Aokigahara, el horrible bosque de los suicidios

SEPTIEMBRE, EL MES FATÍDICO

Aokigahara, el horrible bosque de los suicidios

En Japón se suicidan más de 25.000 personas al año. Eso hace una media de 70 al día. Aokigahara, el horrible bosque de los suicidios.

Decenas de esas personas se quitaron la vida en el bosque Aokigahara, en la parte noroccidental del histórico Monte Fuji.

Situado en la provincia de Yamanashi, a 100 kilómetros del oeste de Tokio, el bosque Aokigahara está lleno de cavernas rocosas y heladas.

El viento se bloquea debido a los espesos árboles y la vida silvestre es inexistente, lo que lo hace escalofriantemente silencioso.

En Aokigahara se suicidan cada año entre 50 y 100 personas.

Igual que el puente Golden Gate en San Francisco, en Estados Unidos, el bosque Aokigahara es uno de los lugares del mundo en el que más personas se quitan la vida. Y septiembre es el mes punta para ello.

Los espiritualistas de Japón creen que los que se suicidaron en el bosque de Aokigahara han impregnado los árboles y esto ha generado una actividad paranormal que impide que muchas personas que entran en el bosque puedan regresar. Para complicar las cosas aún más, una brújula es completamente inútil en el bosque debido a los depósitos magnéticos ricos en hierro de las regiones de suelo volcánico, que hacen la brújula inservible.

El bosque de Aokigahara es extenso y una vez que la gente se aventura entre el mar de árboles, muy raramente se encuentra con otros seres humanos. La policía en Japón ha puesto carteles que dicen que la vida es un regalo precioso de nuestros padres, así que por favor consulte a la policía antes de elegir morir.

Sin embargo, a pesar de que hay muchas señales en todo el bosque, eso no impide que la gente se aventure en su interior. Porque lo hacen para suicidarse. Cada año los voluntarios que han elegido ayudar a limpiar el bosque se encuentran con alrededor de 70 cadáveres, y se piensa que puede haber muchos más escondidos en sus profundidades. Desde 2003, las autoridades de Japón dejaron de publicar suicidios en el bosque para tratar de evitar que el bosque sea tan “popular”. Los medios de comunicación actuales en Japón han notado el reciente aumento en la cantidad de suicidios dentro del bosque y han culpado a la recesión económica del país. El final de la novela romántica Kuroi Jukai de Seicho Matsumoto también fue señalado como parte de la revitalización del bosque del suicidio.

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

7 votos

Noticias relacionadas