Cubiertas inferiores: "El juego menos peligroso" trae a la tierra a Mariner

Esta discusi√≥n y rese√Īa contiene spoilers de Star Trek: Cubiertas inferiores temporada 3, episodio 2, "El juego menos peligroso".

"The Least Dangerous Game" captura el encanto f√°cil de Lower Decks como una carta de amor al fandom de Star Trek.

Se puede argumentar que Lower Decks es una serie m√°s fascinada por el acto del fandom de Star Tre k que por el propio Star Trek. Esto no es necesariamente una cr√≠tica. Al fin y al cabo, muchas de las principales franquicias modernas tratan (impl√≠cita o expl√≠citamente) de la actuaci√≥n del fandom. Los cuatro personajes principales de Lower Decks se entienden mejor como fans ac√©rrimos de Star Trek que como oficiales de la Flota Estelar, personajes que navegan por sus vidas seg√ļn la l√≥gica de Star Trek.

Esto es obvio desde el teaser de "The Least Dangerous Game", que comienza con una pieza de continuidad razonablemente profunda que también es la quintaesencia de Star Trek para cierta generación de fans. Los cuatro protagonistas están jugando a un juego de mesa con una interfaz de vídeo interactiva en la que aparece el Alto Canciller klingon Martok (J. G. Hertzler). Se trata de una obvia alusión a Un desafío klingon, el juego de mesa en VHS de la Nueva Generación en el que aparecía Robert O'Reilly como secuestrador klingon.

Ese juego de mesa era posiblemente una parte tan importante de la experiencia de la franquicia como ir a las convenciones o leer las novelas del spinoff. Es maravilloso ver que Lower Decks incorpora esa pieza inusual de los recuerdos de Star Trek a su continuidad, demostrando el evidente afecto que el equipo creativo tiene por la franquicia y su historia. Independientemente de las críticas que se puedan hacer a Lower Decks, no cabe duda de que es una serie hecha por fans.

De hecho, es una peque√Īa pena que "The Least Dangerous Game" no se incline m√°s por ese concepto. Al fin y al cabo, el t√≠tulo es "El juego menos peligroso", lo cual es un juego de palabras evidente a varios niveles. Adem√°s, el teaser termina con la c√°mara acerc√°ndose a Martok para dar la bienvenida al juego a los protagonistas. "Y as√≠ comienza la mayor aventura de vuestras vidas", brama. "Todos morir√©is en esta b√ļsqueda, pero ¬Ņlo har√©is... con honor?". Los protagonistas aplauden. Se reproducen los cr√©ditos.

Cubiertas inferiores:

Más que cualquier otro spinoff de Star Trek, con la posible excepción de Voyager, Lower Decks es una serie que prospera cuando se sale del formato. Los mejores episodios de las dos primeras temporadas, como "Crisis Point", "I, Excretus" y "wej Duj", fueron los que se apoyaron en conceptos elevados. Dado que Lower Decks puede dar la sensación de que los fans de Star Trek están participando en algunas aventuras tontas de rol, podría haber sido divertido aumentar eso haciendo que sus personajes hicieran su propia aventura de rol.

Al igual que "Grounded", "The Least Dangerous Game" toma r√°pidamente un nuevo y audaz concepto y lo convierte en un episodio convencional de Lower Decks. Como es habitual en la serie, "The Least Dangerous Game" es una carrera de velocidad a trav√©s de un conjunto suelto de dispositivos argumentales familiares de Star Trek con un gui√Īo de autoconciencia. Despu√©s de 10 episodios de Strange New Worlds, es al menos refrescante ver un spinoff de Star Trek que es consciente de lo derivado que es.

"The Least Dangerous Game" se basa en una serie de tropos familiares de Star Trek metidos en una batidora. Los "ascensores espaciales" de Dullean (perdón, "ascensores orbitales") son una alusión a "Rise". La cultura "basada en el bienestar" del planeta, donde "corren por todas partes y se besan", está modelada en la fijación de Gene Roddenberry por los planetas alienígenas sexys, evidente en episodios como "Haven", "Angel One", "Justice" o "Captain's Holiday". El salto en paracaídas de Mariner (Tawny Newsome) está sacado directamente de Star Trek de JJ Abrams.

El "innegable impulso natural por cazar" de K'Ranch (Nolan North) se basa obviamente en el tropo de ciencia ficción de los alienígenas cazadores de caza mayor, pero Star Trek tiene más que su cuota de historias construidas sobre el concepto. Al fin y al cabo, el creador de la serie, Mike McMahan, ha reconocido que K'Ranch está inspirado en el Tosk (Scott MacDonald) de "Captive Pursuit", y que toda su estrategia está tomada directamente de los Hirogen de Voyager. Como siempre, el equipo de producción demuestra una alegría palpable al jugar con estos juguetes.

Cubiertas inferiores:

Esta es quiz√°s la mayor diferencia entre Strange New Worlds y Lower Decks. Strange New Worlds adolece de reciclar todos estos elementos familiares con una sinceridad inmerecida, tratando los recauchutados de historias conocidas como un fin en s√≠ mismo. Por el contrario, gran parte de la diversi√≥n de Lower Decks consiste en ver una serie de Star Trek en la que toda esta extra√Īeza forma parte del trabajo. Son cosas que suceden, porque el p√ļblico ya las ha visto suceder innumerables veces.

"El juego menos peligroso" puede jugar con la subtrama en la que Billups (Paul Scheer) y Rutherford (Eugene Cordero) provocan a los dulleanos totalmente fuera de la pantalla porque el p√ļblico sabe c√≥mo se desarrollan historias como "Justicia", as√≠ que no hay necesidad de perder el tiempo. Del mismo modo, el intento de Boimler (Jack Quaid) de volver a la caza de K'Ranch no se trata como un gran giro, sino como parte de la gram√°tica de estas historias. "El cazado siempre intenta convertirse en el cazador", observa K'Ranch. "Una historia tan antigua como el tiempo".

Parte del encanto de Lower Decks reside en ver cómo la serie opera desde un punto de partida de la locura del universo de Star Trek y luego intenta aumentarla. La revelación de que Dullean está gobernado por un triunvirato formado por un bebé espeluznante, un ordenador malvado y un volcán sensible es encantadora, incluso cuando Mariner se queja de que es "exagerado". La insistencia del volcán en que esta separación de poderes "proporciona un sistema de controles y equilibrios" es quizá la mejor risa del episodio.

Uno de los problemas m√°s persistentes de Lower Decks es que la serie carece de una verdadera mordacidad en su humor. Aparte de "Crisis Points", sus chistes rara vez dicen algo significativo sobre la franquicia de Star Trek en general. Es una pena, dado que Espacio Profundo Nueve a menudo estaba dispuesto a interrogar a Star Trek, y el humor deber√≠a ser capaz de hacerlo. Hay un elemento extra√Īamente conservador en Lower Decks, evidente en la forma en que la serie trata a la Flota Estelar y su cadena de mando.

Cubiertas inferiores:

En "Grounded", Mariner tuvo que aprender a "confiar en el sistema". Esta es una moraleja muy dudosa en el momento actual, dado el estado de las instituciones estadounidenses, especialmente el sistema judicial. "The Least Dangerous Game" redobla la apuesta, ya que Mariner es asignada a trabajar bajo las órdenes del Comandante Ransom (Jerry O'Connell) y se encuentra con que se resiente de su autoridad. Al igual que en "Grounded", las acciones impulsivas de Mariner no contribuyen a resolver el problema, y debería confiar en sus superiores.

Vale la pena considerar brevemente la trama de "El juego menos peligroso". Ransom decide que los oficiales de mando deben reparar los ascensores orbitales, mientras los ingenieros se embarcan en una misión diplomática. Esto es evidentemente una mala elección, incluso antes de que Ransom se encuentre revisando vídeos de instrucción y Billups casi sea sacrificado a un volcán sensible. Sin embargo, se espera que Mariner siga ciegamente sus órdenes, sin importar lo mal que se pongan las cosas.

Para ser justos, Ransom acaba entrando en razón y se disculpa. "Me desvivía por intentar demostrar que desobedecerías mis órdenes si creías que lo sabías", le confiesa a Mariner. Más tarde, es más explícito: "Me equivoqué al insistir". Sin embargo, "El juego menos peligroso" parece ponerse del lado de Ransom. Al fin y al cabo, su disculpa a Mariner se ve en cierto modo socavada por el hecho de que ella se ha encargado de desobedecer sus órdenes, demostrando así el punto que él estaba tratando de hacer.

Star Trek est√° llena de oficiales superiores poco razonables que toman malas decisiones que ponen en peligro a los dem√°s, ya sea por orgullo o por otras razones. Con notables excepciones como "Cadena de mando", nuestros h√©roes son generalmente validados en su negativa a seguir √≥rdenes poco √©ticas. Mariner tiene toda la raz√≥n cuando le dice a Rutherford que Ransom "fue la √ļnica raz√≥n por la que estabas colgado sobre la lava para empezar". Rutherford se encoge de hombros, al igual que el propio episodio.

Cubiertas inferiores:

La subtrama de Boimler, en la que se compromete esencialmente con el concepto central de Yes Man, con la esperanza de acelerar su carrera, tiene aristas m√°s agudas. La disposici√≥n de Boimler a consentir cualquier cosa le lleva a ser perseguido por K'Ranch, recibiendo como resultado "da√Īos nerviosos" en su hombro. Es una especie de parodia de las tramas de los "embajadores gilipollas" de The Next Generation, como "Man of the People" o "Liaisons", en las que la tripulaci√≥n aguanta demasiado a un alien√≠gena visitante.

Para ser justos, Picard (Patrick Stewart) nunca fue tan lejos como para insistir en que los miembros de su tripulaci√≥n no pod√≠an revocar su consentimiento para ser cazados por deporte, pero hay algo sombr√≠amente divertido en la Capit√°n Freeman (Dawnn Lewis) asegurando severamente a Boimler: "Tenemos que respetar su cultura". Es el tipo de trama que se habr√≠a sentido como en casa en el Twitter de McMahan "TNGSeason 8", que imaginaba el tipo de tramas que The Next Generation podr√≠a haber alcanzado si hubiera continuado un a√Īo m√°s.

La subtrama de Boimler termina incluso con una broma sobre la pulcritud de la forma en que se resuelven este tipo de historias y las moralejas trilladas que contienen. "Los planes est√°n oficialmente fuera de la esclusa", se jacta. "A partir de ahora soy Bold Boimler". Tendi (No√ęl Wells) se r√≠e nerviosamente. "No estoy segura de que esa fuera la lecci√≥n que hab√≠a que aprender hoy", ofrece. "¬ŅQu√© tal... la moderaci√≥n?" Esa parece ser una lectura m√°s matizada del episodio. Naturalmente, Boimler lo rechaza inmediatamente.

Así, "El juego menos peligroso" termina con los personajes de vuelta al punto de partida. No son necesariamente mucho más sabios por su experiencia, pero al menos se han divertido por el camino.

Categorías:

¬ŅTe gusta? ¬°Punt√ļalo!

6 votos

Noticias relacionadas