Las mejores películas de brujas de la historia del cine

BRUJAS, HOCUS POCUS!

Las mejores películas de brujas de la historia del cine

Una buena bruja. Pocas cosas mejores que una hechicera exótica capaz de devorar niños, cocinar recetas imposibles con los ingredientes más desgradables que existen o provocar la eterna mala fortuna a través de un buen mal de ojo. Si, además, puede ser un personaje sexy, provocador y sexual, la cosa mejora por momentos. Repasemos las mejores películas de brujas de la historia del cine.

The Witch

La última gran película de terror. Un terror que se pega a tus huesos y te deja sin respiración. Un mal viaje al siglo XVII tan jodido que parece un maldito documental. Ojo con la revelación Anya Taylor-Joy, a la que después veríamos en la excelente Múltiple (Split). La bruja. La peli definitiva sobre brujas.

 

Satan’s Cheerleaders

Greydon Clark tiene en su haber una filmografía llena de historias imposibles. El director de El pasajero no invitado, una película sobre un gato asesino (!), empezó a lo Larry Cohen, con blaxploitation a tope, pero en lugar de abrazar el género fantástico se tiró de cabeza al terror erótico. Las animadoras de Satán es un excelente ejemplo de sus inquietudes. Da cosa ver a Yvonne De Carlo por ahí.

 

El hombre de mimbre

Una gema irrepetible del horror, el musical y la vida. Entre muchas otras cosas, la única película que refleja cómo sería el mundo si la vida fuese como en un musical: una puta pesadilla. Eso sí, los desnudos están a la orden del día. Ah, dadle una segunda oportunidad a la reinterpretación con Nicolas Cage de hace unos años. Es muy divertida.

 

The Love Witch

Campeona entre varios festivales durante el último año, ha hecho correr ríos de tinta en los últimos meses este nuevo trabajo de Anna Biller, un sentido homenaje al cine de los sesenta lleno de color, rituales y tías buenas en pelotas. Y brujas. Muchas brujas.

Las brujas de Zugarramurdi

Hace tiempo que Alex de la Iglesia perdió el norte y el sentido del buen gusto, pero el tío siempre encuentra un aliciente para que veamos sus pelis, aunque muchas veces termina ensuciando el conjunto por un final precipitado. En esta ocasión, esas manchas no tiran por tierra el trabajo más fresco en muchos años de un director que debía volver a dar señales de vida. Y eso lo cumple con creces.

 

Lords of Salem

No estamos hablando de una película de terror al uso, esto es algo más. TLOS tiene la capacidad de violar tu mente y tu alma, de hacer que te replantees una serie de creencias que, pudiendo tener o no, se ponen patas arriba igualmente.

 

La maldición de las brujas

Entre el cine infantil y la pesadilla más incómoda. Es tan loca que casi parece de animación.

El retorno de las brujas

Divertida, malvada, desenfadada... Disney en estado puro mirando hacia otro lado. Algo impensable en el Disney actual.

Las brujas de Eastwick

La única pega que se le puede poner a esta película es que no sea porno.

El proyecto de la bruja de Blair

Un hito. Una de las películas más aterradoras de la historia del cine.

Suspiria

¿Los mejores créditos finales de todos los tiempos?

Drag me to hell

El mejor Raimi desde Darkman o Un plan sencillo. Un homenaje al género, todo un festival, condensado en una película.

The Little Hours

El último descubrimiento de Sitges 2017. Parecen monjas, pero son unas brujas.

¬ŅTe gusta? ¬°Punt√ļalo!

14 votos

Noticias relacionadas