Mark Hamill víctima de los haters de Star Wars: Los Últimos Jedi

LA GUERRA CONTRA STAR WARS SALPICA A MARK HAMILL

 Mark Hamill víctima de los haters de Star Wars: Los Últimos Jedi

Continua el asedio del actor de Luke Skywalker, Mark Hamill la víctima de los haters de Star Wars: Los Últimos Jedi

Ser la estrella protagonista de una de las sagas de películas más taquilleras de la historia es algo que a priori uno podría pensar abre muchas puertas. Sin embargo, la trayectoria de películas de Mark Hamill demostraron de forma bastante amarga como el encasillamiento y el ligar de forma demasiado estrecha a un actor con un personaje puede hacer más daño que bien a la carrera de un actor. Tanto, que desde El Retorno del Jedi hasta la actualidad no es que la carrera del actor protagonista de Star Wars se haya prodigado demasiado en imagen real, siendo su contribución como voz del Joker en Batman: The Animated Series por lo que más se le recuerda fuera de La Guerra de las Galaxias.

Durante los años que siguieron a la trilogía original, no han sido pocas las críticas a Star Wars que se han cebado en su persona, tachándolo de actor mediocre, vieja gloria o juguete roto en el mejor de los casos. Tanto, que su regreso en la nueva trilogía de Star Wars podía considerarse prácticamente una última oportunidad para revivir su carrarera y con suerte, mucha suerte, que supusiera para Mark Hamill lo mismo que Pulp Fiction fue para John Travolta o Iron Man para Robert Downey Jr. Y de hecho así podría haber sido.

Mark Hamill víctima de los haters de Star Wars: Los Últimos Jedi

El papel de Mark Hamill en Star Wars: Los Últimos Jedi es tan impresionante, que podría haber cerrado las bocas de tantos detractores como oportunidades se le habrían vuelto con la película que eleva al nivel de leyenda a su personaje en la nueva trilogía de La Guerra de las Galaxias. El equivalente a El Regreso del Caballero Oscuro de Frank Miller en Star Wars como nos gusta llamarlo en nuestra redacción.

Por desgracia una indiscrección parece condenada a hacer que el gran regreso triunfal de Mark Hamill se convierta en su peor pesadilla. Una indiscrección que no pretendía ser más que una inocente anécdota con la que compartir con sus fans sus dudas durante el rodaje, pero que ha terminado siendo retorcida por el movimiento encabezado por los haters contra Star Wars: Los Últimos Jedi para usarlo como pancarta de su cruzada contra la cinta.

Mark Hamill víctima de los haters de Star Wars: Los Últimos Jedi

Y es que aunque nunca falla y desde El Imperio Contraataca hasta la actualidad aparece un grupo de haters clamando que es “la peor película de Star Wars”, en este caso lo llamativo es que no han sido pocos los que se han escudado en las palabras del actor, quien durante una entrevista manifestó sus dudas iniciales frente a la propuesta argumental de Rian Johnson. Fácil de entender si tenemos en cuenta los riesgos narrativos tomados por el director de Looper con la nueva película de Star Wars, o la vuelta de tuerca que ha querido darle a Luke Skywalker en Star Wars con una historia que se podría resumir con aquel “¿Para que nos caemos? Para podernos levantar”.

Fácil aun más si tenemos en cuenta que es algo normal en cualquier producción. Klaus Kinski y Wener Herzog discrepaban tanto que llegaron a odiarse a muerte peleándose durante el rodaje, y aun así dieron pie maravillas como Fitzcarraldo. Las discrepancias entre director y actor son tan habituales que hasta Quentin Tarantino y Leonardo DiCaprio llegaron a las manos durante la galardonada Django Desencadenado. Entonces, ¿por qué de repente hay fans de Star Wars a los que esto le parece inadmisible?

¿Quedándose con la parte de las entrevistas que les conviene?

Sin embargo, lo realmente grave no es esto. Lo grave es que estos detractores, haters de Star Wars Los Últimos Jedi o como queráis llamar a la parte del fandom que no solo no les ha gustado la película sino que ha emprendido una cruzada personal contra ella han tergiversado por completo las palabras de la entrevista original a Mark Hamill. En ella, Mark Hamill exponía que era incapaz de ver a Luke Skywalker en aquel personaje que Rian Johnson había escrito, hasta el punto de que para interpretarlo tuvo que autoconvencerse que en realidad estaba interpretando a “Jake Skywalker”. Pero lo que todo el mundo parece eludir convenientemente es cualquier mención a que Hamill remató dicha entrevista afirmando que cuando vio finalmente la película se dio cuenta de que estaba equivocado, entendiendo finalmente que es lo que pretendía hacer Johnson con el personaje.

A los enemigos de Los Últimos Jedi eso les dio igual, quedándose con la parte inicial de la anecdota de Hamill para usar las palabras del actor como ariete contra el estudio. “Los Últimos Jedi es tan mala que hasta Luke Skywalker está en su contra” comenzó a leerse en la red. Esto, unido al ruido generado en redes sociales contra la película hizo que lo que podía haber quedado en un simple acto de malicia intencionada a costa de las palabras del actor se convirtiera en un ruidoso movimiento, empañando las primeras semanas de Star Wars: Los Últimos Jedi en taquilla.

Una de las entrevistas originales

Y aunque ni la recaudación ni la consideración de la nueva película de Star Wars parece haber padecido de forma irrecuperable, si lo suficiente como para que el actor haya terminado mostrando su malestar frente a todo el movimiento que se ha originado a costa de lo que no pretendía ser otra cosa que un inocente anécdota de rodaje. Y aquí es cuando se complica todavía más la situación, ya que seguramente consciente de que podría ser el principal afectado por esta polémica en caso de que Disney Company se lo pensase dos veces antes de recurrir a él en Episodio IX o que pudiera quedar marcado como un bocazas indeseable con capacidad para perjudicar los proyectos en los que participa a ojos de otros estudios, Mark Hamill hizo público su malestar frente a la histeria que se había producido frente a una opinión sincera que fue deformada por medios y haters de la nueva entraga, y que ahora se arrepiente de haber dado.

¿Resultado? Ahora buena parte de estos detractores parecen haber decidido seguir quedándose con las medias verdades, acusándole de vendido y de estar cambiando de opinión porque Disney le ha pagado para ello, cuando no solo no ha expresado de haberla cambiado de parecer de ninguna forma (empezando porque esta nunca fue en contra), sino que lo único que ha llegado a decir es que se arrepiente de haberlo hecho.

Lamentando como han usado su opinión en su contra

Aun así, esto ha sido suficiente para unos enfurecidos aficionados que ahora lo consideran traidor para una causa que no es otra que la de validar su odio contra la película, llegando incluso a proclamar que Luke Skywalker esta muerto para ellos solo por no apoyar esa fantasía grupal que ha intentado convertir a Mark Hamill en el paladín de la cruzada contra Star Wars: Los Últimos Jedi.

Así de delirante es esta era de la postverdad en la que las redes todo lo deforman, y las causas tendenciosas pueden acabar provocando que la imagen de Mark Hamill quede irremediablemente manchada. Desde nuestra parte solo podemos desearle lo mejor al mítico actor de Luke Skywalker y Joker para que esta nueva trilogía suponga el renacer que se merece, y evitar que se convierta Mark Hamill en víctima de los haters de Star Wars: Los Últimos Jedi. Porque si alguien no merece verse salpicado por esta polémica, desde luego es él.

 

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

14 votos

Noticias relacionadas