Las 13 mejores comedias de terror

RISAS Y SUSTOS; MIEDOS Y GUASA

Las 13 mejores comedias de terror

La risa y el miedo van de la mano. De la risa nerviosa al grito de terror hay una línea fina que siempre se puede atravesar. Veamos qué películas os dan más risa que miedo entre las 13 mejores comedias de terror.

 El jovencito Frankenstein (Young Frankenstein)

Un reparto inmenso que a veces tropieza con ese Mel Brooks empeñado en demostrar que puede ser sutil y elegante, algo que requiere mucho esfuerzo por su parte. Un clásico, sí, pero no sé hasta qué punto ha envejecido peor que otras obras del director.

Cazafantasmas (Ghostbusters)

Murray se apodera de la peli desde que salen de la biblioteca con la coña de "a por ella" (que repetirá en el gran final), pero todos aportan su granito de arena.

Cazafantasmas es una comedia y un entretenimiento de primera, que daba risa y miedo, el resto es lo de menos.

La tienda de los horrores (Little Shop of Horrors)

Difícil no llorar de emoción con los crescendos de los temas y con esa obra de orfebrería que es cada fotograma vegetal. Obra maestra absoluta. El final original es mucho más alucinante (y pesimista) que el que se quedó en el montaje final.

Mal gusto (Bad taste)

Este es el Peter Jackson que nos gustaba, el que no tenía millones de dólares para efectos digitales, el que no se aburría con interminables epopeyas de cien horas de duración. El que tenía sentido del humor… y del ritmo.

Bitelchús (Beetlejuice)

Humor extravagante, decorados hipnóticos, personajes oscuros, números musicales y un protagonista irrepetible se encontraron con un director en el mejor momento de su carrera. Tan imparable que da miedo pensar en su más que posible secuela.

Aracnofobia (Arachnophobia)

Una cucada que puede tener el mejor final de los 90 y un tratamiento de la aventura, la diversión, el horror y la grima como no hemos vuelto a ver. Cine festivo, carne de festival y picores repartidos por todo nuestro cuerpo.

La familia Adams

Uno de los mejores trabajos de Barry Sonnenfeld fue esta delirio barroco lleno de humor negro y un reparto que encajaba como un guante de seda. El papel más recordado del 75% de los actores y actrices que aparecen en la película.

Caballero del diablo (Tales from the Crypt: Demon Knight)

Un despliegue maravilloso de las técnicas que nos hicieron amar esta género. Un catálogo de aciertos, maquillajes y humor chabacano y aparatoso que con su dudoso gusto dejó a muy buena altura el legado de Tales from the Crypt.

Zombies Party (Shaun of the dead)

El único chiste malo de esta redonda comedia romántico-británica llena de amor por el género y por los años 50 fue la traducción para el mercado nacional. El resto, todo redondo y un extraordinario anticipo de lo que estaba por venir. Edgar Wright, el puto amo.

Tucker & Dale contra el mal (Tucker and Dale vs Evil)

Sin pretenderlo (o sí), la única heredera digna de su padre: Shaun of the dead. Cambia la atmósfera apocalíptica por lo redneck y solo necesitas un par de protagonistas con carisma. Y vaya si los tiene. Ideal para una tarde de aburrimiento.

John muere al final (John dies at the end)

Hiperactiva paranoia que pone en imágenes Don Coscarell y que se disfruta desde la sabiduría y la comodidad de no sentirte atropellado. Ojalá nos atropellaran más vehículos como este. Una de las pelis más ingeniosas y gamberras de este puto siglo. Ojalá algún día leamos la segunda novela en castellano y veamos su adaptación.

Lo que hacemos en las sombras (What we do in the shadows)

El universo cinematográfico de Thor está en las mejores manos posibles con Taika WaititiDe su documental vampírico llaman mucho la atención dos cosas: lo bien rodada que está, con unos efectos especiales asombrosos, y lo profundamente triste que es.

Zombies nazis 2: Rojos Vs Muertos (Død snø 2)

No, no es la mejor comedia de zombies de la historia del cine pero seguramente sea la más desternillante.

 

Noticias relacionadas
load