10 duras realidades de ser el Dios de todos los Pokémon

Arceus reina como dios de todos los Pokémon y creador del universo Pokémon. Con su poder de creación y la capacidad de utilizar todos los tipos de Pokémon, Arceus es uno de los Pokémon más fuertes que existen. Su inimaginable poder se ajusta a las expectativas de un dios Pokémon salido de la leyenda.

Sin embargo, el inmenso poder siempre tiene sus inconvenientes, que incluso el dios de todos los Pok√©mon experimenta. El mundo Pok√©mon no siempre es amable con sus criaturas, sean legendarias o no. El estatus de un Pok√©mon dios conlleva retos y responsabilidades √ļnicas que difieren de los Pok√©mon normales. El precio del verdadero poder es m√°s elevado de lo que parece.

10 Siempre hay un equipo malvado que desea el poder de Dios

El inconveniente de ser cualquier tipo de Pokémon legendario es que existen organizaciones malvadas con trajes a juego que utilizan a los Pokémon con fines egoístas. Un Pokémon dios como Arceus es el principal objetivo que persiguen estas organizaciones. Aunque un Pokémon dios parezca imparable, los equipos de Pokémon malvados son lo suficientemente dedicados como para ser una molestia.

Los equipos de Pokémon malvados a veces están a punto de conseguirlo, como se ve cuando el Equipo Galáctico invoca a Dialga y Palkia en el Monte Coronet. Con la existencia de objetos como la Cadena Roja, que permiten a los humanos controlar a los Pokémon legendarios, ni siquiera los Pokémon divinos están a salvo de los humanos codiciosos.

9 Incluso el Dios de todos los Pokémon puede ser asesinado

La existencia de Arceus es anterior al propio universo, lo que lo hace aparentemente inmortal. Sin embargo, un Pokémon dios como Arceus tiene la capacidad de morir. En la película Pokémon: Arceus y la Joya de la Vida, Arceus casi muere después de proteger al mundo de los meteoritos. El dios de todos los Pokémon debe protegerse como cualquier Pokémon normal a pesar de su poder.

Un Pok√©mon dios no puede esperar que su posici√≥n √ļnica le proteja de la muerte. El creador del mundo Pok√©mon sigue teniendo l√≠mites en cuanto a lo que puede lograr solo. La supervivencia nunca es una garant√≠a perfecta.

8 Es imposible aparecer cerca de los humanos sin llamar la atención

Un Pok√©mon dios es un espect√°culo impresionante por el poder que ejerce. Por desgracia, los Pok√©mon poderosos atraen la atenci√≥n inmediata de cualquiera que los vea. Resulta dif√≠cil que el dios de todos los Pok√©mon aparezca cerca de los humanos sin causar un alboroto, lo que llega a ser agotador. Dado que un Pok√©mon dios es √ļnico, las personas que desconocen su identidad reconocer√°n su rareza.

Los Pok√©mon como Arceus tienen la capacidad de viajar entre dimensiones, pero viajar en solitario les llevar√≠a a una existencia solitaria. El dios de todos los Pok√©mon no siempre puede disfrutar de la compa√Ī√≠a de otras formas de vida que disfrutan los Pok√©mon comunes.

7 Dioses Pokémon tienen que resolver las disputas de los Pokémon legendarios

El dios de todos los Pok√©mon es uno de los √ļnicos que tiene el poder de detener las peleas entre Pok√©mon que alteran la realidad, como Dialga, Palkia y Giratina. Aunque estos tres Pok√©mon residen en dimensiones distintas, los raros momentos en los que sus caminos se cruzan provocan una cat√°strofe. El dios Pok√©mon tendr√≠a que intervenir, ya que conflictos de ese tama√Īo ponen en peligro el universo.

La sola presencia de Arceus en Pokémon: Arceus y la Joya de la Vida hace que el Trío de la Creación entre en contacto y luche por el territorio. Un dios Pokémon tiene la enorme responsabilidad de resolver la violencia que provoca su aparición, quiera o no.

6 El Dios de todos los Pokémon puede ser capturado por los entrenadores

Seg√ļn la l√≥gica de los juegos de Pok√©mon, Arceus es capturable por una Pok√© Ball a pesar de ser un dios. El dios de todos los Pok√©mon puede tener poder sobre la propia creaci√≥n, pero un solo entrenador Pok√©mon con una Master Ball puede acabar con su libertad. Las Pok√© Balls amenazan a los dioses Pok√©mon del mismo modo que los Pok√©mon normales.

Si el dios de todos los Pokémon acaba capturado, no tiene más remedio que hacer lo que su entrenador quiera. En el peor de los casos, un Pokémon dios podría permanecer atrapado dentro de una Poké Ball durante mucho tiempo. Todo su poder sería insuficiente para salvarse de este destino.

5 La creación es una tarea difícil

Arceus es responsable de la creaci√≥n del mundo y de al menos varios Pok√©mon legendarios. Sin embargo, crear algo nuevo supone un gran reto para un Pok√©mon dios. Un Pok√©mon dios requiere mucha creatividad para crear vida, ya que cada forma de vida tiene caracter√≠sticas √ļnicas. Gastar mucho tiempo y energ√≠a para dar forma al mundo forma parte de la vida de un Pok√©mon como Arceus.

La vida es imprevisible y no ofrece ninguna garantía de que todo lo que crea un dios Pokémon vaya a actuar de una manera determinada. El dios de todos los Pokémon puede traer la vida al universo, pero carece de control total sobre la voluntad de los Pokémon.

4 Un Pokémon Dios no siempre puede confiar en otras formas de vida

Un dios Pokémon también se enfrenta a humanos o Pokémon que se aprovechan y traicionan su confianza. En Pokémon: Arceus y la Joya de la Vida, Arceus regala a la ciudad de Michina algunas de sus Placas de Vida para traer prosperidad a la zona. Cuando Arceus vuelve a por las placas de vida, se encuentra con que ha sido traicionado por uno de los líderes de la ciudad.

El dios de todos los Pokémon debe tener cuidado con quién confiar o ayudar con sus poderes. No todos los humanos ni los Pokémon devuelven los actos de bondad cuando es necesario. Tener un poder inmenso significa que otras formas de vida intentan beneficiarse de él.

3 El Universo es un lugar muy grande que cualquiera puede explorar

Arceus es el creador de m√ļltiples mundos y puede viajar entre ellos, pero el universo es dif√≠cil de explorar por completo. Un Pok√©mon dios tiene tanto que ver y hacer que la tarea es abrumadora. Un Pok√©mon de ese nivel de poder tiene suficientes opciones para elegir como para hacer la vida excesivamente compleja.

El mundo Pok√©mon contiene por s√≠ mismo m√ļltiples regiones e innumerables Pok√©mon para que Pok√©mon como Arceus los observe. El dios de todos los Pok√©mon se enfrenta a numerosos a√Īos de vagar por el universo y todo lo que ofrece. Existe una cantidad de tiempo considerable para que un dios Pok√©mon lo llene.

2 Perder las placas de vida significa la muerte

Arceus lleva consigo 16 Placas de Vida que simbolizan la mayoría de los tipos de Pokémon. Como las placas dan a Arceus su fuerza vital, perderlas todas significa la muerte. Arceus también pierde las placas al gastar energía, lo que provoca que Arceus esté a punto de morir en Pokémon: Arceus y la Joya de la Vida. Cualquier batalla importante pone en peligro la vida y la fuerza del dios de todos los Pokémon.

La importancia de las placas las convierte en una de las mayores debilidades del dios Pokémon. Llevar la cuenta de las 16 placas supone un problema con el que el dios de todos los Pokémon debe lidiar. Incluso el dios de todos los Pokémon tiene limitaciones.

1 Los ataques del Dios de todos los Pok√©mon pueden causar da√Īos accidentales

El dios de todos los Pok√©mon tiene suficiente poder para que sus ataques alcancen grandes √°reas. Cuando un Pok√©mon de ese nivel lucha, tiene muchas posibilidades de da√Īar el entorno en el proceso. Un Pok√©mon dios debe estar atento a d√≥nde dirige sus ataques para evitar causar da√Īos involuntarios. Al utilizar movimientos Pok√©mon poderosos, se corre el riesgo de da√Īar a personas o Pok√©mon inocentes que se encuentren en su radio de acci√≥n.

Un dios Pokémon debe comprender el alcance de sus poderes y cómo su uso afecta a los que le rodean. Un error de cálculo puede tener consecuencias mortales que afecten al propio mundo.

Categorías:

¬ŅTe gusta? ¬°Punt√ļalo!

14 votos

Noticias relacionadas