Cruella: 9 cosas que molestan a los fans

Atodos los efectos, Cruella result√≥ ser un gran √©xito. Con un presupuesto de 100 millones de d√≥lares, la pel√≠cula recaud√≥ 225,3 millones de d√≥lares entre las salas de cine y el streaming de Disney+. La cr√≠tica y el p√ļblico la adoraron en su mayor√≠a, a juzgar por su Tomatometer del 74% y una puntuaci√≥n del p√ļblico del 97% en Rotten Tomatoes. En cualquier caso, la pel√≠cula est√° certificada como fresca.

Sin embargo, el hecho de que la pel√≠cula est√© certificada como fresca no significa que sea absolutamente perfecta. Hay algunas cr√≠ticas dignas de menci√≥n que incluso los que adoran la pel√≠cula tienen que se√Īalar cuando la abordan.

9 La escena inicial es mucho para asimilar

A decir verdad, sólo en la escena inicial ocurren muchas cosas. Para empezar, la joven Cruella nace prácticamente como un personaje que acepta lo que es, a pesar de ser intimidada por ello. Luego, la trama se pone en marcha cuando ve cómo una manada de dálmatas empuja a su madre por un acantilado.

Todo esto sucede en los primeros cinco minutos de la película. No sólo es mucho para asimilar a primera vista, sino que también es una forma increíblemente tonta de empezar una película bastante agradable. No es la mejor primera impresión.

8 La simpática representación de un asesino de perros

Muchos espectadores se sintieron decepcionados por el concepto de una precuela independiente de Cruella en cuanto se publicó el primer tráiler. En concreto, la idea decepcionó a los apasionados amantes de los animales, que no entendían por qué querían simpatizar con una asesina de perros.

Muchos de esos mismos fans quedaron gratamente sorprendidos por la pel√≠cula y su retrato de Cruella, pero a√ļn as√≠ no pudieron evitar la sensaci√≥n de que se les estaba haciendo caer en un retrato humanizador de una mujer destinada a hacer cosas inmorales a los perros.

7 También ama a los perros

Para ser una villana destinada a convertirse en una maníaca asesina de perros, el personaje de la precuela de Cruella realmente ama a los perros. Es cierto que guarda rencor por los dálmatas -lo cual está bien visto, por supuesto- porque vio cómo esa raza mataba a su madre, pero una de las cosas más cercanas a un amigo que siempre ha tenido es su perro, Buddy.

Mientras tanto, el chihuahua mascota de Horace cumple una doble funci√≥n como otro aliado de Cruella y un compa√Īero de travesuras en su banda. La Cruella original parec√≠a odiar a todos los perros. Esto parec√≠a otra forma de endulzar y restar importancia a la crueldad real del personaje de Cruella.

6 Los d√°lmatas son villanos

Como se mencionó anteriormente en relación con la escena inicial de la película, los dálmatas son retratados como villanos más que nada, iniciando la trama de la película de una manera monstruosa y sirviendo literalmente como los perros falderos malvados de la Baronesa.

Esto choca con el p√ļblico que se acostumbr√≥ a animar a los d√°lmatas tras la pel√≠cula de animaci√≥n original. Ahora, se espera que se burlen y teman a este elemento b√°sico de la iconograf√≠a de Disney.

5 El primer personaje gay de Disney parece una representación superficial

Uno de los puntos de venta de Cruella es que Disney promocion√≥ que presentar√≠a "el primer personaje gay de Disney". Esto result√≥ ser un tema de contenci√≥n y controversia en las redes sociales, ya que Disney ha producido una larga l√≠nea de "primeros personajes gay" en los √ļltimos a√Īos, todos los cuales sufren un problema similar. El problema es que nunca se declaran expl√≠citamente como homosexuales, sino que encarnan estereotipos en su apariencia.

Artie,de Cruella, no es diferente, ya que su homosexualidad sólo puede deducirse a través de sutiles pistas de contexto. Incluso aquellos a los que les gustaba su personaje sintieron que era frustrante ver otro cebo y cambio de Disney sobre el tema.

4 No hay suficiente pelo

Toda la est√©tica del personaje de Cruella en los 101 D√°lmatas originales se basa en su amor por las pieles. La raz√≥n principal por la que fue un personaje tan detestable y aparentemente irredento durante tantos a√Īos es que se cubr√≠a alegremente con la piel de sus v√≠ctimas animales.

Sin embargo, en Cruella, cada vez que el personaje del título aparece en un evento extravagante o sabotea una de las apariciones de la Baronesa, se pone algo más parecido al poliéster o al cuero. Nunca de piel. Es casi como si los cineastas se hubieran esforzado conscientemente en atenuar la crueldad de Cruella, por la misma razón por la que se ha convertido en una ávida amante de los perros.

3 Síndrome de Joker

Las comparaciones con la pel√≠cula del Joker, protagonizada por Joaquin Phoenix, que se estren√≥ dos a√Īos antes, han sido constantes desde que empezaron a aparecer los carteles y los tr√°ilers de Cruella. Estas comparaciones siguen siendo frecuentes a lo largo de la pel√≠cula y han hecho que los espectadores tengan dificultades para enamorarse completamente de Cruella por esa misma raz√≥n.

Citando a Kimberley Terasaki de The Mary Sue, "los guionistas parecieron limitarse no s√≥lo por su necesidad de hacer una pel√≠cula de Cruella apta para Disney, sino tambi√©n por hacerla similar a Joker en aspectos que no eran necesarios". Ambas son historias de origen de villanos simp√°ticos ambientadas en los a√Īos 70.

2 El Gran Giro era demasiado tonto y telenovelesco para tomarlo en serio

Cruella, para mucha gente, es una película divertida por derecho propio, pero el giro revelado en su tercer acto se siente demasiado pesado, tonto y telenovelesco para tomarlo en serio. De hecho, es otro momento que parece luchar contra su propio síndrome del Joker, en el que se revela que el Joker es el hijo de Thomas Wayne.

El giro en cuesti√≥n se refiere a la sorprendente revelaci√≥n de que la Baronesa hab√≠a sido la madre biol√≥gica de Cruella todo este tiempo. A algunos espectadores les sac√≥ por completo de la pel√≠cula, ya que parece una forma innecesaria de a√Īadir tensi√≥n entre la protagonista y la antagonista que ya estaba presente durante toda la pel√≠cula.

1 ¬ŅCruella es a la vez anti-sistema y pro-sistema?

Cruella se pasa gran parte de la pel√≠cula saboteando la imagen p√ļblica de la Baronesa, present√°ndose en sus eventos y eclips√°ndola con sus propias muestras de arte fashionista. Resulta muy antisistema y, en muchos aspectos, entretenido, pero confunde el mensaje de la pel√≠cula y las motivaciones del personaje.

Estas muestras de comportamiento rebelde de Cruella contra la Baronesa sugieren que es antisistema, pero a lo largo de la pel√≠cula se recuerda al p√ļblico que Cruella es pro-sistema. No quiere enfrentarse a la Baronesa para exponer la monarqu√≠a que representa, sino que quiere derrocarla y sustituirla como una especie de nueva Baronesa del mundo de la moda.

Categorías:

¬ŅTe gusta? ¬°Punt√ļalo!

7 votos

Noticias relacionadas