5 cambios estatales futuros que DC debería mantener (y 5 que ya deben desaparecer)

A medida que el Estado del Futuro contin√ļa imaginando c√≥mo podr√≠a ser el futuro de DC Comics, empieza a quedar claro qu√© cambios deber√≠an mantenerse a largo plazo. Desde un nuevo Batman hasta la pr√≥xima iteraci√≥n de la Liga de la Justicia, el evento presenta un amplio abanico de posibilidades para el Universo DC.

Sin embargo, algunos ajustes del canon no funcionan tan bien como otros. Aunque algunos cambios que se han introducido deberían quedarse, otros no han estado tan bien hechos o no son tan populares, lo que significa que probablemente se dejarán de lado. Es hora de hacer una inmersión profunda en el Estado del Futuro y diagnosticarlo, incluyendo lo bueno y lo malo.

10 NO MANTENER: El Imperioso Lex

A pesar de ser un relato que invita a la reflexión, Estado futuro: Imperious Lex no justifica del todo su permanencia en el canon de DC. Lex Luthor siempre será el mayor enemigo de Superman, y tenerlo gobernando un planeta entero para que sirva como su mayor logro es un concepto emocionante, pero el cambio se lee más como una advertencia que como algo realmente plausible.

Con la inclusión de una intrincada organización entre planetas, como la ONU pero para los extraterrestres, se requiere mucho trabajo para que funcione dentro del Universo DC. Todo se reduce a una buena ejecución, sin embargo, Lex Luthor como dictador de todo un planeta debería ser un logro que se sienta más alcanzable.

9 MANTENER: Aquawoman y Aquaman

Establecer a Andrina Curry y Jackson Hyde como el futuro del lado acuático del Universo DC fue una elección sorprendentemente efectiva de Future State. Lo más importante es que la serie limitada establece una hermosa amistad entre los dos herederos superpoderosos del título de Aquaman. Además de llevar a estos personajes en una dirección emocionante, su historia resuena emocionalmente para los lectores.

Es refrescante ver que los guionistas no recurren a los héroes que luchan por el manto de un legado, y en cambio se aventuran juntos en una nueva zona de la mitología de Atlantis.

8 NO MANTENER: Embotellar Metrópolis

Con Jonathan Kent como nuevo Superman de Metrópolis, la historia pone al hijo de Kal-El en una situación difícil cuando una nueva amenaza pone a la ciudad en grave peligro. Jon decide meter la ciudad en una botella, replicando lo que ocurrió con Kandor, la ciudad kriptoniana salvada de la destrucción del planeta. Aunque el dilema de tener que tomar una decisión así es una idea intrigante, el cómic carece de la cuidadosa ejecución necesaria para llevarla a cabo.

Hacer que el hijo de Superman tome una decisi√≥n que su padre hizo a√Īos antes podr√≠a funcionar, pero necesita una raz√≥n m√°s convincente y dr√°stica que la que se da a los lectores.

7 MANTENER: Gladiator Superman Fighting Monsters

Superman: La Guerra de los Mundos sit√ļa al Hombre de Acero en un escenario en el que los lectores nunca lo hab√≠an visto antes, como gladiador que lucha por sobrevivir en un planeta alejado de la Tierra. La serie muestra lo h√°bil que es el luchador, una faceta de Superman que rara vez se toca.

Pero lo mejor es c√≥mo la narraci√≥n nunca pierde de vista lo que hace de Superman uno de los mayores h√©roes de la historia. Sus sangrientas batallas de gladiador se yuxtaponen a la historia de una ni√Īa que fue salvada por √©l en alg√ļn momento, viajando por todo el pa√≠s al encuentro de otros como ella.

6 NO MANTENER: La historia de Nightwing / Deathstroke

Aunque Estado futuro: Teen Titans es una historia bastante fascinante por derecho propio, la decisi√≥n de hacer que Dick Grayson luzca los colores de Deathstroke no est√° suficientemente desarrollada. A pesar de sus buenas intenciones, hacer que Deathstroke se convierta en una fuente de esperanza para Dick, especialmente despu√©s de haber causado tantos a√Īos de trauma a los Teen Titans, requiere mucho trabajo narrativo. Por desgracia, la serie a√ļn no ha justificado esta decisi√≥n de forma satisfactoria para los lectores.

Esto no significa que no se pueda hacer correctamente, pero en las circunstancias actuales establecidas en el Estado del Futuro, el valor de choque triunfa sobre una opción emocionalmente resonante.

5 MANTENER: El nuevo equipo de la Liga de la Justicia

Cuando renuevas el equipo completo de los héroes más célebres de la historia de DC, tienes que hacerlo bien o fracasará en proporciones épicas. Estado futuro: La Liga de la Justicia hace un gran trabajo no sólo presentando un nuevo conjunto de personajes, sino también estableciendo una nueva filosofía en la que se desenvuelven.

Un enfoque de vuelta a lo básico, sin relaciones personales y sólo con nombres en clave, permite a los guionistas mantener las cosas frescas para los lectores. La difícil tarea de hacer que el equipo de superhéroes más reconocible se sienta como un soplo de aire fresco es una perspectiva emocionante para el futuro del Universo DC.

4 NO MANTENER: Fingir la muerte de Bruce Wayne

En DC Comics, Batman ha fingido su muerte más veces de las que cualquier fan puede recordar, y Estado Futuro no es diferente. Aunque el Detective Oscuro es bastante interesante, las aventuras de Bruce en Gotham deberían ser menos restrictivas incluso con otro cruzado con capa luchando contra el crimen.

Es un tropo que no necesita ser el futuro de la capa y la capucha, sirviendo como uno de los pocos cambios que el evento del cómic hace que es simplemente innecesario. La serie en sí es visualmente atractiva y entretenida, pero la elección simplemente no es imprescindible para DC.

3 MANTENER: Tim Fox como el nuevo Batman

Entre los cambios que realiza Estado futuro, el hecho de que Tim Fox se convierta en Batman tras la desaparición de Bruce Wayne es, con diferencia, el más impactante e histórico para DC Comics. Al escribir sobre el primer afroamericano en ponerse la capa y la capucha, John Ridely hace un esfuerzo conmovedor para vincular las cuestiones raciales y sociales con el héroe más popular de DC. Funciona a las mil maravillas, proporcionando una razón más para que Tim Fox sea considerado seriamente como el sucesor de Batman.

Sin embargo, este cambio propuesto no debería implicar que Bruce tenga que morir para que se produzca. Está claro que esta dirección para el manto icónico es una empresa viable y fresca que hace evolucionar el Universo DC de forma emocionante.

2 NO MANTENER: El malvado Wally West

Si DC Comics no ha aprendido nada, es el hecho de que los fans generalmente desprecian cuando convierten a Wally West en el antagonista. Después de la deslucida respuesta a su papel en Héroes en Crisis, es sorprendente que recurran a una situación similar, aunque esta vez West esté poseído por un espíritu maligno.

Es decepcionante ver a la familia Flash luchar constantemente entre sí, incluso en el futuro, especialmente después de que la carrera Rebirth de Joshua Williamson revitalizara la dinámica entre muchos velocistas.

1 MANTENER: La nueva Mujer Maravilla

Yara Flor es, con diferencia, la incorporación más elogiada del Estado del Futuro al Universo DC, y con razón. Como futura Mujer Maravilla y actual Chica Maravilla, posee una personalidad y un comportamiento que desprende la fuerza de una guerrera divina y la simpatía de una heroína favorita de los fans. A pesar del poco tiempo que los lectores han pasado con ella, la posibilidad de crecimiento narrativo es exponencial y es una candidata legítima para encabezar el futuro de DC.

Mientras DC Comics contin√ļa su historia como Wonder Girl, deber√≠an considerar seriamente el futuro de Yara Flor como la Wonder Woman principal.

¬ŅTe gusta? ¬°Punt√ļalo!

14 votos

Noticias relacionadas