10 cosas que Warner debe cambiar para salvar el DCU

Y LO ANTES POSIBLE

10 cosas que tendría que cambiar Warner para salvar el DCU

Liga de la Justicia está en un momento clave para el futuro de DC y Warner.

Con 300 millones de dólares en una semana (aunque dos tercios son del extranjero, casi uno enteramente de China), aún hay tiempo para la esperanza. Justice League necesita hasta el último centavo posible para no ser uno de los fracasos más graves de la industria del cine de superhéroes.

 

Un asunto de dinero.

Las estimaciones más pesimistas calculan que la película de Zack Snyder necesita recaudar aproximadamente 900 millones de dólares para obtener beneficios, pero se dan de bruces con las que afirman que a partir de 650 millones dólares las cuentas empezarían a salir.

Pero todo eso es muy cutre, es como esperar al día antes del examen para estudiar. Con un trabajo previo bien hecho, el dinero llegará.

 10 cosas que Warner debe cambiar para salvar el DCU

Gente ilusionada por la viñeta

Probablemente la gran diferencia con el rival marvelita. Donde uno imagina en Marvel a gente leyendo cómics (de Marvel, de DC, de Image, de TODO), en Warner solo somos capaces de visualizar a ejecutivos agresivos intolerantes al gluten (eso dicen ellos) con preocupaciones mucho más personales y pasatiempos terrenales: palos de golf, licores caros y cestas de la compra como las de Manolo Sanchís. Si ocupamos los despachos de gente apasionada por el cómic, empezaremos a tener cosas interesantes que contar.

 

Tratar bien el producto

Eso que escuchamos tantas veces en los concursos de cocina o en el mercado, debe aplicarse aquí: Superman, Batman, The Flash o Green Lantern no son comida rápida, no son muñecos que despachar con calidades ínfimas para obtener el máximo beneficio. Son personajes históricos que merecen todo el respeto del mundo, empezando por su propia casa.

 

Superman

Sí, cuando no son problemas de derechos son trabas creativas, pero el hombre de acero estuvo 20 años en el limbo entre Superman IV y el desastre de Bryan Singer. Entre medias, locuras que implicaron a Nicolas Cage, Tim Burton o Kevin Smith que (afortunadamente) nunca llegaron a nada. Man of Steel no es la película que necesitábamos del personaje, pero amasó unos millones que demostraban las ganas que el público tenía del personaje de Jerry Siegel y Joe Shuster. En Liga de la Justicia, la tercera película del actual Superman, el carácter del personaje empieza a ser el que debería.

10 cosas que tendría que cambiar Warner para salvar el DCU

El director no debe ser la estrella

Incluso Marvel se equivocó con eso cuando intentó que el brillante Edgar Wright debía comandar el proyecto del hombre hormiga. Directores de perfil bajo con ganas de destacar y aportar ilusión, nada de autores que luego pasa lo que pasa. Los autores que hagan los prestigios, como Watchmen, 300 o Sin City.

 

Saber parar a tiempo

Seamos sensatos: ¿qué es lo único que ha salido bien en DC últimamente? Sí, Wonder Woman. Dejemos a Gadot ahí, paremos el resto. Ben Affleck no quiere ser Batman, Aquaman tiene su peli el año que viene y no tenemos más. De acuerdo, ocúpate de dar a Barry Allen el proyecto que merece y coloca el anillo en un dedo con carisma. No es comenzar del todo. Provoca hype. ¿Todavía está disponible George Miller?

 

Stop arañas

Kevin Smith lo dijo en su día y todavía no han aprendido esa lección: NO QUEREMOS JODIDAS ARAÑAS ROBÓTICAS GIGANTES.

10 cosas que tendría que cambiar Warner para salvar el DCU

La importancia de la música

Todas las bandas sonoras de DC suenan como un elefante cayendo constantemente en una tienda de instrumentos musicales. ¿Y si empezamos a aportar el color que necesitan desde las partituras? Fichar a Danny Elfman parecía un acierto, pero el compositor demuestra estar sin ideas. Como los que vienen a continuación.

 

Un buen guión es la clave

Ni siquiera necesitas tener a 120 personas detrás de las letras, ni mucho menos al jefe de cada departamento. El ejemplo de James Gunn es el mejor que se me ocurre ahora mismo: un tío solo haciendo lo que le gusta… y lo que nos gusta.

 

Color

Pero no el horrible tono ibicenco del final de JL, no. Queremos escenas de día, mañanas soleadas, acción en la ciudad… ¿por qué la acción en DC siempre pasa en un polígono industrial? No queremos personajes jodidos. Queremos que Flash y Superman echen carreras y Aquaman cometa torpezas de tío rudo. El epílogo de Liga de la Justicia o la secuencia del cementerio, con dos chavales hablando como lo harían dos chavales, demuestra que aún no es tarde.

Sí, no hay que ser un lince para darse cuenta de que todo esto se soluciona con un buen puñado de dimisiones de la cúpula, ¿verdad?

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

7 votos

Noticias relacionadas
load