Dragon Ball: 10 personajes que pertenecen a otro anime

Hay muchas series de anime antiguas que siguen siendo una parte importante de la conversaci√≥n moderna, y Dragon Ball de Akira Toriyama sigue consider√°ndose una franquicia ic√≥nica. Parte de lo que ha contribuido a que el anime sea un medio tan vers√°til y atemporal es su capacidad para escoger y tirar de muchos g√©neros diferentes para crear un h√≠brido √ļnico e impredecible. El tono de Dragon Ball cambia gradualmente desde sus or√≠genes m√°s c√≥micos a medida que la serie a√Īade progresivamente personajes que ostentan una fuerza fenomenal.

La serie encuentra su ritmo, y el resultado es un anime basado en la acci√≥n y el suspense que a√ļn tiene tiempo para momentos de frivolidad. Este equilibrio funciona para Dragon Ball, pero todav√≠a hay algunos personajes que han entrado en la serie que sobresalen torpemente y dan la sensaci√≥n de que ser√≠an m√°s apropiados en otras series de anime.

10 Ribrianne se adentra en el género de las chicas mágicas del anime

El Torneo de Poder de Dragon Ball Super trae consigo docenas de nuevos personajes, y dado que muchos de ellos proceden de universos completamente √ļnicos, es l√≥gico que algunos tengan un aspecto radicalmente distinto al habitual en Dragon Ball . Ribrianne procede del Universo 2, un mundo que parece adoptar los tropos de las series de anime de chicas m√°gicas, hasta las elaboradas secuencias de transformaci√≥n. Ribrianne es una figura un tanto controvertida, ya que parece estar fuera de lugar y da la sensaci√≥n de que Dragon Ball se burla de un g√©nero competidor.

9 La rutina de cambio de forma de Oolong y Puar destaca

Hay que reconocer que la serie Dragon Ball de Akira Toriyama es mucho m√°s c√≥mica en sus inicios, y su sensibilidad de acci√≥n no se impone del todo hasta su evoluci√≥n en Dragon Ball Z . Oolong y Puar son algunos de los primeros individuos que Goku conoce en su aventura m√≠stica, y su propia naturaleza est√° dise√Īada para ser m√°s c√≥mica. Oolong y Puar son animales antropom√≥rficos que pueden transformarse en otras personas y objetos. Esto resulta √ļtil durante algunas de las primeras aventuras de Goku, pero con el tiempo parecen cada vez m√°s extra√Īos. Los cambios de forma no son muy frecuentes, as√≠ que estos dos sobresalen.

8 Colmillos El Vampiro Y Los Luchadores De Baba Pertenecen A Un Anime De Terror

Dragon Ball est√° lleno de competiciones creativas a las que Goku y compa√Ī√≠a se ven obligados a participar, ya sea para progresar en sus viajes o simplemente como una forma de demostrar cu√°nto han mejorado. Un torneo especialmente extra√Īo es puesto en marcha por el Adivino Baba. El torneo de Baba utiliza una serie de luchadores que recurren a los Monstruos Universales en busca de inspiraci√≥n.

Hay que vencer a varios monstruos centrados en el terror, pero Fangs el Vampiro es el m√°s destacado. Fangs, y otras figuras como el Hombre Invisible, reflejan sensibilidades completamente diferentes a las que suele explorar Dragon Ball . Es una mirada fascinante a lo sobrenatural.

7 El Rey Galáctico de Dragon Ball Super es un alivio cómico aumentado

Hay un cierto nivel de pintoresquismo al principio de Dragon Ball , cuando figuras como Kami y el Sr. Popo representan la cima de los seres celestiales y los guardianes. Cada vez se introducen m√°s jerarqu√≠as de poder, y Dragon Ball Super se vuelve especialmente indulgente en este sentido. Super juega con un pulpo regio que ostenta el honor de Rey Gal√°ctico. Este personaje pasa a ser en gran medida accesorio, ya que existen seres m√°s importantes como Zeno. Se recurre al Rey Gal√°ctico sobre todo para hacer un poco de humor f√°cil cuando Goku se averg√ľenza de su figura. Sigue siendo extra√Īo y nunca encaja del todo en el mundo.

6 El extra√Īo dise√Īo de los personajes de Chiaotzu nunca resulta natural

Algunos individuos de Dragon Ball son objeto de interminables exposiciones e historias de fondo, mientras que algunas de las figuras m√°s extra√Īas aparecen y desaparecen sin que se les proporcione ning√ļn contexto adicional. Chiaotzu es un luchador que se ve a menudo junto a Tien y, aunque ambos son humanos, el aspecto de Chiaotzu es considerablemente m√°s extra√Īo. El tercer ojo de Tien no es precisamente normal, pero Chiaotzu tiene una estatura muy peque√Īa y casi parece una mu√Īeca antigua que ha cobrado vida. Es una elecci√≥n creativa de dise√Īo de personajes que nunca parece natural, especialmente cuando la presencia de Chiaotzu disminuye.

5 Beerus y el resto de los Dioses de la Destrucción se sienten como si hubieran sido arrancados del tiempo

Dragon Ball Super ampl√≠a el alcance de la franquicia en algunos aspectos importantes, pero uno de los mayores cambios es la introducci√≥n de los Dioses de la Destrucci√≥n y los √Āngeles. Beerus aparece por primera vez como un oponente que desaf√≠a a Goku, para luego convertirse en un mentor reacio y protector del planeta y su correspondiente universo.

El dise√Īo de Beerus recuerda a los gatos sin pelo que eran venerados como dioses en el antiguo Egipto. A Dragon Ball no le faltan criaturas antropom√≥rficas, pero Beerus es una mezcla de austero, intimidante y felino que parece un cambio para la serie.

4 La tercera forma de Frieza es un feo experimento al estilo Giger

Las numerosas transformaciones se han convertido en un elemento b√°sico de la serie Dragon Ball , y cada vez que un nuevo villano supone un reto, se entiende que primero tendr√° que pasar por varias formas hasta alcanzar su verdadero poder. La tercera forma de Frieza es, con mucho, la m√°s extra√Īa y la que recibe menos atenci√≥n. Da la sensaci√≥n de ser una ocurrencia tard√≠a destinada a prolongar el combate en lugar de proporcionar un aumento de fuerza √ļtil. La tercera forma de Frieza se convierte en algo m√°s extra√Īo debido a su aspecto agresivo, que no es diferente al dise√Īo del Xenomorfo de H.R. Giger en Alien.

3 La apariencia demoníaca de Dabura es más adecuada para Devilman

Dragon Ball abarca mucho terreno, y hay tanta muerte que el Otro Mundo que existe más allá de la otra vida se convierte en un lugar que se visita con frecuencia. Dragon Ball muestra el infierno y algunos de los demonios que existen en él, pero siguen pareciendo asépticos y no son precisamente figuras aterradoras. Dabura es una excepción a esto, y da la sensación de que sería mejor que perteneciera a una de las series de Devilman o a algo que estuviera explícitamente en el género de terror. Dabura es el personaje de aspecto más demoníaco de Dragon Ball 's , lo cual es ciertamente llamativo, pero se convierte en una rareza una vez que se ven más demonios.

2 La Fuerza Ginyu y su teatro encajan mejor en una serie Sentai

La Fuerza Ginyu que Frieza recluta para encargarse de las crecientes fuerzas heroicas del Planeta Namek se siente inmediatamente como algo √ļnico, ya que son un cambio de ritmo respecto a los enemigos est√°ndar de Dragon Ball 's . Los cinco miembros de la Fuerza Ginyu tienen poderes √ļnicos y se han ganado una notoria reputaci√≥n. Sin embargo, tambi√©n tienen un don para la marca y el estilo, que se hace evidente en sus repetidas poses y en los aspectos performativos de sus combates. En cierto modo, la Fuerza Ginyu representa a la perfecci√≥n los dos extremos de Dragon Ball 's , pero sigue pareciendo que ser√≠an adversarios m√°s apropiados para los Power Rangers.

1 La energía caótica de Arale Norimaki convierte a Dragon Ball en un anime de broma

Para ser justos, Arale Norimaki es en realidad un personaje de anime que proviene de otra serie de anime, el Doctor Slump de Akira Toriyama, pero ha aparecido varias veces a lo largo de las diferentes series de Dragon Ball . Arale parece una ni√Īa peque√Īa, pero en realidad es un robot incre√≠blemente poderoso y resistente. La aparici√≥n de Arale en Dragon Ball Super abruma por completo a Goku y a Vegeta y los convierte en tontos. Vegeta habla de lo fuera de lugar que est√° Arale y de c√≥mo ha convertido irrespetuosamente a Dragon Ball en un anime de gags. Es una presencia tan externa que el propio anime cambia para adaptarse a su estilo.

Categorías:

¬ŅTe gusta? ¬°Punt√ļalo!

9 votos

Noticias relacionadas