La increíble historia del hombre que pasó 31 años en prisión por error

EL RECLUSO GANÓ UN MILLÓN DE DÓLARES EN COMPENSACIÓN

La increíble historia del hombre que pasó 31 años en prisión por error

Lawrence McKinney de Tennessee recibió una sentencia de cárcel de 31 años por violación y robo, pero ahora se ha convertido en millonario después de que su sentencia fue exonerada. La increíble historia del hombre que pasó 31 años en prisión por error.

McKinney, de 61 años, del condado de Wilson fue totalmente exonerado cuando nuevas pruebas de ADN hicieron que su convicción de robo y violación fuera anulada. Luego tomó el consejo de un abogado para recuperar la suma legal máxima de dinero de 1 millón de dólares por su encarcelamiento injusto. La Junta de Reclamaciones de Tennessee aceptó su solicitud el miércoles.

McKinney fue condenado injustamente en 1978 en Memphis, y su caso finalmente fue anulado en 2009 y puesto en libertad. El abogado de McKinney dijo que le habían entregado 75 dólares cuando fue liberado de la prisión. En una entrevista con los medios en los Estados Unidos, McKinney dijo que había perdido sus 20, 30 y 40 años debido a que lo habían encarcelado injustamente y que nunca recuperaría esa parte de su vida. Continuó diciendo que nunca tuvo la oportunidad de forjarse una vida.

No sería hasta que el Gobernador Bill Haslam exoneró a McKinney, cuando se comenzó a hablar de la compensación y esto ocurrió el pasado 20 de diciembre. El premio se dividió en un pago inicial de 353,000 dólares en honorarios para su abogado, 647,000 de renta mensual que significa que McKinney recibirá 4, 350 dólares al mes de por vida, comenzando el 1 de mayo.

McKinney dijo que había pasado treinta y un años, nueve meses, 18 días y 12 horas tras las rejas cuando era inocente después de que el jurado lo declarara culpable en 1978. Dijo que mientras permanecía en prisión, había perdido toda la fe en el sistema legal pero que había encontrado fe en un libro. McKinney continuó diciendo que las personas deberían amar a Dios con todo su corazón, mente y alma junto con amar a su prójimo como a sí mismos. Su fe en Dios dio sus frutos cuando se convirtió en un hombre libre.

McKinney se casó con una mujer con la que había sido amigo por correspondencia durante muchos años, y es voluntario en la Iglesia Bautista Emmanuel. Dijo que sí encontró amor junto con un propósito en la vida, pero hay muchas cosas que nunca podría recuperar.

Esta es la increíble historia del hombre que pasó 31 años en prisión por error.

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

20 votos

Noticias relacionadas
load