Los 13 mejores planos-secuencia de la historia del cine

¡NO CORTES!
13 Septiembre 2017 9:36 · Kiko Vega

Los 13 mejores planos-secuencia de la historia del cine

El poderío de la creación de un director visionario y con un par de huevos se ve reflejado en la pantalla. Además, si el responsable es un perfeccionista y una persona valiente, puede atreverse a mostrar en un único plano, sin cortes (o brillantemente disimulados para no perder la magia), toda la información de un sorprendentemente amplio espacio de metraje.

Un plano secuencia es, en el cine y la televisión, una técnica de planificación de rodaje que consiste en la realización de una toma sin cortes durante un tiempo bastante dilatado, pudiendo usar travellings y diferentes tamaños de planos y ángulos en el seguimiento de los personajes o en la exposición de un escenario. Se puede utilizar para un efecto dramático y narrativo si se hace correctamente, y en tomas en movimiento a menudo se logra mediante el uso de una plataforma rodante o una steadicam.

Vamos, toda una movida pero que funciona de manera potente y rompedora, siempre infalible y cada vez más como un reto entre directores que encuentran en este tipo de tomas un reto privado para demostrar quién está más loco o tiene más talento.

Hemos recopilado nuestros favoritos y ahora os invitamos a que vosotros nos digáis qué echáis de menos, cuál os pirra por encima del resto o cuál no es digno merecedor de estar aquí por ser falso. Eso sí, al engendro de Iñárritu no lo vamos a poner con su Birdman, porque alardear de haber hecho una película “en directo, pero de mentira”, nos parece tener más cara dura que talento. Por tanto estos son para nosotros los 13 mejores planos-secuencia de la historia del cine.

La hoguera de las vanidades (The Bonfire of the Vanities)

Una película que no funcionó por mil y un razones, alguna más justa que otra, no impedía que se abriera con una secuencia que ya está en la historia del cine. Brian De Palma llevado al límite.

Sed de mal (Touch of Evil)

La bomba de tiempo literal que marca el comienzo de la película más viva de Orson Welles al servicio de Charlton Heston hace parecer fácil algo tan difícil como rodar puro cine. Una simbiosis increíble y sin igual de forma y contenido.

Uno de los nuestros (Goodfellas)

La grandeza de ser un gángster y la grandeza del cine. Martin Scorsese lo hace mejor que nadie entrando por la puerta de atrás.

Hannah

Joe Wright es uno de esos extraordinarios talentos británicos con una particular visión cinematográfica. Aún no ha dado todo lo que debería porque necesita una oportunidad de reventar el mainstream. Puede hacerlo, mira esta extraordinaria secuencia.

Children of Men

Alfonso Cuarón es un de los pocos privilegiados que pueden aportar aquí más de un título. Su ciencia ficción dolorosa, cruel y enormemente artística es un clásico del cine. Una película donde es complicado quedarse con una sola secuencia larga, además.

Las aventuras de Tintín: El secreto del unicornio (The Adventures of Tintin)

Un ritmo, una espectacularidad y una ambientación que sería imposible lograr en imagen real. Lo mejor de todo es que cuando se pone a 1000 por hora no parece animación. Un hito.

Hervidero (Hard Boiled)

Con las películas de The Raid y las películas de Tony Jaa, entre otras, ganando reconocimiento por su manera de afrontar la acción, debemos recordar que hubo un tiempo donde la palabra "balletic" fue reservada exclusivamente para el maestro original, John Woo. Hard Boiled, su última película en Hong Kong antes de desembarcar en Hollywood, es uno de sus mejores trabajos, llena de imágenes icónicas, como la de Chow Yun-Fat con un bebé en un brazo y un escopeta en el otro, pero también por esta demencial secuencia (que incluye una conversación de ascensor de 20 seg durante la cual el equipo reseteó todo el decorado).

Creed

En un mundo ideal, todas las secuelas de películas / spin-offs se verían como el Creed de Ryan Coogler. No es de extrañar que Kevin Feige, de Marvel, le haya entregado en bandeja el próximo debut esperado de Pantera Negra, agregándole a la larga lista de talentosos nuevos directores que pasan a la plantilla.

Sin cortes ni otros trucos de edición, sólo con un steadicam espectacular fluyendo entre Adonis Creed y Leo Sporino, la magistral secuencia transfiere al espectador justo en el centro del anillo, acentuando la belleza salvaje del boxeo.

Snake Eyes

Tramposo, exagerado, hiperbólico, falso… tanto como puede ser una velada en un casino. Prácticamente un primer acto íntegro en una sola toma.

Así se empiezan las películas, Brian. Eso ya lo sabes tú.

Los Vengadores (The Avengers)

Joss Whedon es un experto en agotar fórmulas con la misma velocidad que las crea. Su hito climático en la película suponía un exasperante acto de apertura en la secuela. Pero que le quiten lo bailao.

True Detective

El fondo cinematográfico de Cary Fukunaga se mostró en la sensacional serie de HBO. Un ejemplo representativo y, probablemente, el momento más memorable de la serie, es el plano secuencia del episodio "Who Goes There", donde el detective Rust Cohle ataca un área de viviendas en busca de drogas y dinero.

Oldboy

Sigue creando escuela, siendo plagiado y una referencia, sobre todo, en Netflix y Marvel.

Gravity

Parece fácil: cromas, todo post-producción… pero eh, inténtalo tú. Increíble.

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

20 votos

Ranking
Categorias: Artículos, Cine, Noticias.
Noticias relacionadas
Noticias en portada
AGENDA
Thundercat
Madrid, Barcelona
23-11-17
ticket
Redd Kross
Madrid, Alicante, Valencia, León, Vitoria
05-12-17
ticket
Los Planetas
Madrid, Barcelona
07-12-17
ticket