La impactante reacci贸n de un periodista bi贸nico al ver un robot sexual infantil

驴HASTA D脫NDE ESTAMOS DISPUESTOS A PERMITIR?

La impactante reacción de un periodista al ver un robot sexual infantil

Un presentador de la BBC quedó reducido a las lágrimas mientras visitaba una fábrica japonesa que produce en serie robots de juguetes sexuales, incluyendo algunos con cualidades “infantiles". Sí, robots sexuales, juguetes de placer, con cuerpo de niños y niñas. La última perversión prohibida llega de JapónLa impactante reacción de un periodista biónico al ver un robot sexual infantil.

Después de viajar a Japón para aprender más sobre la industria para un documental de BBC titulado Three Sex Robots and Us, James Young visitó una fábrica en un suburbio industrial de Tokio, donde se sorprendió por el tamaño infantil de algunas de sus muñecas ultra realistas.

El presentador visiblemente perturbado rompió a llorar entre lágrimas mientras trataba de mantener una entrevista con el fabricante Hiro Okawa sobre una muñeca particularmente pequeña, quien le dijo que la "edad real" se dejaba a la "imaginación" de los clientes.

Después, el presentador sacudido dijo que ver a una muñeca tan "joven" era "horrible".

'Solo tenía que salir de allí', dijo el presentador de BBC Three, que a duras penas pudo terminar su trabajo.

No existen problemas legales en torno a la propiedad de una muñeca sexual parecida a un niño en Japón, pero el Sr. Okawa reconoció la forma en que podría percibirse, y dijo que el modelo específico no estaba disponible fuera de Japón.

James, un científico biológico que tiene un brazo y una pierna biónicas desde que sufrió heridas devastadoras en un accidente de tren hace seis años, también pudo ver algunos modelos de "sexbots" sin cabeza con los pechos de gran tamaño en pleno proceso de fabricación a manos de un ingeniero.

Además de visitar la fábrica japonesa, James también pasó un tiempo en un burdel en Barcelona donde tenían robots sexuales de alquiler.

Cada muñeca se puede alquilar a una tarifa por hora, y se vestirá de acuerdo con las preferencias de los clientes.

El dueño del burdel le explicó a James que su clientela se beneficia de la libertad sexual

"Lo que pasa es que la muñeca no puede gritar, no dice" no, no puedes hacer eso conmigo ".

'Las chicas reales aquí son humanas y si no quieren hacer una cosa con un cliente, entonces no van a hacer eso. Porque tienen voz, pueden hacer eso ".

Reflexionando sobre la forma en que las muñecas sexuales son producidas en masa y listas para ser 'usadas y abusadas' por los clientes, el presentador admitió que su tiempo explorando la industria lo había dejado desilusionado.

Hemos destrozado nuestro futuro. La impactante reacción de un periodista biónico al ver un robot sexual infantil sería la misma que la nuestra.

驴Te gusta? 隆Punt煤alo!

6 votos

Noticias relacionadas
load