Diez razones por las que Liga de la Justicia es un fracaso

PODRÍAN SER MÁS, PERO SEAMOS PRUDENTES

Diez razones por las que Liga de la Justicia es un fracaso

Liga de la Justicia ha salvado el escollo de su primer fin de semana con la ayuda de la taquilla china.

Los 96 millones de recaudación en Estados Unidos se quedan lejos de los 120 de Thor: Ragnarok y más lejos aún de la anterior aventura de Batman v Superman, que hizo 160. Según el último informe de Forbes, la película generará pérdidas de entre 50 y 100 millones de dólares.

¿Por qué no ha funcionado la película que debería salvar el Universo DC?

 

1.  Estéticamente es desagradable y su formato no ayuda a mejorar la estética

Snyder quedó muy contento con la experiencia IMAX  de Batman V Superman, así que ahora ha rodado toda la película en 1:85. Así que es normal que no llene la pantalla del cine donde la veas y que parezca una tele de tubo gigante. Vamos, que está rodada para que la veas en IMAX y pagues mucho más dinero por la entrada. Y la estética no acompaña. La ausencia de luz y color se llena de tonos fucsia que hacen que el recuerdo de Avatar no sea tan desagradable.

 

2.  ¿Quién es el público para esta película?

Al contrario que la anterior película del director, enfocada a un público adulto dispuesto a soportar una crepuscular historia de gente poderosa hablando en tonos grises, Liga de la Justicia  está a medio camino de cualquier target. Demasiado infantil para el público adulto, que creerá estar ante uno de esos cómics que regalan por un menú familiar en un restaurante de comida rápida; Justice League es demasiado aburrida para el los más pequeños: la interminable palabrería del equipo puede hacerse más amena para ellos, porque ellos se entretienen con los trajes de los personajes.

 

3.  Sin confianza en el marketing

Si hay algo que supere las pocas ganas que tiene Ben Affleck de estar embutido en un traje de Batman es la desgana de las entrevistas del reparto. Aunque probablemente no se trate de desgana, es más el no creerse nada de lo que están vendiendo.

 

4.  Horribles decisiones musicales

Que Danny Elfman se plagie a sí mismo es lo de menos: el verdadero delito es una selección musical insoportable donde la versión del Everybody Knows de Leonard Cohen que abre la película o la infame recreación de lo que puede ser una de las peores canciones de los Beatles para echar el cierre.

 

5.  Dos visiones de dos creadores completamente opuestos

Por más que nos pese, Joss Whedon perdió la magia en la aburrida y sosa secuela de Los Vengadores y Zack Snyder sigue intentando regresar a los gloriosos días de Watchmen o Amanecer de los muertos. Cada uno va a lo suyo, pero ninguno atraviesa su mejor momento, lo que impide que la magia fluya.

 

Diez razones por las que Liga de la Justicia es un fracaso

 

6.  ¿Presentaciones? Adonde vamos no necesitamos presentaciones

Damos por hecho que lo que se veía en BvS era la presentación de los personajes. Ya luego se harán las pelis de los personajes si eso. Cyborg llegó casi tan rápido como Flash: DC necesitaba un chico negro. No sería una mala decisión si además de las prisas también hubieran escrito algo decente para él. ¿Steppen qué? Familia rusa

 

7.  Cero sorpresas, cero riesgo: todo previsible

Aquí tenemos que romper una lanza a favor de la película, porque El Despertar de la Fuerza era aún más previsible que esta. Eso no la excluye del tedio, pero ahí están las dos.

 

8.  La desgana de unos actores que no quieren estar ahí

Ben Affleck se quiere ir y lo sabe. Wonder Woman se siente culpable por petarlo, Aquaman por tener una peli en camino, Flash por no tener proyecto de momento y Cyborg por no tenerlo jamás. Además, Superman está rayado con el bigote. Nada, que todo va mal en la cueva.

 

9.  Falta una hora, ya está bien de dosificar

Una hora de metraje, en serio. Si BvS presentaba una edición extendida sobresaliente, es de suponer que aquí pasará lo mismo. ¡Es que es posible que Darkseid esté filmado y se lo hayan guardado! ¡No hay que guardarse nada, por dios!

 

10. Personajes de relleno

Lois, Martha, Gordon, Alfred… si se descuidan, sale el Jimmy Olsen de las películas antiguas haciendo cameos más tiempo que estos personajes fijos. Pero lo más importante: ¿¿¿Quién demonios es esa familia rusa y a quién demonios le importa lo que les pase???

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

15 votos

Noticias relacionadas
load