Las 13 mejores películas LGBT para celebrar el World Pride

LO MEJOR DEL CINE LGBT
01 Julio 2017 12:35 · Daniel Gavilán

Las 13 mejores películas LGBT para celebrar el World Pride

¿Cuales son las 13 mejores películas LGBT para celebrar el World Pride?

En plena celebración del World Pride en Madrid, desde nuestra humilde web hemos decidido sumarnos al festejo con una selección de las que consideramos 13 de las películas más representativas del cine LGBT. Una temática que ha estado vetada durante mucho tiempo hasta el punto de verse reducido a circuitos prácticamente clandestinos del cine indie, hasta que se abriesen las puertas fomentando una mayor concienciación dentro de la sociedad.

Tratando de abordar los diferentes espectros dentro de la comunidad LGBT, y sin tener que rebuscar en busca de rarezas perdidas de tiempos lejanos entre las cuales puede encontrarse material de sumo interés, estas son las que consideramos las 13 mejores películas LGBT para celebrar el World Pride:

'Tarde de Perros' (1975): Uno de los grandes problemas del cine LGBT es que parece estar condenado a estar atrapado en el guetto de su propia temática. ¿Donde están las películas de acción con protagonistas LGBT? ¿El cine de superhéroes LGBT? Rodada por Sidney Lumet y protagonizada por un joven Al Pacino, 'Tarde de Perros' rompió este tabú siendo ante todo una película de atracos -una de las más memorables de la historia además-, en la que un vecino de Brooklyn asaltaría un banco junto a su novio, con el objetivo de pagar la operación de cambio de sexo de este.

'Orlando' (1992): Adaptación de la inmortal obra de Virginia Woolf, la siempre descomunal Tilda Swinton brindaría uno de los papeles de su vida interpretando a este personaje nacido sin ser hombre ni mujer -y a la vez ambas cosas-, y cuya odisea se extendería a través de varias centurias como un retrato del devenir del ser humano y los roles de cada uno de los dos géneros a lo largo de los últimos 500 años. A pesar de cargar con un cuarto de siglo a sus espaldas, la película dirigida por Sally Potter sigue destacando por un arrollador poderío visual, en su aproximación fluida de la identidad sexual y el transgénero.

'Fresa y Chocolate' (1993): Aquí nos hemos debatido entre la película cubana de Tomás Gutiérrez Alea y Juan Carlos Tabío y 'The Crying Game' de Neil Jordan. Dos películas muy hijas de su tiempo que abordan las relaciones entre géneros en un momento histórico en el que todavía se estaba asimilando la diversidad en torno a la orientación sexual, y que en ambos casos contibuyeron a cayesen viejas barreras y muros. Al estar centrada la de Neil Jordan más en el punto de vista heterosexual, hemos optado esta historia de amistad inquebrantable entre dos polos opuestos.

'Philadelfia' (1993): Pero vayamos a lo serio. En este caso con un dramón de madre y señor mío, con el que se concienciaría al mundo occidental sobre la trágica expansión del SIDA, y el infierno padecido por parte de la población a la que sus gobiernos básicamente decidieron dejar morir. Algo que no ocurrió ni en la Edad Media ni en tiempos de las Cavernas, sino hace menos de 25 años. Tan aterrador como terrible, no siendo de extrañar que el film cosechara una gran cantidad de premios, y catapultase a Tom Hanks hasta su consideración actual como uno de los grandes de Hollywood.

'Priscilla, Reina del Desierto' (1994): Mad Max versión movimiento Drag Queen. O bueno, no exactamente. Pero algo parecido si tenemos en cuenta la odisea de Hugo Weaving, Guy Pearce y Terecen Stamp para llegar a Alice Springs en la película de culto del particularísimo director australiano Stephan Elliott.

'Los Chicos No Lloran' (2000): Seguimos con los dramones que te parten la vida, en este caso con el protagonizado por la oscarizada Hilary Swank. Un film de un realismo asfixiante, en el que se retrata la vida de Teena Brandon, un hombre transgénero que tuvo la desgracia de nacer en una pequeña localidad de Nebraska, un entorno rural y hostil en el que todo lo que le rodeaba parecía no tener otro fin que aplastar su persona y extinguir su persona.

'D.E.B.S.' (2004): Nota frívola de nuestra lista, no todo iban a ser dramones más grandes que la vida mi películas galardonadas de gran prestigio. No porque, para empezar, nadie empieza a ver cine con películas de ese corte. En el caso de DEBS es una película chorra no muy alejada del cine de superhéroes actual. O de superespías, que es lo que por entonces estaba de moda con Los Ángeles de Charlie y Misión Imposible. Con la salvedad de que en ella se narraba como la supervilla (interpretada por Jordana Brewster, de 'Fast & Furious') secuestraba a la heroína a la que daba vida Sara Foster, para acabar ambas perdidamente enamoradas. Una película de amor más allá de toda barrera y diferencias dirigida por Angela Robinson, y que uno puede disfrutar perfectamente con toda la familia a la hora de asimilar ciertas cosas sobre la identidad sexual.

'Brokeback Mountain' (2006): Pocos finales duelen más que el del desgarrador relato de amor firmado por Ang Lee. Jake Gyllenhaal y Heath Ledger darían vida a dos vaqueros que encontrarían el amor en el monte, y se estamparían con un mundo cruel y despiadado, en el que la felicidad o el consuelo en los brazos de la persona amada no se permite si tu orientación no es la socialmente aceptada. Más allá la sexualidad de cada uno -sentido en el cual rompio muchos moldes, siendo la primera película de gran estudio centrada integramente en una historia de amor LGBT-, 'Brokeback Mountain' es una descorazonadora historia sobre un mundo terrible a aliena a las personas, y en el que la muerte y la desgracia siguen aguardando en cada esquina.

'Mi Nombre es Harvey Milk' (2009): Una de las personalidades más importantes en la lucha por los derechos LGBT, el cineasta Gus Van Sant -quien a lo largo de su carrera ha demostrado un gran compromiso con estos temas- y un reparto de estrellas encabezado por Sean Penn se aliaron para llevar a cabo este magistral biopic con varias nominaciones al Oscar.

'Un Hombre Soltero' (2009): Debut en la dirección del diseñador Tom Ford, en la galardonada película en la que Colin Firth daría vida a un profesor de inglés incapaz de lidiar con la pérdida de su novio, en un entorno que -en plena america de los años sesenta- en la que sentimientos tan duros como los expuestos debían de congeniarse con la necesidad de las apariencias.

'Tomboy' (2011): Pocas cosas hay más complicadas en este mundo que la sexualidad. En parte porque pocas cosas hay más complicadas que las personas, lo que nos mueve, lo que nos atrae y fascina. Tanto, como de dejar todo lo que nos impide manifestarnos como persona y manifestar nuestro verdadero yo. La película de Céline Sciamma sobre una joven niña que al trasladarse a una urbanización con sus padres, viéndose lócamente enamorada por una vecina de su edad. Las dudas sobre su propia identidad, el autoengaño unido a una mentira que se le va de las manos y la necesidad de encontrarse a uno mismo forman parte de este melancólico cuento sobre la transición a la madurez que aborda la búsqueda de la propia definición en estas edades tan tempranas.

'La Vida de Adele' (2013): Amar, comer, follar, follar, comer, amar, follar, comer... Así podrían resumirse básicamente estas tres horas de película de Abdellatif Kechiche basada en el bande dessineé de Julie Maroh. Un film sin medias tintas en el que no hay otra forma de abrazar la vida que con una pasión desaforada, centrada en la tórrida historia de amor entre los personajes de Adèle Exarchopoulos y Léa Seydoux.

'El Desconocido del Lago' (2013): El amor no siempre surge como algo planificado, sino cuando uno menos lo espera, como en este film de Alain Guiraudie en el que el amor, la intriga, la atracción por el peligro y la muerte se dan la mano, a través de la relación entre dos hombres dos hombres que se conocen en un fortuito encuentro en un lago, viéndose envueltos en un cruento crimen.

'Los Amantes Pasajeros' (2013): No se podía hablar de cine LGBT sin hablar de Pedro Almodóvar. Pero en lugar de ir a los clásicos vamos a reivindicar el divertidísimo y festivo desmadre que fue su 'Aterriza como Puedas'.

'The Duke of Burgundy' (2014): Y terminamos con el film de culto de Peter Strickland, quien con su apabullante apartado visual se mete de lleno no solo en las relaciones lésbicas, sino también en las relaciones BDSM, dando una vuelta de tuerca a la dinámica entre dominadora y sumisa, donde no siempre eestá del todo claro quien es realmente una y quien la otra. Un perfecto ejemplo de la amplia diversidad en las relaciones humanas, donde más allá de la orientación de cada una también tiene sus propias singularidades.

Estas son las 13 mejores películas LGTB de la historia para los miembros de nuestra redacción

 

 

¬ŅTe gusta? ¬°Punt√ļalo!

4 votos

Ranking
Noticias relacionadas
 
Noticias en portada
AGENDA
Villamanuela
Madrid
06-10-17
ticket
Luna
Madrid
09-10-17
ticket
Monkey Week
Sevilla
12-10-17
ticket
Mogwai
Madrid
25-10-17
ticket
Saint Etienne
Madrid
07-11-17
ticket
Sun Kil Moon
Madrid
23-11-17
ticket