Las 13 mejores películas de terror de 2017

GRAN A√ĎO PARA EL TERROR
05 Diciembre 2017 12:09 · Kiko Vega

Las 13 mejores películas de terror de 2017

Los títulos que hemos elegido superan los mil millones de dólares de recaudación, y teniendo en cuenta que solamente uno de los títulos es de presupuesto AAA (las pelis de Aronofsky y Verbinski costaron 30 y 40 millones cada una, como IT), podríamos decir que ha sido un año extraordinario para el cine de terror. Veamos por qué.

La cura del bienestar

Una historia de terror extremadamente incómoda y adulta que arranca como Drácula hasta hacer una parada en un corredor sin retorno. Y justo cuando crees que Gore Verbinski ha decidido hacer una película pequeña, clásica y sin aspavientos, llega la segunda de las dos horas y media de duración.

Una obra maestra que sangra y nos trae de vuelta una serie de patrones y costumbres largo tiempo olvidadas. Entre nosotros, el House of Usher del nuevo milenio.

Get Out

Un festival de cine de género condensado en cien minutos. Siempre me gusta decir que las mejores pelis de horror son aquellas que, en el fondo,  son dramas tan jodidos que terminan siendo terrores. Bien, Get Out lo consigue justo de la forma opuesta: es imposible salir de una de las historias más locas, terroríficas y malignas del cine reciente sin una sonrisa en la cara. Bravo, yo no quiero salir jamás de ahí.

Split

El rey de los giros deja la tuerca pasada de rosca más loca de su carrera con la peli más sencilla y, al mismo tiempo, la más complicada.
Una cosa os voy a decir: si te fijas bien, todo está ahí.

Personal Shopper

Al principio te ríes porque te parece ridículo. Luego te da miedo y al final aplaudes sus aires de eurothriller de la hostia. Sí, casi como una de Brian De Palma. Personal Fatale.

El sacrificio de un ciervo sagrado

El sacrificio de un ciervo sagrado es una comedia. El sacrificio de un ciervo sagrado es una película de terror.

Hay unos actores muy profesionales y entregados a la broma.

El sacrificio de un ciervo sagrado es la nueva película de Yorgos Lanthimos.

It

El regreso de Pennywise resulta una peli excelente si obviamos unos pocos detalles, como que ahora mismo nos aterre más Twin Peaks o que los chicos vivan en los estudios estudios Warner.

En serio, entre Gremlins, Bitelchús, Arma Letal 2, Batman o Pesadilla en Elm St 5 me costó concentrarme mientras divagaba qué películas de otras productoras competían por la popularidad teen de entonces. Tampoco me parece que sus años 80 estén demasiado elaborados, y echo de menos los asegurados vacíos de un guión que debe seguir avanzando en fotogramas y no en letra pequeña.

Por lo demás, me quito el sombrero ante su valiente apuesta por el horror juvenil emocionante y sangriento. Una peli de niños que tus hijos no verán hasta tener unos cuantos años más que los protagonistas. Y eso es señal de trabajo bien hecho.

Verónica

Que durante el año del décimo aniversario de [REC] sus dos directores estrenen largometrajes de género, es motivo de alegría. Mientras Balagueró necesita recuperar el pulso tras los desastres de [REC] 4: Apocalipsis y Musa, Paco Plaza, que había empezado a destacar con Cuento de Navidad y no con sus dos primeras pelis, ha ido comiendo el terreno a base de bocados feroces. Divertidos a veces, pero dolorosos siempre.

Y el dolor está muy presente en Verónica, una peli que nos suena a todos, que nos hiela la sangre y nos rompe el corazón.

La narrativa vallecana solo desentona en la secuencia de la fiesta en casa, menos creíble que el aterrador fenómeno que sucedió en el número 8 de Gabriel Núñez (AKA Luís Marín) o incluso que la monja ciega, más gratuita si cabe que la Hermana Dolera. Poco importan esos detallitos cuando el terror en estado puro se desata durante buena parte del metraje.

Imperfecta, entrañable, con un reparto de chiquillos que hay que ver para creer, Verónica es la primera película española que da miedo de verdad de los últimos diez años. Sí, desde aquella otra.

Mother!

Darren Aronofsky se ha cagado en el convento, desde el púlpito, sobre todos nosotros. Su última película tiene unos cuantos valores que la hacen muy atractiva y que también, con toda seguridad, la convertirán en la película más odiada de los últimos años.

The Void

En esta vida no se puede tener todo, pero al menos puedes llenar tu casa con todos los carteles de esta pequeña película que se deja hasta el último centavo canadiense en mugre, látex y viscosidad.

La película no es perfecta porque si llega a serlo, con todo lo que tiene orbitando alrededor, estaríamos ante la película de horror más importante de la historia del cine, así que conformémonos con el brillante homenaje a todos los miedos cósmicos que se suceden uno tras otro durante sus ajustados noventa minutos y nunca, nunca, demos la espalda a productos tan carismáticos.

Better Watch Out

Cuento de navidad + Solo en casa + los problemas de la vida de hoy = mejor no puede ser.

A Ghost Story

Entre los descartes que nunca se emiten de Gran Hermano y el remake de Ghost para fans de las cafeterías de diseño, consigue emocionar contando una historia más grande que la vida.

Y que la muerte.

A Dark Song

Es pura maldad, pero si Aleister Crowley levantara la cabeza no os perdonaría ese desenlace.

Prevenge

Alice Lowe ha aprendido junto a Ben Whitley tan bien como Macon Blair con Saulnier. Hija de puta: la película, es un sobrecogedor desparrame de humor negro, humildad y ganas de pasar un rato maléfico. Enhorabuena, Alice.

¬ŅTe gusta? ¬°Punt√ļalo!

9 votos

Ranking
Noticias relacionadas
Noticias en portada
AGENDA
Redd Kross
Madrid, Alicante, Valencia, León, Vitoria
05-12-17
ticket
Los Planetas
Madrid, Barcelona
07-12-17
ticket