Las peores películas de Steven Spielberg, ¿Ready Player One una de ellas?

EL REY MIDAS NO ES INFALIBLE
07 Marzo 2018 2:11 · Kiko Vega
Categorias:

Artículos

,

Cine

,

Noticias

.

Las peores películas de Steven Spielberg, ¿Ready Player One una de ellas?

Antes de nada, una aclaración: esto trata sobre las peores películas de Steven Spielberg, pero no sobre malas películas o mal cine. Spielberg no tiene película mala, solo algún tropiezo creativo que, comparado con el grueso de su obra, no tiene razón de ser. 

Él es su mayor enemigo, y si encadena una racha de cine prodigioso y de repente muestra una obra menor, esta se amplifica. A finales de mes llegará a las pantallas del mundo su esperada adaptación de la obra cumbre de la literatura pop, y mientras unos están convencidos de su éxito, nosotros nos planteamos alguna duda, sobre todo viendo alguna de las recientes obras de un director que necesita volver a divertirse.

Más de una treintena de largometrajes, telefilms, colaboraciones y un no parar de producciones amparan la carrera del que puede ser el director de cine definitivo, más influyente e importante de todos los tiempos.

Sí, ya sabemos que Ford, Hitchcock o Truffaut estaban antes, pero el cine es cine y las salas son salas gracias a Steven Spielberg. El maestro tiene tantas obras maestras inolvidables que, bueno, poco importa si recordamos sus obras menos redondas. Estas son las peores películas de Steven Spielberg, ¿Ready Player One una de ellas?

Always

Aquí estaremos todos de acuerdo. Spielberg venía de una intensa tercera entrega de Indiana Jones, que en realidad sería la peor de la saga de no ser por la que vino después), y se permitió el lujo de rodar un remake de Dos en el cielo, con Richard Dreyfuss, Holly Hunter, John Goodman, Brad Johnson y el último papel de la eterna Audrey Hepburn. Ni siquiera ese reparto logró salvar la que es, con diferencia, la peor película de Spielberg. Posiblemente la única mala película de su extensa filmografía. Una película que no importaba a nadie hace treinta años y que sigue así hoy día. 

The Twilight Zone

Su segmento para la fatídica película conjunta (pregúntale a John Landis) que llevaba la mítica serie al cine era una declaración de sus peores intenciones: si Spielberg se empeña en rodar la historia más ñoña y vetusta, aburrida y rancia que se pueda rodar, lo hará. En una película donde George Miller o Joe Dante brillaban y vibraban, su episodio era casi una cura de sueño.

Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal

CGI por un tubo, héroes viejos y cansados y la poca energía disponible, malgastada a lo loco en un prólogo que prometía diversión a raudales pero que en realidad era una declaración de intenciones: “chicos, esto es todo lo que os podemos ofrecer”.

1941

Un fracaso más o menos merecido. La megalomanía que devoró a otros (pregúntale a John Landis) pudo destruir la carrera de un tío que venía de rodar consecutivamente dos obras maestras totales como Tiburón y Encuentros en la tercera fase. Afortunadamente para el mundo, supo pararse a pensar y encadenar otras dos obras de referencia: En busca del arca perdida y E.T.

El mundo perdido: Jurassic Park

Algo va mal si ya con 18 años nos aburrimos en la sala de cine. La secuela de Parque Jurásico es un desastre narrativo y emocional donde nada está en su sitio. Las piezas están, pero el puzzle está mal construido.

Hook

El pobre Robbin Williams fue el que mejor se lo pasó aquí, porque el espectador y el resto del reparto no parecen estar demasiado convencidos de lo que están haciendo. La visión de Peter Pan por Steven Spielberg se perdía entre paja y grasa, sin pararse a contar una historia de una manera más eficaz. Si no es su película más fea, poco faltará.

Mi amigo el gigante

Una película que, por qué no, podría necesitar a un director menos anclado en el clasicismo y un referente temible y preocupante para la película que está por llegar, la esperada Ready Player One.

La guerra de los mundos

A pesar de tener alguno de los momentos definitivos del género durante esa década, la adaptación de Spielberg se atrofiaba a partir del ecuador, terminando en un indigesto pastiche genérico alejado de la majestuosidad esperada.

War Horse

Otro trabajo exquisito pero que, no dejaba de ser algo más pensado para los escenarios. Un ejemplo perfecto de trabajo resultón que no era más que una obra menor de un maestro.

El puente de los espías

La película, muy bien ejecutada, llegaba con la alerta ámbar y la necesidad de volver a diferenciar las grandes pelis de Spielberg de las normalitas.

Es el momento de volver a divertirse todos juntos, ¿será la elegida Ready PlayerOne?

Ranking

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

10 votos


Noticias relacionadas