The Last of Us en HBO es una historia íntima y centrada en los personajes sobre el fin del mundo

Esta rese√Īa y an√°lisis de The Last of Us temporada 1, la adaptaci√≥n televisiva de HBO , contiene ligeros spoilers.

The Last of Us llega con el considerable peso de la expectación.

Quizá sea redundante ofrecer un resumen de la trama de The Last of Us en un sitio web de videojuegos, pero merece la pena esbozar la premisa de la serie. La serie muestra lo que queda de la civilización humana tras la propagación de un hongo que tiene el poder de infectar y transformar a los huéspedes humanos, convirtiéndolos en portadores y propagadores. Los supervivientes viven en ciudades controladas por la opresiva FEDRA, mientras que las Luciérnagas, que luchan por la libertad, operan una resistencia.

La historia sigue a un superviviente c√≠nico y hastiado llamado Joel (Pedro Pascal), un hombre que lo perdi√≥ todo en el caos del colapso. En contra de su voluntad, Joel recibe el encargo de proteger a una joven llamada Ellie (Bella Ramsey), que podr√≠a tener la cura para la infecci√≥n que se est√° extendiendo. Al principio, Joel est√° motivado por el lucro, pero naturalmente la relaci√≥n entre los dos compa√Īeros de viaje se ampl√≠a y profundiza a lo largo de la temporada de nueve episodios.

The Last of Us es la adaptaci√≥n de uno de los videojuegos m√°s importantes de la √ļltima d√©cada, y ha tenido un largo e hist√≥rico recorrido hasta llegar a la pantalla. En cierto modo, puede parecer que HBO ha llegado tarde a la fiesta. The Walking Dead fue un fen√≥meno cultural hace una d√©cada, pero el a√Īo pasado desapareci√≥ silenciosamente de las pantallas con menos estruendo y m√°s quejidos. ¬ŅAcaso esta adaptaci√≥n de prestigio de un querido videojuego de supervivencia postapocal√≠ptica ha perdido su momento de m√°ximo impacto?

Incluso al margen del caos en el estudio matriz Warner Bros, la empresa se encuentra quizás en una situación vulnerable. Teniendo en cuenta el gran éxito de La casa del dragón, la cadena sigue buscando un sustituto original para Juego de tronos, el tipo de serie que impulsa el espíritu de los nuevos espectadores y que puede provocar conversaciones en el hervidero. Muchos de los intentos de HBO por recuperar esa magia, como Westworld o Lovecraft Country, ya han pasado a la historia.

The Last of Us HBO review season 1 TV show - excellent intimate character-driven television Craig Mazin Neil Druckmann Pedro Pascal Bella Ramsey

Si The Last of Us hubiera llegado hace siquiera cinco a√Īos, quiz√° habr√≠a sido un candidato m√°s fuerte para llevarse la corona. Sin embargo, queda claro de inmediato que HBO no ha desperdiciado el tiempo que le ha llevado llevar The Last of Us a la pantalla. La serie est√° construida con un cuidado y un oficio considerables. Esto se nota sobre todo en el presupuesto. The Last of Us se ve y se siente como una inversi√≥n sustancial para la compa√Ī√≠a, algo que est√° claramente destinado a funcionar como un √©xito de taquilla.

También se nota en el talento exhibido. Pascal es también el protagonista de The Mandalorian, lo que le convierte en una de las mayores estrellas televisivas del planeta. Más allá de su convincente presencia dramática, su participación demuestra que HBO va en serio. La cadena mantiene un sentido de continuidad con Juego de Tronos al elegir a Ramsey para el papel de Ellie, ya que la joven actriz irrumpió en Juego de Tronos como la sensata (y memética) Lady Lyanna Mormont.

En la primera temporada, The Last of Us completa su reparto con una serie de caras fiables. No se trata de un casting de dobles, sino de un compromiso para crear un conjunto de actores que el p√ļblico televisivo reconozca como profesionales que hacen su trabajo. Los primeros nueve episodios de la serie incluyen papeles secundarios de veteranos como Nick Offerman, Anna Torv, Gabriel Luna, Melanie Lynskey, Graham Greene, Scott Shepherd y Storm Reid. Se trata de un reparto de lujo para una serie de dos episodios.

Tambi√©n hay un claro deseo de mantener la continuidad con el material original. Naughty Dog ha estado muy implicada en la producci√≥n de la serie, y no s√≥lo de forma simb√≥lica. Neil Druckmann, guionista del juego, es uno de los dos √ļnicos guionistas acreditados en toda la temporada, manteniendo un claro control creativo sobre la adaptaci√≥n. Druckmann tambi√©n dirige el segundo episodio, ayudando a establecer el tono de la serie. El reparto incluye a actores del juego, como Jeffrey Pierce, Ashley Johnson y Troy Baker.

The Last of Us HBO review season 1 TV show - excellent intimate character-driven television Craig Mazin Neil Druckmann Pedro Pascal Bella Ramsey

Sin embargo, el ejemplo más impresionante de hasta qué punto HBO apuesta por The Last of Us es el del otro cocreador de la serie, Craig Mazin. Mazin tiene una larga y variada carrera, pero en la actualidad es quizás más conocido como guionista de la miniserie de HBO Chernobyl. La serie fue un éxito de crítica y premios, e incluso fue elegida el mejor programa de televisión de la historia por la Internet Movie Database. Pero, sobre todo, era un drama austero, maduro y reflexivo.

Obviamente, una aventura de supervivencia postapocal√≠ptica es un proyecto muy diferente de un drama hist√≥rico. Aun as√≠, contratar a Mazin para trabajar en The Last of Us es una clara declaraci√≥n de intenciones. Es a√ļn m√°s evidente en el grado de implicaci√≥n de Mazin. Junto con Druckmann, es el √ļnico guionista acreditado de la temporada y se lleva la mayor parte del trabajo. Tambi√©n dirige el estreno. Uno se hace a la idea de lo mucho que HBO tiene en juego en esta temporada, y el peso presiona sobre la serie.

En los dos primeros episodios, esa expectativa amenaza con desbordar el drama. El estreno de la serie y el episodio que le sigue parecen a menudo listas de control, como si Mazin y Druckmann estuvieran repasando dos listas que compiten entre s√≠, intentando ofrecer lo que el p√ļblico general espera de una serie sobre el apocalipsis zombi y lo que los fans de los videojuegos quieren de una adaptaci√≥n de The Last of Us. Para ser justos, Mazin y Druckmann tienen demasiado talento como para dejarse abrumar, pero hay una sensaci√≥n de poner la mesa sobre la mesa.

Los dos primeros episodios de The Last of Us tienen que cumplir una serie de requisitos. Tienen que describir el fin del mundo, establecer los personajes clave y la dinámica entre ellos, introducir la lógica de este paisaje postapocalíptico, articular claramente lo que está en juego y ofrecer las escenas de terror zombi necesarias. Mazin y Druckmann toman atajos, inspirándose en obras anteriores del género. La escena inicial evoca Soy leyenda; el segmento previo al apocalipsis recuerda a Shaun of the Dead.

The Last of Us HBO review season 1 TV show - excellent intimate character-driven television Craig Mazin Neil Druckmann Pedro Pascal Bella Ramsey

Nada de esto es malo. Pascal es un actor principal carismático, Torv hace mucho trabajo en este tramo, y la mayoría de estos tropos de películas de zombis son convenciones precisamente porque son divertidas. Sin embargo, hay una sensación de eficacia y funcionalidad en los dos primeros episodios, hasta el punto de que el estreno de larga duración da la sensación de estar tratando de meter dos episodios de la historia en 80 minutos, para que la serie pueda llegar a la carne un poco más rápido.

Sin embargo, una vez superado ese tramo inicial, The Last of Us no tarda en afianzarse. En particular, el tercer episodio de la serie parece el verdadero comienzo de la narrativa, al menos en términos temáticos y emocionales. Una vez hecha la preparación necesaria, The Last of Us por fin es libre de trazar su propio camino. En lugar de emular los ritmos familiares y las apuestas de otras historias de zombis, The Last of Us se vuelve libre para definirse a sí mismo por contraste.

A partir del tercer episodio, The Last of Us se siente m√°s c√≥modo destacando su sensibilidad narrativa √ļnica y distinta. Tambi√©n empieza a distanciarse de puntos de comparaci√≥n obvios como The Walking Dead al tomarse el tiempo y el cuidado necesarios para invertir en sus personajes tanto como en el mundo que habitan. Aunque el programa sigue firmemente anclado en Joel y Ellie, la serie entiende que la din√°mica de la pareja es el gancho central.

The Last of Us recorre los clichés habituales del thriller de apocalipsis zombi. Hay una sensación recurrente de que los humanos supervivientes son una amenaza mayor que cualquier horda infecciosa. Existe la promesa de un centro de investigación en el horizonte que está trabajando en una cura. Hay asentamientos cerrados y comunidades de desarrapados, algunas de las cuales guardan oscuros secretos. Hay supervivientes paranoicos que se han pasado la vida preparándose para este momento.

The Last of Us entiende que ninguno de estos elementos es radical o novedoso. En cambio, encuentra formas interesantes de abordarlos. En particular, la serie se centra en la idea de los lazos familiares y las conexiones humanas. En un mundo desgarrado por un hongo monstruoso, lo más importante son los lazos que unen a las personas. Mazin y Druckmann tienen un don extraordinario para la caracterización, dando cuerpo a personajes secundarios que podrían convertirse fácilmente en caricaturas de una sola nota.

A pesar del impresionante presupuesto invertido en The Last of Us, la serie evita a menudo la tentación de ir a lo grande. Muchas de las mejores escenas de la temporada son íntimas, con carismáticos intérpretes que navegan por complicadas (y a veces incluso conflictivas) relaciones entre ellos. Hay largos tramos de la temporada en los que los "infectados" apenas aparecen, lo cual es una elección atrevida para una serie sobre esa amenaza. Sin embargo, también es una elección que merece la pena.

En cierto modo, The Last of Us es el compa√Īero perfecto de la otra gran serie de televisi√≥n de Pascal. Tal vez haya algo en la personalidad de Pascal que hace que se incline por figuras aparentemente mercenarias que se convierten en improbables figuras paternas. En algunos momentos hacia el final de la temporada, The Last of Us se parece m√°s a un western cl√°sico que a una serie de terror zombi, y la fotograf√≠a de la serie hace un gran uso del entorno de Alberta.

The Last of Us es una versión convincente y reflexiva del clásico survival horror, que funciona mejor cuando prioriza el trabajo con los personajes y la narración emocional sobre la construcción del mundo. La serie tuvo un comienzo algo genérico, pero se asienta rápidamente en una sensibilidad distinta. Es posible que The Last of Us sea demasiado comedida e intimista para convertirse en el gran éxito que HBO quiere que sea, pero es mejor así.

Categorías:

¬ŅTe gusta? ¬°Punt√ļalo!

12 votos

Noticias relacionadas