Los chicos: 5 actores que acertaron en sus papeles (y 5 que se quedaron cortos)

Aunque The Boys es considerablemente diferente en su forma televisiva, sus orígenes en el cómic son evidentes a lo largo de la historia. La serie describe, mediante imágenes truculentas y traumas psicológicos, los peligros de dar a un grupo de humanos dominados más libertad que a los que deben salvar.

Hay bastantes personajes memorables en The Boys, cada uno de los cuales es significativo para la trama a su manera. El reparto ha hecho un trabajo increíble a la hora de establecerse, pero hay algunos personajes cuyas representaciones podrían haber sido mejores, ya sea desde el punto de vista emocional o narrativo.

10. Lo clavó: El franchute de Tomer Kapon tiene un gran impacto en la trama

Tomer Capon establece su personaje tanto como un payaso desenfadado como un cuidador íntimo, una mezcla que rara vez se hace tan bien. La gama de intelectos e intereses de Frenchie, desde el robo hasta la repostería, revela que es un hombre de muchas capas.

Es una contradicci√≥n andante, dado que es capaz de enga√Īar a los m√°s perspicaces a pesar de ser uno de los personajes m√°s amables de toda la serie. Cap√≥n convierte a Frenchie en un recadero para todo sin reducir el impacto que tiene en la trama.

9 Se quedó corto: Ashley Barrett, de Colby Minifie, se convierte en una lacaya sin poder

La asistente personal de Madelyn Stillwell, Ashley Barrett, está interpretada por la talentosa Colby Minifie. Su frenético control sobre todos los aspectos del comportamiento de Starlight es la característica más creíble de Ashley: es una máquina de marketing imparable.

Por otra parte, su transformaci√≥n en lacaya impotente de Homelander no tiene mucho sentido en el contexto de su anterior implacabilidad. Sin embargo, hay momentos en los que la preocupaci√≥n por las relaciones p√ļblicas de Minifie brilla con luz propia.

8. Lo ha clavado: La Kimiko de Karen Fukuhara no necesita palabras para expresarse

Nunca es sencillo retratar a personajes que han sufrido intensos traumas, especialmente cuando éstos son tanto físicos como mentales. Kimiko no habla con nadie al principio y reacciona con salvajismo ante la banda, lo que hace que la mayoría de ellos la consideren peligrosa.

Karen Fukuhara consigue mantener la atenci√≥n del p√ļblico sin depender de los di√°logos: el variado conjunto de expresiones en los ojos de Kimiko rara vez necesita traducci√≥n.

7 Se quedó corto: el Stan Edgar de Giancarlo Esposito es un villano demasiado familiar

Los antagonistas de Giancarlo Esposito son siempre aterradores, pero tienden a obedecer a un esquema general de carácter. Su Gus Fring de Breaking Bad es intimidante, no tiene pelos en la lengua y solo coopera con aquellos que entienden exactamente cómo piensa.

Stan Edgar es bastante parecido, especialmente cuando se trata de evitar el contacto con sus subordinados a menos que sea absolutamente necesario. Dicho esto, su autoridad sobre los Siete es evidente e inquebrantable, lo que le convierte en un villano televisivo mucho m√°s amenazador que Homelander.

6. Lo lograron: Chace Crawford en The Deep se desliza sin esfuerzo por las transiciones emocionales

The Deep es un hombre arrogante y egoísta que agrede a Starlight casi desde que se presenta a los Siete. Chace Crawford sigue profundizando en su parodia de Aquaman/Namor, pasando de desvergonzado y agresivo a desesperado y obediente.

El Profundo se ve obligado a abandonar el grupo por su crimen, momento en el que es atrapado por el siniestro culto conocido como la Iglesia del Colectivo. Crawford se desliza por estas transiciones emocionales como si fueran algo natural.

5 Se quedó corto: la estrella de Erin Moriarty tiene tiempo para anclarse

La Annie de Erin Moriarty es reticente y tímida porque cree que la conformidad incondicional es su billete para permanecer en los Siete. Starlight finalmente da un giro completo, convirtiéndose en una rebelde después de presenciar los horrores que tienen lugar dentro de la Torre Vought.

Aunque este cambio de personaje es esencial para el crecimiento personal de Starlight, no hay un v√≠nculo tem√°tico claro entre su yo pasado y su yo futuro. Por suerte, Moriarty a√ļn tiene tiempo para anclar su personaje en su sitio.

4. Lo logramos: La Victoria Neuman de Claudia Doumit impresiona a los espectadores con un mínimo de tiempo en pantalla

Victoria Neuman juega su juego maquiavélico con extrema cautela, ascendiendo a la cima de la jerarquía política sin que nadie se entere de que es una Supe, por no hablar de que es la asesina misteriosa que explota la cabeza en la segunda temporada.

El arco del personaje de Claudia Doumit ni siquiera ha comenzado correctamente, pero causa una impresión rotunda en los espectadores con el poco tiempo que tiene en pantalla. La tercera temporada será probablemente el momento de Victoria para brillar.

3 Se quedó corto: el Hughie Campbell de Jack Quaid es un oso de peluche con ganas de morir

Jack Quaid es un gran actor, pero no exhibe las cualidades de protagonista por las que son famosos sus padres, lo que convierte a su Hughie Campbell en una versión diluida de lo que podría haber sido.

Las fluctuaciones emocionales del personaje son el centro de la historia, pero el encantadoramente bobalicón Hughie de Quaid es incapaz de parecer tan serio como se siente en ocasiones. Por muy surrealista que sea la serie, un oso de peluche con ganas de morir no encaja en ella.

2. Lo clavó: Anthony Starr pasa de héroe a villano sin sudar.

Homelander es, por decirlo suavemente, un desastre: la violencia, la crueldad, la codicia, la confusión, el orgullo, la malicia, el ensimismamiento y la inmadurez se unen para crear la mayor amenaza a la que se ha enfrentado la humanidad.

Al mismo tiempo, la desconcertante interpretación de Anthony Starr asegura que el amor de Homelander por los focos brilla más que su ilimitado potencial para la "maldad" clásica. Este personaje se transforma de héroe a villano y viceversa sin sudar (ni perder su espeluznante sonrisa).

1 Se quedó corto: el Billy Butcher de Karl Urban no es consistente a lo largo de la línea de tiempo

Billy Butcher se ha insensibilizado a la mayoría de las cosas después de que su amada esposa Becca desapareciera en el aire.

Karl Urban inicia el personaje de forma brusca y fr√≠gida, y poco a poco va descongelando a Butcher hasta convertirlo en un hombre semid√°mico al hacer que se relacione con los otros chicos y comience a preocuparse por ellos. Las secuencias de flashback conservan notables rastros de su caracter√≠stico humor negro, que se sienten extra√Īamente fuera de lugar.

Categorías:

¬ŅTe gusta? ¬°Punt√ļalo!

4 votos

Noticias relacionadas