En 'Watcher', Star Trek: Picard se ralentiza y tropieza

Esta discusi贸n y rese帽a contiene algunos spoilers de Star Trek: Picard temporada 2, episodio 4, "Watcher".

Con "Watcher", Star Trek: Picard temporada 2 se encuentra con un par de problemas importantes.

Para bien y para mal, tanto Discovery como Picard son versiones de Star Trek que dependen en gran medida del impulso. A pesar de lo que algunos fans nost谩lgicos podr铆an argumentar, esto no es una innovaci贸n de la era Kurtzman. Podr铆a decirse que se remonta a la direcci贸n de Brannon Braga en Voyager. Mientras que Ira Steven Behr empuj贸 a Espacio Profundo Nueve a ser m谩s novelesco, Braga trat贸 de guiar a Voyager hacia una sensibilidad decididamente taquillera con un presupuesto televisivo contempor谩neo.

Braga fue el arquitecto detr谩s de 茅picas dos partes de mitad de temporada como "Future's End" y "Year of Hell" y empaquet贸 eficazmente episodios de dos partes como "The Killing Game", "Dark Frontier" y "Flesh and Blood" como pel铆culas de televisi贸n de dos horas. No siempre funcion贸, pero muchos de los mejores episodios de Voyager fueron dise帽ados para ser un espect谩culo propulsivo de alto riesgo y alto concepto, incluso episodios independientes como "Deadlock" o "Timeless". Con Voyager, Braga trat贸 de abrazar la narraci贸n de eventos.

Se puede argumentar que el ritmo vertiginoso y los ocasionales saltos l贸gicos que hacen tanto Discovery como Picard son una extensi贸n del enfoque de Braga en Voyager. Al fin y al cabo, sea cual sea la opini贸n de cada uno sobre Voyager, hay pruebas considerables de que la serie ha sufrido una especie de reevaluaci贸n en los 煤ltimos a帽os. Picard incluso cuenta con Siete de Nueve (Jeri Ryan) como personaje habitual. As铆 que este enfoque de la narraci贸n impulsado por el impulso representa una clara evoluci贸n.

En 'Watcher', Star Trek: Picard se ralentiza y tropieza

La segunda temporada de Picard ha conseguido acumular el suficiente impulso para mantenerse en pie, con los tres primeros episodios pasando por varias premisas distintas en r谩pida sucesi贸n. "The Star Gazer" estableci贸 los personajes y la premisa general de la temporada. "Penance" lanz贸 al reparto a un oscuro universo alternativo. "Asimilaci贸n" hizo retroceder al conjunto en el tiempo. Hubo muy poco tiempo para que la serie se aclimatara a una configuraci贸n antes de pasar r谩pidamente a la siguiente.

El problema con "Watcher" es que marca la primera vez que Star Trek: Picard temporada 2 se ralentiza, y hay una sensaci贸n de p茅rdida de impulso que se siente algo extra帽o en el contexto de un episodio que cuenta con una persecuci贸n de coches gratuita a trav茅s de Los 脕ngeles. "Watcher" no introduce demasiados conceptos o ideas nuevas. No pivota bruscamente desde el montaje de "Asimilaci贸n". En cambio, por primera vez en la temporada, se permite a los personajes sentarse y evaluar.

Esto es un problema porque tambi茅n permite que se muestren algunas de las grietas. Hay una serie de problemas menores en "Watcher" que se acumulan hasta alcanzar una masa cr铆tica para insinuar problemas mayores. Hay un momento extra帽o durante la persecuci贸n en coche por Los 脕ngeles en abril de 2024 en el que aparece un gigantesco cartel publicitario del estreno de Netflix de abril de 2021, Los Mitchell contra las m谩quinas. Es un peque帽o error, pero distrae. Es frustrante que no se haya podido encuadrar la toma para ocultar el elemento incongruente.

Mientras tanto, "Watcher" re煤ne a Jean-Luc Picard (Patrick Stewart) con su vieja amiga Guinan. Guinan ha sido interpretada tradicionalmente por Whoopi Goldberg, que retom贸 el papel en "El observador de las estrellas". Sin embargo, en lugar de utilizar im谩genes generadas por ordenador para desentumecer a Goldberg, como hace la franquicia de La Guerra de las Galaxias, "Watcher" vuelve a poner a Ito Aghayere en el papel de la joven Guinan. Probablemente sea una buena decisi贸n.

En 'Watcher', Star Trek: Picard se ralentiza y tropieza

Aunque Goldberg interpret贸 una versi贸n de Guinan de 1893 en "La flecha del tiempo", tiene sentido poner en el papel a un actor m谩s joven que pueda hacer una interpretaci贸n real en lugar de pedirle a Goldberg y a un equipo de t茅cnicos que intenten modular una a trav茅s de p铆xeles. Sin embargo, el reencuentro entre Picard y Guinan en abril de 2024 en "Watcher" distrae porque Guinan no parece recordar a Picard de su anterior encuentro en "Time's Arrow".

El equipo de producci贸n se ha apresurado a aclarar que no se trata de un error de continuidad. "Guinan no reconoce a Picard ni a 2024", dijo un representante a Variety. "Los fans pueden estar brevemente confundidos por esto porque ella s铆 lo conoci贸 en la Tierra en 1893 en La Nueva Generaci贸n. La raz贸n por la que ella no reconoce a Picard es que 茅l ha viajado desde un futuro en el que la Flota Estelar no existe, y por lo tanto todo el asunto de la cabeza de Data en 'Time's Arrow' nunca ocurri贸."

Este es el tipo de l贸gica que el Doctor Who inteligentemente tacha de "wibbly-wobbly, timey-wimey". Tambi茅n es el tipo de brecha de continuidad que es excusable en historias de viajes en el tiempo como 茅sta. Cuando la tripulaci贸n de Star Trek: Voyager viaj贸 a Los 脕ngeles contempor谩nea en "Future's End" en noviembre de 1996, dejando de lado las posteriores disputas de continuidad de Greg Cox, parec铆a contradecir directamente la historia de las "Guerras Eug茅nicas" en la Tierra de los a帽os 90 establecida en "Space Seed" en febrero de 1967.

Sin embargo, en el contexto m谩s amplio del episodio, es una distracci贸n. No se trata de una cosa individual, sino del sentido en que estas peque帽as incoherencias se acumulan unas a otras. Despu茅s de todo, uno de los aspectos m谩s frustrantes de "Watcher" es la sensaci贸n de que el universo de Star Trek se ha vuelto tan peque帽o e insular que Picard no puede retroceder en el tiempo sin encontrarse con su antiguo camarero Guinan y su antigua ama de llaves Laris (Orla Brady). La publicidad ha confirmado que Brent Spiner tambi茅n aparecer谩.

En 'Watcher', Star Trek: Picard se ralentiza y tropieza

En cierto modo, se trata de la culminaci贸n l贸gica del tipo de nostalgia que recorre las iteraciones modernas de franquicias como Star Trek o Star Wars, en las que se debe suponer que la respuesta a cada pregunta es algo que el p煤blico ya conoce para asegurarle que su familiaridad con la franquicia tiene valor. Ir贸nicamente, en un peque帽o detalle, la visita de Picard a Ch芒teau Picard en el primer acto presenta una pistola en la repisa de la chimenea que no se dispara en el tercero.

No ayuda el hecho de que Picard nunca sea tan inteligente como se cree. Hay una extra帽a petulancia en la segunda temporada, con "Watcher" dedicando una peque帽a escena a R铆os (Santiago Cabrera) explicando la trama de la primera temporada a un funcionario de inmigraci贸n, s贸lo para concluir: "Nadie puede explic谩rmelo". Da la sensaci贸n de que la segunda temporada est谩 haciendo una broma barata a costa de la primera, de una manera que no se gana del todo. En todo caso, la l贸gica interna de la segunda temporada es decididamente m谩s floja.

Del mismo modo, la din谩mica de los personajes de la temporada resulta extra帽a. La idea de desarrollar una relaci贸n entre Jurati (Alison Pill) y la Reina Borg (Annie Wersching) es interesante, al igual que la idea de tratar a la Reina Borg como un asesino en serie encarcelado en algo parecido a El silencio de los corderos o Mindhunter. La Reina Borg siempre ha sido una figura seductora y Jurati un personaje decididamente ambiguo, as铆 que hay una bonita tensi贸n ah铆 que recuerda a algo como la infravalorada "Meld".

Sin embargo, la escritura no es lo suficientemente fuerte como para apoyar esta idea. Hay algo convincente en la idea de que la Reina Borg est谩 tan desesperada por comulgar que ayudar谩 a Jurati a cambio de conversaci贸n, y hay algo igualmente inteligente en la idea de que Jurati es igual de c铆nica y manipuladora. Sin embargo, s贸lo conduce a di谩logos sin sentido como el de la Reina que afirma al azar: "La traici贸n es s贸lo un anagrama de 'cr茅eme'". Esto es indicativo del di谩logo de la serie en general.

En 'Watcher', Star Trek: Picard se ralentiza y tropieza

El resultado es que es dif铆cil preocuparse por lo que les ocurre a estos personajes en estas narraciones. Es una pena, porque hay ideas que merecen la pena. Con Guinan como "oyente" y con Laris como "vigilante", por no hablar de las connotaciones religiosas impl铆citas en que los Vigilantes se vean a s铆 mismos como "谩ngeles de la guarda", hay indicios de subtexto sobre la diferencia entre observaci贸n y participaci贸n. Est谩 la idea de que arreglar el mundo requiere acci贸n, no s贸lo atenci贸n.

Hay algo interesante en el abismo que presenta Star Trek: Picard entre el d铆a moderno y el futuro ut贸pico presentado en La Nueva Generaci贸n, con las ruinas de Ch芒teau Picard sirviendo como una maravillosa met谩fora visual de c贸mo el mundo moderno ha dejado que el pensamiento ut贸pico decaiga y se atrofie. "El cambio siempre llega m谩s tarde de lo que creemos que deber铆a", le dice Picard a Guinan, una idea potente y oportuna. Tambi茅n es agradable ver que la serie reconoce los abusos en el mundo real de organizaciones como I.C.E.

Al mismo tiempo, quiz谩s haya algo de trillado en la escena final que implica que ese declive moral puede arreglarse volviendo al espacio. "驴Revivir谩 2024 la exploraci贸n espacial?", pregunta el titular del peri贸dico de Q (John de Lancie), dando a entender que la humanidad s贸lo necesita explorar el cosmos para recuperar su ritmo. Esto juega con las peores tendencias de la franquicia Star Trek, un determinismo tecnol贸gico que ignora en gran medida los problemas sociales subyacentes que la sociedad necesita abordar.

Con "Watcher", la temporada 2 de Star Trek: Picard tropieza, revelando el coste del impulso que impuls贸 los tres primeros episodios de la temporada. Puede que Picard se haya puesto finalmente al d铆a, pero la serie se encuentra ahora tropezando con los detalles m谩s finos.

Categor铆as:

驴Te gusta? 隆Punt煤alo!

4 votos

Noticias relacionadas