2018 será el último año de series Marvel en Netflix

PIXAR, MARVEL, FOX, NETFLIX

Netflix se hunde, la nueva víctima del plan Disney para dominar el mundo

 Con el paso del tiempo, ha quedado claro que no era más que un caballo de Troya. Un regalo envenenado. Tras perder la oportunidad de crear una ficción catódica de calidad, algo que curiosamente sí saben hacer en DC, Disney cierra el grifo de Marvel con la plataforma de pago, que dejará de producir sus series en poco más de un año: 2018 será el último año de Marvel en Netflix.

La letra pequeña aclara que Daredevil, Luke Cage, Punisher, Jessica Jones, Iron Fist y Los Defensores permanecerán en Netflix (aún no se sabe si también estarían, así como las variantes que puedan surgir de las propiedades, pero ni un solo personaje más se sumará al catálogo de la compañía, que verá reducida su fuerza marvelita en favor de buscar reventar el mercado con películas propias como la inminente Bright, de David Ayer o el próximo trabajo de Martin Scorsese.

La estrategia de Disney es muy clara: ofrece una parte del pastel a la competencia, la comparte, los deja soñar, sedados con el veneno de su mordedura y, cuando menos se lo esperan, atestan un golpe mortal, ya sea en forma de bocado, como acaban de hacer con Fox, o en forma de orden de alejamiento, apartándolos en un rincón como si fueran apestados y recalcando que nunca más volverán a trabajar juntos. ¿La razón? 

Pues está clara: el servicio de pago por visión que la casa de Mickey Mouse planea a corto plazo y que se ve relanzada en la compra de Fox.

Netflix se hunde, la nueva víctima del plan Disney para dominar el mundo

La creación de este nuevo gigante de Hollywood que combinaría Walt Disney y 21st Century Fox cambiaría para siempre el equilibrio de poder entre los medios tradicionales y los servicios de streaming por Internet como Netflix o Amazon Prime, que dependerían cada vez más de una sola empresa para programas de televisión y películas si la fusión se concreta.

Según YipitData, que recopila y analiza datos de la web para inversores institucionales, "Si Disney y Fox se unen y quieren monopolizar su propio contenido transfiriéndolo todo a Hulu, Netflix tiene mucho más que perder que Amazon Prime”. También afirma que las series de Fox disponibles en Netflix se redujeron a la mitad a lo largo del año pasado: de los 39 títulos disponibles a finales de 2016 a los escasos 20 que nos encontramos en octubre de 2017, incluyendo series tan demandadas y populares como Expediente X y Buffy, la cazavampiros, que desaparecieron de su catálogo pero siguen disponibles en Hulu.

Aunque, echando el balón al suelo, tampoco ha llegado la hora de ponerse demasiado histérico o conspiranoide, ya que la fría realidad es que todo esto obedece a una deriva natural del mercado. Con la aparición de HBO como plataforma, Netflix fue perdiendo sus series de CW y demás canales de Warner. Y si AMC usa Sky o lo que sea para consolidar su catálogo, veremos como también todas sus series o incluso las de BBC o Comedy Central abandonarían también la plataforma, lógicamente. 

"La realidad de las grandes empresas de medios es que sus intereses son diversos y sus relaciones se vuelven más complicadas en función de sus intereses internacionales", afirma Dan Cryan, analista de IHS Markit.

¿Estamos presenciando el final de Netflix o sabrá salir adelante reinventándose? Lo que sí está claro es que 2018 será el último año de series Marvel en Netflix.

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

6 votos

Noticias relacionadas
load