Las 13 mejores películas basadas en hechos reales

¬ŅREALIDAD O FICCI√ďN?

Las 13 mejores películas basadas en hechos reales

Son 13, pero podrían ser 130. Las historias reales, a veces, son tan increíbles que incluso cuando uno ve un fiel (de acuerdo, y cinematográfico) reflejo en la pantalla de cine, termina por creerse aún menos cómo demonios pudo pasar algo así. Y con el reciente estreno de lo nuevo de James Gray nos ha parecido un buen momento para reivindicar el cine basado en hechos reales.

Los hechos reales suelen ser el caldo sobre el que guisar sobrecogedoras hazañas bélicas, biopics de personajes célebres (que no tienen que ser amables necesariamente) o incluso aterradoras películas de terror que ya son clásicos del cine. La selección ha sido realmente complicada, así que estas son, hoy, las 13 mejores películas basadas en hechos reales.

Todos los hombres del presidente (All the President’s Men)

A mediados de los setenta, ser periodista era algo mucho más emocionante que en la actualidad. Un poco más abajo os hablaremos de otra película similar, pero con peores peinados. Pakula, uno de los maestros del thriller vibrante de la época, llegó a la cima del reportero en el cine con el maldito Watergate. Extraordinaria fotografía de Goedon Willis y gran guión de William Goldman adaptando parte del libro de Carl Bernstein y Bob Woodward.

Dolor y dinero (Pain & Gain)

Michael Bay siempre ha sido UNO DE LOS NUESTROS y esta secuela de Transformers inspirada en hechos reales, es un lujo para los sentidos. Un monitor de gimnasio y un par de colegas juegan a los gangsters y lían la de dios. Cosas de Miami, que le pregunten a Tony Montana si no se creen que estas cosas pasaban.

La diferencia es que la gente que lo hizo realidad era muy fea y aquí son casi casi Optimus Prime y sus colegas. Cine buenísimo, hermoso y barato. Cine vivo, el más Scorsese de los trabajos del director de Pearl Harbor.

Uno de los nuestros (Goodfellas)

Lo de Uno de los nuestros no es normal. Es un organismo que nace, crece, se reproduce, se vuelve paranóico y no muere nunca.

Hay tanta energía en esta película que lo más sorprendente es la forma en la que su director la administra.

A partir de los ochenta, el personaje principal ha arrastrado a la cocaína al director y a la narración, dejando atrás la etapa Disney motivadora del primer acto, la ruda película gangsteril hiperviolenta central, y la historia de gran familia que une el relato.

Puede que contenga más hallazgos visuales que el 99% del resto del cine rodado hasta el día de hoy. El clip que os ponemos es uno de los mejores momentos de la historia DEL CINE.

El último superviviente (Lone survivor)

El dominio de Berg para mantener el suspense y la tensión durante la primera hora es igual de majestuoso cuando se la cosa se pone fea. Cine bélico propagandístico y todo lo que quieras, pero una de las cintas más angustiosas y directas de un director que lo rompe siempre que no ruede pelis con Will Smith.

Estupendas interpretaciones, estupendo tributo al héroe caído y fantástico trabajo de Nicotero y Berger en las heridas de guerra. La música de Explosions in the sky hace lo demás.

La lista de Schindler (Schindler's List)

Complicado hacerse el gracioso con esta peli. A lo mejor el metafuneral del final igual sí da para alguna broma. O la idea de una secuela con los descendientes buscando a los descendientes de los asesinos… No sé, viendo esta película me alegro mucho y doy gracias a dios de no ser alemán.

Expediente Warren (The Conjuring)

Si eres de los que disfrutó de Insidious, estás de enhorabuena: The Conjuring es más de lo mismo, pero más grande y aterrador.

La película va al grano desde el primer segundo, no se anda con rodeos y sobresale, una vez más, el trabajo de James Wan con la cámara, rodando de esa forma tan personal y hábil, capaz de situar al espectador en medio de la situación. Y es que Wan entiende el terror como un festival de atmósferas y tensión que culminan, casi siempre, en un susto fabuloso o en un respiro de alivio.

Z, la ciudad perdida (Lost city of Z)

James Gray es un misterio. Es un buen narrador (de hecho aquí se consagra como tal), pero le falta fuerza, garra, mala hostia.

Lo bueno de Z es que sus 140 minutos pasan en un suspiro. Lo malo, que la aventura es demasiado soft. Tampoco es la monumental gran película de aventuras que estábamos esperando, porque, aunque desconozco el presupuesto, no es tan grande. Más luces que sombras, empezando por un reparto excelente donde el hermano guapo de Channing Tatum lleva con agrado el peso de la historia. Robert Pattinson está irreconocible en el mejor papel de su carrera y el nuevo Spider-Man tiene planta de aventurero molón. Echo en falta algo más de crueldad en una historia que presume de ella, con sus selvas vírgenes dispuestas a terminar con la vida del más experto explorador, sus tribus peligrosas y sus bestias al acecho. Con todo, una peli plenamente disfrutable y extraordinariamente clásica.

Una apuesta ganadora para meterte en el bolsillo a tu suegro.

El lobo de Wall Street (The Wolf of Wall Street)

¿Sabes esas latas gigantes de bebidas energéticas? Esas que son como de un litro, algo de locos.
Bien. Imagina ahora que, con un embudo incrustado en tu ano, vacían una caja de latas de esas, te ponen un corcho en el ojete y te tiran escaleras abajo.
Más o menos, eso es El lobo de Wall Street.
Eso y un Leonardo que ha debido viajar en el tiempo, incinerado al joven De Niro para esnifarlo y ser poseído por su espíritu.
Pero qué hermoso reto el que se traen entre manos Michael Bay y Martin Scorsese, por dios bendito.

Zodiac

La mejor película de David Fincher, que ya es decir.

Thriller policial, periodístico, de terror... con un reparto asombroso y un guión que brilla en los momentos de respiro, detalle que brinda líneas increíbles para todos, destacando un Mark Ruffalo sensacional por encima del resto.

Joder, si La red social es El Padrino de Fincher, entonces Zodiac es su El Padrino 2.

Atrápame si puedes (Catch me if you can)

Un DiCaprio demostrando que los personajes excéntricos y reales eran lo suyo en una de las comedias a lo thriller más entrañables de Steven Spielberg. Palabras mayores.

Munich

Otra vez Spielberg, otra vez una historia real y otra vez un sentido del ritmo y del espectáculo absolutamente demoledores. ¿Divertida? En absoluto, pero aquí, como en la vida, no hay espacio para la risa.

Elephant

La obra maestra de Gus Van Sant recrea una de las tragedias americanas más dolorosas, por cómo, por quién y por dónde.

Spotlight

Cerramos la lista con una de las últimas ganadoras a mejor película en los Oscar, digna heredera y sucesora de la película que empieza la lista. Spotlight habla de una realidad muy, muy jodida y cada vez más presente: buenos periodistas que terminan siendo teleoperadores.

Tom McCarthy no falla. Haga lo que haga, no falla. Es infalible.

¬ŅTe gusta? ¬°Punt√ļalo!

15 votos

Noticias relacionadas
load