Taken (Venganza)

Puede que no sea el mejor marido del mundo, pero no hay mejor padre que Bryan Mills. Ese ex-agente de la CIA tiene tantos contactos que su hija podría haber elegido ir al Woodstock de los sesenta y no correr peligro alguno. Vale que las secuelas no valen demasiado y que su serie de televisión es prescindible, pero Venganza fue pionera. ¡Malditos U2!

Raising Arizona (Arizona Baby)

A veces, la vida es demasiado cruel. La segunda película de los Coen es la que más sobrada va de corazón y de un estilo cartoon entre Tex Avery y aquel Sam Raimi con el que compartían planos subjetivos frenéticos.

Es bastante impresionante ver a Nicolas Cage con 23 años en la flor de la vida y en su primer clásico como protagonista absoluto. Casi tanto como comprobar que el pequeño Nathan Jr era un solo bebé y no unos gemelos o unos, no sé, ¿quintillizos?

Probablemente la película que mejor describe el proceso de ser padre. Hace treinta años y también mañana.

Magical Girl

Magical Girl, al igual que Diamond Flash, trae a la memoria muchas cosas, todas buenas, del cine en general. Del español y del extranjero. 

Un padre desesperado que solo desea regalar un vestido de personaje anime a su hijita enferma será el epicentro de una odisea incómoda y retorcida como pocas.

Y hay una cosa que ya creí ver en su anterior trabajo, y que igual es cosa mía, pero veo en Vermut a un Jesús Franco sofisticado y mucho más cerebral. Menos de pensar con la polla y cuidar cada cuadro.
Bah, yo qué sé. Es la peli que más y mejor ha justificado cualquier hype del cine español en toda su historia.
Como mínimo.
La mejor y más retorcida epopeya vengativa que verás en muchos, muchos años.

This is 40 (Si fuera fácil)

Apatow sigue con su ciclo de la vida, de su vida. Paul Rudd está gigantesco y domina la función, pero como todas las películas del director, es fría. Como un 21 días con un matrimonio apurado. Con la maestría del que sabe de lo que habla, suelta su discurso desde la distancia y evita tocar fibras. 

Una pena que no haga más caso a los secundarios.

No molesta, solo empalaga un pelín.

Blended (Juntos y revueltos)

Peli menor de un tipo muy grande que ya había sido padre forzoso en Big Daddy. La pareja de la obra maestra 50 primeras citas, África y Terry Crews son razones de sobra para reconocer una peli muy blandita pero terriblemente encantadora. Y un poco larga también.

Parenthood (Dulce hogar a veces)

La vida pasa rápido y sin preguntar. Puede que no hayas visto esta peli desde que tenías la edad del niño pequeño, y ya eres mayor que el personaje de su padre. Ron Howard empeñado en contar el american way of life como si fuera la cena de nochebuena de tu casa. Entrañable y con un gran reparto.

Las locas peripecias de un señor mama (Mr. Mom)

Un guión de John Hughes para que uno de los directores más extraños de los 90 nos hiciera disfrutar con Michael Keaton, un verdadero padre en apuros.

No podríamos cerrar el artículo sin recordar a esos padres por sorpresa que fueron  Tom Selleck, Steve Guttenberg, Ted Danson, dirigidos por Leonard Nimoy en Tres hombres y un bebé y su secuela por el director de Dirty Dancing, Emile Ardolino. Tampoco a los padres que Will Ferrell ha interpretado y o hecho sufrir, así como al infalible Clark Griswold de Chevy Chase o al patriarca Gomez Adams, todo un espejo donde mirarnos. Feliz día del padre: los mejores padres de la historia del cine.

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

8 votos

Noticias relacionadas
load