Feliz San Valentín: las mejores comedias románticas… de terror

EL AMOR CON SANGRE (FALSA) ES MEJOR

Feliz San Valentín: las mejores comedias románticas… de terror

Hoy es el día del amor. Hoy, a lo mejor, alguien te ha despertado con café y tostadas. Fresas, tal vez. Y algún regalito, por qué no. Hoy es San Valentín, uno de los negocios más redondos del ser humano y una ocasión ideal para ver una película junto a la persona que más quieres. Eso sí, nadie ha dicho que deba ser una película romántica. O sí, bueno, por qué no. Puede ser una comedia si incluye una buena dosis de sangre. Estas son nuestras recomendaciones para pasar un San Valentín sangriento.

Shaun of the dead

Lo bueno (o lo malo) de una película como Shaun of the dead es que puedes incluirla en cualquier lista que se te ocurra. Comedia, terror, humor inglés, zombies… en cualquier lista de cualquier tipo. Pero principalmente, como su eslogan rezaba, se trata de una comedia romántica. Con zombies.

Tucker & Dale contra el mal

Como pasa el tiempo, dios mío. Parece que fue ayer cuando descubrimos esta locura redneck que contaba la historia de amor no tan imposible entre una rubia explosiva y un paleto de pueblo Deliverance style. 

Noche de miedo

Un clásico. Una obra maestra. Probablemente la mejor película de jóvenes rodeados por vampiros de todos los tiempos con permiso de Jóvenes Ocultos. Un chaval, un vecino sospechoso, un hombre lobo y una vieja leyenda de la televisión haciendo frente a las fuerzas del mal. Y una novia en apuros, por supuesto.

Dellamorte Dellamore

Ha pasado un cuarto de siglo desde que Michele Soavi adaptase a Tiziano Sclavi en su mejor trabajo en la gran pantalla. ¿Recuerdas Dylan Dog? Pues esto no tiene nada que ver. Extraordinaria ambientación, atmósfera y unos intérpretes de primera. La verdadera heredera del Evil Dead original.

Déjame entrar

Como Tomas Alfredson está castigado sin postres por su último despropósito, alabaremos la estupeda versión auspiciada por Hammer Films. Déjame entrar supo trasladar la fría ambientación nórdica con un toque más creepy y grasiento a la altura de la casa a la que pertenece y los tiempos que corrían.

Drácula

Hay tantas versiones de la leyenda de Bram Stoker que si tenemos que elegir una para San Valentín obviaríamos la versión de Coppola y nos centraríamos en la divertida visión de John Badham. Es tan, tan divertida, que a ratos parece italiana y a ratos parece 100% británica, cuando sólo lo es en un 50%

Espléndido trabajo de actores disfrutando del juego, corriendo, gritando, viviendo y matando.

Obra maestra con un Drácula más pecholápida que nunca.

Irrepetible, claro

La mosca

La historia de amor más desagradable que se pudo ver en un cine. La nueva carne, por debajo, estaba muy podrida.

Spring

Aaron Moorhead y Justin Benson, que están de gira con la estupenda The Endless, hicieron una pausa en el camino de la perdición personal con una historia de amor como pocas se recuerdan. Preciosista, puramente Lovecraftiana y de un gusto exquisito.

Only lovers left alive

La empollona de la clase de cine vampírico. Una gozada que se sabe tan lista que nunca sabes si te está tomando el pelo o va en serio. Me encanta que un puto vampiro odie las ñapas de electricista chapuzas casi más que a su maldita cuñada.

Una fiesta del artisteo honrado.

La forma del agua

La mujer de la limpieza y el monstruo. Sentido (del género) y sensibilidad. Un triunfo de Guillermo del Toro.

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

17 votos

Noticias relacionadas