Las 13 mejores películas de monstruos, de Jaws a Cabin in the woods

¬°BICHOS! ¬°GARRAS! ¬°DIENTES!

Las 13 mejores películas de monstruos, de Jaws a Cabin in the woods

¿Qué es el cine? ¿Qué es un monstruo? Es complicado responder a las dos preguntas. Desde los inicios del cine, el monstruo ha sido objeto de estudio cinematográfico, y como monstruo entendemos de todo: gorilas gigantes, criaturas de barro, extraterrestres o incluso humanos malditos. Desde aquí vamos a “pescar” las 13 mejores películas de monstruos, de Jaws a Cabin in the woods.

Elegir solamente 13 películas es complicado, ya que se quedan fuera muchas otras por diferentes razones: unos son productos de laboratorio, otros de malformaciones genéticas y, algunos, producto de la imaginación. Por esa razón películas como El monstruo del armario, Basket Case o La Mosca tendrán que esperar a que llegue su turno en la categoría más adecuada.

Tiburón (Jaws)

El nacimiento del cine espectáculo, del blockbuster y de las pesadillas de millones de personas. Nunca más volverás a ver igual tu lugar de vacaciones. Increíble western acuático con un trío protagonista marcado de por vida. Una película perfecta.

La serpiente voladora (Q)

Medio en serio, medio en broma (como siempre) Larry Cohen rindiendo un sentido homenaje al New York más cerdo, peligroso y extravagante. Como siempre, yendo al grano desde el primer minuto. Como siempre, sin complejos y sin límites: si tienes que rodar un thriller sobre crímenes misteriosos en la gran manzana, por qué hostias no vas a meter una criatura mitológica.

Gremlins

Una comedia de terror que engatusó a grandes y pequeños y que más de treinta años después sigue siendo perfecta, divertida y terriblemente cruel y oscura. Una muestra del talento de Joe Dante y todos esos artesanos del género. Para quedarse a vivir.

Razorback: los colmillos del infierno

El australiano Russell Mulcahy ha hecho de todo en esta vida. Creador de clásicos de lo hortera como Los Inmortales (Highlander) o de culto como esta película, ha dirigido secuelas de Resident Evil, videoclips de AC/DC, variantes de Se7en o series como Teen Wolf. Esta peli sobre un cerdo salvaje es uno de sus mejores trabajos. El Tiburón australiano.

Pacto de sangre (Pumpkinhead)

El mago de los efectos especiales y el maquillaje Stan Winston solamente dirigió dos películas: Gnomo-Cop y este terrorífico drama de horror basado en un poema de Ed Justin donde la venganza viene de un pacto con el diablo. Una de las joyas góticas de finales de los ochenta y la primera de las tres entregas con Lance Henriksen.

Temblores (Tremors)

Si algo nos ha enseñado la historia del cine es que una peli con Kevin Bacon subido en un tractor tiene que ser una obra maestra. El resto lo ponen Remo Williams, el chino amable que ayudaba a Jack Burton, la niña de Parque Jurásico y el padre de Enredos de familia.

Ah, y los monstruos más acojonantes que se hayan quedado sin Hot Toy de todos los tiempos. Irrepetible serie B que, entre otras cosas, es la bisabuela de Feast. Que bonito era el cine antes de volverse un gilipollas.

The Relic

A pesar de tener algunas grandes, muy grandes obras del género, Peter Hyams pasará a la historia como el tío que tuvo las agallas de filmar una secuela del 2001 de Stanley Kubrick. Aquí se iba al museo de historia natural de Chicago a meter un bichejo salido de la calenturienta mente de Douglas Preston y Lincoln Child. Una obra imperfecta pero terriblemente clásica.

Deep Rising. El misterio de las profundidades

Pura diversión en el mejor momento profesional de Stephen Sommers. Treat Williams siempre ha sido un antihéroe a la altura de los mejores de Carpenter, y el equilibrio entre horror y carcajadas está perfectamente equilibrado. A reivindicar YA.

Jeepers Creepers

Qué difícil es crear una mitología personal, una criatura original, una atmósfera aterradora y una buena película de género. Victor Salva, que es un tío con una trayectoria “complicada”, se marcó dos películas alucinantes. Y ahora está intentando llevar la tercera a buen puerto a pesar de los intentos por paralizar el rodaje de quienes no perdonan el pasado de Salva.

The Descent

Raro es el día en que no saquemos por aquí a Neil Marshall, pero es que su segunda película es un ejemplo de ambientación y claustrofobia, además de un homenaje a la mujer como heroína y protagonista absoluta dentro de un decorado natural alucinante. Obra maestra (de nuevo).

Feast

Esta locura salió de un programa donde se buscaban directores de cine. Nosotros sólo buscamos cocineros. Puedes comprobarlo si ves muchos estrenos españoles. El inicio de una gran trilogía. ¡Viva John Gulager!

The Host

Una película de monstruos que hablaba de todo menos de eso mismo. Una criatura alucinante, entre lo horrendo y lo tierno, y una familia protagonista que, bueno, LO MISMO.

The Cabin in the woods

La película definitiva sobre monstruos. La enciclopedia cinematográfica de todas las criaturas que alguna vez aterraron al mundo, en una casa de apuestas donde el todo vale es la única solución con sentido. Una fiesta irrepetible.

Categorías:

¬ŅTe gusta? ¬°Punt√ļalo!

13 votos

Noticias relacionadas