El constructor ferroviario Station to Station aprovecha la alegría del minimalismo

Algunos de los mejores juegos de este a√Īo presumen de mucha complejidad. est√° repleto de men√ļs complicados e infinitas posibilidades narrativas y de combate; ofrece a los jugadores una letan√≠a de formas de resolver puzles gracias a los copiosos Dispositivos Zonai. Estos juegos est√°n entre mis favoritos, pero tambi√©n han instigado en m√≠ un deseo igual y opuesto de simplicidad, de juegos con mec√°nicas m√°s sencillas y una jugabilidad m√°s pausada, como or.

Por suerte, el simulador de construcción de vías férreas da en el clavo. El juego aprovecha el placer táctil de la colocación de los raíles y lo combina con un estilo artístico voxel absolutamente precioso. Las reglas son sencillas: Construye estaciones y tiende vías entre puestos avanzados que necesiten y produzcan distintos productos. Conecta un molino a una panadería y luego conecta todo a una ciudad. Cada vez que conectes con éxito una estación, ganarás un poco de dinero que podrás gastar en construir más estaciones y vías. Las vías más largas son más caras, al igual que las vías que requieren un puente (por ejemplo, tender un puente entre dos acantilados).

Mientras que otros juegos de estrategia relajada podr√≠an empujar a los jugadores a mayores niveles de complejidad, √©ste cumple su premisa de facilidad minimalista. Los puestos de avanzada que son esenciales para la producci√≥n de otro no tienen que estar conectados secuencialmente; los puestos de avanzada s√≥lo tienen que estar conectados en alg√ļn lugar a lo largo del mismo bucle de tren. Por ejemplo, no es necesario que la v√≠a vaya de la granja de trigo al molino, de la panader√≠a a la ciudad. En lugar de eso, puedes pasar del molino a la ciudad, de la granja de trigo a la panader√≠a, y seguir√°s superando el nivel. Por supuesto, el juego se complica si intentas ganar "bonificaciones de apilamiento", que premian a los jugadores por conectar puestos avanzados en un orden determinado, pero yo he evitado hacerlo en gran medida, en favor de pas√°rmelo bien.

En lugar de eso, paso mucho tiempo jugando simplemente acerc√°ndome a mis trenes. Puedes acercarte lo suficiente para disfrutar de los detalles del arte de estilo v√≥xel, desde las casitas que rodean el centro de una ciudad hasta los v√≥xeles que componen los √°rboles. El dise√Īo del sonido contribuye a esta sensaci√≥n de calma: la colocaci√≥n de las v√≠as se acompa√Īa de un sonido n√≠tido, y el √©xito viene acompa√Īado de un agradable tintineo de monedas ganadas. Es un momento profundamente placentero, perfecto para descomprimirse o alcanzar un estado de flujo mientras se ve pasar los trenes.

Categorías:

¬ŅTe gusta? ¬°Punt√ļalo!

14 votos

Noticias relacionadas