Las 13 mejores pelĂ­culas sobre magos, brujos y magia

ABRACADABRA!

Las 13 mejores películas sobre magia

Magia blanca, negra, prestidigitadores o trileros, los magos tienen una capacidad asombrosa para atraer nuestra atención. De hecho, ese es su único cometido: distraernos mirando donde creemos que debemos mirar para luego dejarnos en estado de shock con algún truco inexplicable.

Vamos a rendir homenaje a estrellas tan dispares como Juan Tamariz o David Copperfield con las recreaciones de algunos de nuestros magos favoritos en las que hemos elegido nuestras 13 mejores películas sobre magia.

El truco final (The Prestige)

La novela epistolar de Christopher Priest ya había dado mucho que hablar antes de que Christopher Nolan presentase en la gran pantalla uno de sus trabajos más finos. Con grandes interpretaciones de algunos de sus fetiches habituales (Michael Caine, Christian Bale) y un par de fichajes de lujo (Scarlett Johansson y Hugh Jackman), el director de la trilogía de El Caballero Oscuro se marcaba un asombroso acierto lleno de magia. Real y cinematográfica. Obra maestra.

El increíble Burt Wonderstone (The Incredible Burt Wonderstone)

A los magos les pido cosas increíbles. A mis cómicos favoritos, que me hagan reír. Al cine, que me emocione. Bien, El increíble Burt Wonderstone tiene todo eso y, además, tiene a Olivia Wilde, a Gandolfini y a Buscemi. Y un duelo de magia que va más allá de la magia blanca y la negra: esto es entre tradición y magos modernos.

Ojito a los guionistas, también en los Horrible Bosses o en Vacation. Magia blanca buena y un mensaje final de traca.

El ilusionista (L’illusionniste)

El sueño incompleto del maestro Jaques Tati es una tristísima historia hermosamente “dibujada” en la tradición de los clásicos. Sylvain Chomet, el director de la extraordinaria Bienvenidos a Belleville, es uno de los maestros del cine de animación actual. Perfecta. 

El señor de las ilusiones (Lord of Illusions)

Clive Barker se guisa y se come este desfase violento y oscuro de tono noir detectivesco. Una de las mejores muestras de lo que un thriller valiente puede hacer partiendo de una premisa tirando a inocente. Puro 90s.

Jóvenes y brujas (The Craft)

Hablando de 90s, aquí había reunidas unas cuantas leyendas de la época en falda. Robin Tunney,  Fairuza Balk, Neve Campbell, Rachel True, Skeet Ulrich y nuestra Assumpta Serna en una locura mucho más grotesca y violenta de lo que uno espera en un estreno comercial. Como solemos decir por aquí, a reivindicar.

Scoop

Woody Allen es un mago que, cuando quiere, se saca de la chistera historias como Misterioso asesinato en Manhattan, La maldición del escorpión de jade o esta historia sobre magos, fantasmas y asesinos en serie que recopila su buen hacer anterior en el género. Lo que para muchos es un Allen menor (puaj!) para otros es un entretenimiento de primera.

Presto

El único corto de la lista es esta obra maestra de Pixar que, con su elegancia y tras un esmoquin carísimo, rinde homenaje a las locuras trepidantes de Tex Avery. Una gozada.

El ilusionista (The Illusionist)

Neil Burger es un tipo que siempre ha rozado el éxito pleno con la punta de los dedos. Esta adaptación del relato corto de Steven Millhauser, Eisenheim the Illusionist, entrega un eficaz vehículo al servicio de Edward Norton destinado a conquistar al gran público. La hermana pobre de la película de Nolan.

Ahora me ves… (Now yo see me)

Esta especie de Tamariz's eleven empieza queriendo ser el truco más grande jamás contado, pero rápidamente se da cuenta de que para llegar a eso, necesitaría, entre otras cosas, un guión mejor y un director con algo más de garra y personalidad. Simpático tinto de verano cinematográfico lleno de truquis.

Maestro en fugas (The Escape Artist)

El director de fotografía Caleb Deschanel (Twin Peaks) debutaba en la dirección con este simpático thriller puramente ochentero sobre el hijo del mago más grande después de Houdini, que murió al intentar un peligroso número, y donde aún quedan bastantes secretos por descubrir.

Magic: El muñeco diabólico (Magic)

Mucho antes de la llegada de Chucky, el prestigioso William Goldman (Misery, Marathon Man, Dos hombres y un destino) llevaba su novela a la pantalla con el no menos importante Lord Richard Attenborough en la dirección y con Sir Anthony Hopkins como protagonista ventrílocuo amigo de un muñecajo bastante aterrador.

El mago del gore (Wizard of gore 1970 - 2007)

Herschell Gordon Lewis primero y las Suicide Girls con Crispin Glover más tarde, intentaron con diferente fortuna llevar a la pantalla las peripecias de Montag el Magnífico, un mago de esos con los que nunca serías voluntario en uno de sus números.

Doctor Extraño (Doctor Strange)

La sorpresa marvelita más alucinante desde Iron Man 3. Conseguir plasmar en imágenes en movimiento las locuras que propone (la pelea del hospital, la vuelta de tuerca a los edificios Inception, el clímax) ya la hacen merecedora de entrar en el TOP de la casa.

Que sí, que el villano lo que quieras, pero quién necesita villanos si lo único que uno quiere es una cita con el médico. Mucho mejor de lo esperado.

Noticias relacionadas
load