Las 13 mejores películas de fútbol de todos los tiempos

ONCE CONTRA ONCE

Las 13 mejores películas de fútbol de todos los tiempos

Bueno, pues Zidane sigue con su buena onda y ha dado otro título al Real Madrid. El día 3 la prueba será de fuego, ni más ni menos que lograr ser el primer equipo en ganar la máxima competición europea dos años seguidos, pero como esto no es una página deportiva, vamos a seguir hablando del deporte rey, solo que grabado con cámaras y absolutamente ficcionado. ¿O acaso Sylvester Stallone es mejor que Iker Casillas? Estas son las 13 mejores películas sobre fútbol de todos los tiempos.

Mean Machine: Jugar duro

¿Quién demonios es Barry Skolnick? ¿Cómo esta extraña movida de guión basado en el The Longest Yard (El Castañazo) a la británica consigue la producción de Matthew Vaughn y Guy Ritchie? ¿Por qué termina siendo una cosa tan entrañable y divertida? Una evasión o victoria moderna, con acento y flema británica y que, joder, devuelve a Vinnie Jones a los terrenos de juego. Muy divertida.

La Camioneta (The Van)

Un descacharrante retrato de la clase trabajadora irlandesa durante el Mundial de Italia de 1990, donde su equipo nacional llegó a cuartos de final sin ganar ni un solo partido. Uno de los papeles más divertidos de Colm Meaney haciendo de Bimbo, el hombre del pescado con patatas. ¡Puto Schillaci!

The Damned United

Al recrear el periplo de 44 días de Brian Clough como entrenador del Leeds United, el siempre interesante Tom Hooper sabe delegar en un extraordinario reparto formado por Michael Sheen, Timothy Spall, Colm Meaney o Jim Broadbent para lograr una dolorosa radiografía de un tipo de fractura más dolorosa que la temida triada. Una película donde el humor negro es el hooligan.

Goal of the dead

Uno de los directores de la obra de culto Atomik Circus y uno de los dos responsables de La Horda se marcan algo menos de dos horas y media en dos partes, como los partidos de fútbol, de comedia gore y futbolera. Pasó bastante inadvertida a pesar de ganar unos cuantos adeptos en los festivales donde se dejó ver.

Shaolin Soccer

Un desfase. La mejor adaptación de las aventuras de Oliver, Benji y compañía que jamás se rodará. Stephen Chow es un genio de la comedia que aquí se convirtió en maestro del cine. Al igual que con Kung Fu sion (Kung Fu Hustle), pero como iban de broma nadie se las tomó en serio. Brutal.

Evasión o Victoria (Victory)

Esto es muy serio: John Huston en la dirección y Michael Caine como estrella… junto a Sylvester Stallone, Pelé y Osvaldo Ardiles. Fútbol Vs Holocausto. Ideal para un domingo.

Goool! (Goal!)

Danny Cannon supo salir del desastre de la película de Juez Dredd con Sylvester Stallone (el nombre más repetido en este artículo) con Phoenix, un interesante noir con buen reparto, al que siguió la secuela de Sé lo que hicisteis el último verano, que lo enterró de nuevo hasta volver a mover dólares con Gol, una película que cuenta con un culto bastante peculiar y que le permitió colocarse en una posición cómoda en el mundo de la televisión.

Hooligans (Green Street Hooligans)

Nadie lo reconocerá nunca, pero Lexi Alexander, un nombre que no dirá nada a casi nadie, es la responsable de una de las mejores películas basadas en personajes Marvel de todos los tiempos en Punisher: War Zone. Aquí demuestra saber meterse en berenjenales violentos protagonizados por una lacra real: los ultras. Y no, no son tan guapos :(

The Class of 92

Un documental sobre el ascenso de seis jugadores de los equipos juveniles del Manchester United entre los años 1992 y 1999. Nicky Butt, Paul Scholes, los hermanos Neville, Ryan Giggs y David Beckham dan su visión de su llegada al primer equipo y las emociones de jugar en uno de los clubes más grandes del mundo. Indispensable.

Un entrenador genial (Kicking and Screaming)

Will Ferrell entrenando a un equipo de futbol. Lástima que sea un equipo infantil, porque el genial cómico debe estar más comedido aquí. Podría haber sido un clásico del humor, pero se queda en una inspiradora historia juvenil.

Football Factory: diario de un hooligan

Cómo no ser fan de una película sobre un descerebrado que disfruta pasando los días entre camorra y pelea. Todo porque daría su vida por el Chelsea. Para disfrutar como esos partidos importantes en los que, por desgracia, no juega tu equipo.

Fuera de juego (Fever Pitch)

La obra de Nick Hornby es universal por muy inglés que sea el escritor. Y es tan universal que su historia sobre amores y deportes tuvo dos versiones: la futbolera y británica y la americana, con baseball de por medio.

Quiero ser como Beckham (Bend it like Beckham)

Una película sobre fútbol con el sentido del humor que no suele acompañar al mundillo de ese deporte. Amable, cuqui, buenrollera… creó escuela y fue una de las más importantes de la década pasada.

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

3 votos

Noticias relacionadas
load