Crítica de 'Mindhunter', mirando a la cara del abismo

DAVID FINCHER REVOLUCIONA NETFLIX CON MINDHUNTER

 

Crítica de 'Mindhunter', mirando a la cara del abismo

Nos adentramos en la mente del asesino con nuestra crítica de 'Mindhunter', la nueva serie Netflix de Joe Penhall y David Fincher

Procedimental. Formato consistente en la resolución de un caso por episodio, así como uno de los principales pilares de la narración televisiva. Ya se tratase de una serie de acción, comedia de situación, drama hospitalario o centrada en la investigación policial, seguro que a todos se nos ocurren incontables ejemplos. Entre algunos del presente siglo, series de éxito tan multitudinario como 'CSI' y sus incontables derivados, 'House MD' o 'Sherlock'. Sin embargo, es también un formato que a lo largo de los últimos años ha venido experimentando un declive a favor de propuestas con un carácter mucho más marcado de historia río, gracias a hits televisivos como 'Battlestar Galactica', 'Perdidos', 'Juego de Tronos' y prácticamente toda la producción actual de canales como Netflix y HBO.

Concebida por el guionista de 'Blue / Orange' y 'La Carretera' Joe Penhall -y con la colaboración del mismísimo director de 'Se7en', 'El Club de la Lucha' o 'Perdida' David Fincher al frente de cuatro de los diez episodios-, 'Mindhunter' nace con la intención de trasladar a la pantalla los primeros días de la investigación criminal en torno a lo que hoy conocemos como “asesinos en serie”, así como los delitos truculentos de difícil solución. Centrada en un equipo de investigadores del FBI que -en un tiempo en el que ni siquiera existían aun conceptos como el de “serial killer”, ni se planteaban la posibilidad de estudiar a los criminales encarcelados para investigar otros casos- comenzaron a usar herramientas como la psicología y los estudios sociológicos, como medio para abordar crímenes particularmente violentos y aleatorios, frente a los que los métodos tradicionales poco podían hacer.

 Crítica de 'Mindhunter', mirando a la cara del abismo

Y aunque a lo largo de la primera temporada de 'Mindhunter' vemos como el equipo de protagonistas interpretado por Jonathan Gross ('El Francotirador', 'Frozen'), Holt McCallany ('El Club de la Lucha', 'Sully') y Anna Torv ('Fringe') abordar diferentes casos, la serie es lo que podríamos definir como un “anti-procedimental”. No solo es ya que haya casos que se extiendan más que otros a través de varios episodios o que reaparezcan de forma intermitente a lo largo de la serie. Los hay que quedan medio resolver dejando en el aire cuestiones más difíciles de las que había en un principio, que pese a resolverse acaban chocando con cuestiones judiciales o políticosociales que impiden tener una sensación de resolución u ocasiones en la que es la mala praxis de unos protagonistas que se adentran en terreno incierto lo que termina complicando la situación. Eso, si es que llegan a resolver realmente algo o llegan a ser conscientes del mal que está teniendo lugar delante de sus narices.

Todo ello mientras vemos como convergen varias tramas paralelas, a la par que los protagonistas entrevistan en sus prisiones a algunos de los asesinos en serie más peligrosos de la América de los setenta. Profundizando en los horrores de sus psiques al mismo tiempo que los espectadores somos testigos de las diferentes pautas, convicciones y modus operandi de cada uno de ellos, 'Mindhunter' se centra más cicatrices y escaras que supone este viaje por la cara más oscura de los Estados Unidos, que en cualquier tipo de idealización romántica de los asesinos en serie o los investigadores que se encargan de su captura.

  Crítica de 'Mindhunter', mirando a la cara del abismo

Tomando como base los escritos del agente John E. Douglas en los que relataba como se forjó la metodología con la que hacer frente a los Charles Manson, John Wayne Gacy, Ted Bundy y Jeffrey Dahmmer de nuestra Historia, en un complejo proceso de ensayo y error. Con un estilo sobrio y centrado casi enteramente en la tensión de los encuentros dialécticos con sospechos, testigos, otros agentes de la ley y los propios asesinos a los que estudian, la serie está más cerca a obras como 'From Hell' de Alan Moore, 'La Isla Mínima' o la propia 'Zodiac' de David Fincher, que a obras más arquetípicas al estilo de 'El Silencio de los Corderos' o las novelas de Agatha Christie y Conan Doyle.

Llevando el género un paso más allá, ver como los protagonistas se ven afectados por los diferentes horrores a los que tienen que hacer frente -cambiando capítulo a capítulo, merced de sus propios miedos, ambiciones y demonios- lo que de verdad eleva 'Mindhunter' mucho más allá del simple procedimental, flirteando con esa máxima de que si uno mira al abismo durante demasiado tiempo, el abismo termina devolviéndole la mirada. Siendo prácticamente todos los casos y asesinos en serie que aparecen en la nueva producción de Netflix o bien reales o ligeras adaptaciones de casos documentados en los que Douglas y sus compañeros centraron sus investigaciones, 'Mindhunter' es una serie tan compleja y cerebral como hipnótica, en la que resulta casi imposible evitar dejarse arrastrar por lo que se está forjando en esta colisión entre las mentes más preparadas del FBI y los más retorcidso criminales de la historia reciente, mientras Fincher y sus compañeros lo plasman en pantalla con una dimensión que intimida.

El resultado es una primera temporada -de cinco según parece- en el que la investigación criminal no se aborda como una suerte de juego sorpresa, en el que alguien ha escondido disimuladamente las pistas para que si somos lo suficiente avispados las podamos encontrar. En 'Mindhunter', el mundo que nos rodea se presenta como un lugar oscuro, caótico y aterrador, en el que todo lo que podemos tratar de hacer es intentar usar la razon, con la esperanza de dar forma a una ténue ilusión de orden. Probablemente una de las mejores series que se puedan encontrar actualmente en Netflix, absolutamente recomendable para cualquier aficionado al género, quien seguramente no vaya a poder evitar verla varias veces, e investigar los casos de cada uno de los serial killers que aparecen en pantalla una vez termianda.

 

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

12 votos

Noticias relacionadas
load