Los 10 mejores videojuegos de 2016

¿CUALES HAN SIDO LOS MEJORES VIDEOJUEGOS DEL AÑO?

 

Los 10 mejores videojuegos de 2016

¿Cuales han sido los mejores videojuegos de 2016?

El año se cierra y como tal toca hacer balance de lo que ha dado de sí este 2016 con los que serán los elegidos para pasar a la historia e ingresar a formar parte de los mejores videojuegos creados por el hombre. En un año plagado de regresos, alguna que otra sorpresa tapada, compañías que al fin han pulido sus defectos y otras que han hundido todo su prestigio con propuestas indignas de llevar su nombre, tampoco han faltado juegos que lucir con orgullo en nuestra estantería para todos los restos.

Dentro de todos los géneros y platafortmas, estos han sido los mejores videojuegos de 2016:

Doom: Cosas que nadie se esperaba, que una saga con tanta solera como la creada en 1993 por id Software resurgiese con la energía que lo ha hecho el nuevo Doom. Sobre todo teniendo en cuenta que no deja de ser un regreso a lo básico. Al chute de testosterona de dar tiros contra engendros demoníacos y cantidades industriales de gore y escenarios de pesadilla sin más complicaciones. Prácticamente lo mismo que George Miller hizo con su Mad Max pero aplicado al mundo de los mejores videojuegos, con una puesta a punto sencillamente espectacular.

Overwatch: En plena era del cine de superhéroes y los universos extendidos, Blizzard ha dado en la clave al saber vender su nueva franquicia como uno de los grandes fenómenos del año. Overwatch no solo ha superado el reto de presentar un universo con una personalidad propia dentro de un panorama saturado de héroes de acción genéricos, sino que ha sido un caramelo irresistible para los aficionados de los juegos competitivos.

Pokemon Go!: La gran sensación del año, no solo tuvo el mérito de recuperar la fiebre Pokemon, sino también de unir a grandes, pequeños e incluso a los que no habían oído hablar de los animales fantásticos del anime a salir de sus casas a la caza de estas criaturas y compartir sus experiencias con otros aficionados entre Poke Paradas y gimnasios.

The Last Guardian: Uno de los juegos más esperados de esta generación, diez años ha tardado la gestación de esta maravilla visual, a medio camino entre los Tomb Raiders clásicos, The Last Airbender y lo que serían las películas de Miyazaki si contase con las producción de Legendary Pictures. Un espectáculo para los sentidos que a pesar de su dificultad supone la joya del año para los que guarden nostalgia por el Shadow of the Colossus.

Uncharted 4 (El Desenlace del Dragón): Hablando de Tomb Raiders, el final de la saga de Nathan Drake ha estado a la altura de lo esperado, ofreciendo de la mano de Naughty Dog este imprescindible para los usuarios de Play Station 4. Toda la emoción y aventura de las películas de Indiana Jones en vivo a través de esta experiencia en tercera persona, con un cuidadísimo mundo lleno de parajes por descubrir y adversarios a los que hacer frente en nuestra búsqueda de un tesoro perdido a través de los más exóticos parajes.

Civiliztion 6: Poca presentación necesita a estas alturas la saga creada por Sid Meier, probablemente uno de los juegos de estrategia más laureados, longevos, adictivos y con más horas de juego jamas creados. Su sexta entrega no ha truncado la trayectoria ascendente de la saga, siendo con toda probabilidad uno de los mejores juegos para PC que han salido a la venta en el mercado a lo largo de este año.

Inside: La sensación indie del año, el nuevo videojuego de los creadores de Limbo más que como un juego hay que describirlo como una experiencia. Una de esas rarezas que refuerza la idea del medio como arte, y que sumerge a los jugadores en un estimulante viaje de placeres audiovisuales a través de puzzles, plataformas y rompecabezas.

Battlefield 1: Si lo que te pierde por el contrario son los juegos de guerra, este año has tenido una auténtica joya como ha sido esta recreación impresionantemente realista de la Gran Guerra. Dejando atrás toda arma que no esté manufacturada a base de madera y acero, casi se puede palpar desde la suciedad de las trincheras hasta lo que debió de suponer para los hombres de principios del siglo pasado jugarse la vida entre balas perdidas y granadas enemigas mientras los primeros aviones y dirigibles sobrevolaban sus cabezas.

King of Fighters XIV: Tras el masivo batacazo que supuso el Street Fighter V, la mítica saga que siempre estuviera un peldaño por debajo de esta y el Mortal Kombat en los tiempos de las recreativas ha supuesto un necesario respiro para los fans de los juegos de lucha. A penas ofrece nada realmente nuevo, pero lo que lo ofrece lo ofrece en grandes cantidades, con mucha dedicación y mucho cuidado para que todo amante de la saga pueda rememorar aquellos años con incontables horas de peleas frente a la pantalla. Puro retro que compensa sus limitaciones técnicas con muchas horas de diversión. 

Firewatch: Quien nos iba a decir que a principios de este 2016 esta historia sobre un tipo que huía de su pasado para dedicarse a trabajar como guardabosques en una zona apartada de la civilización se iba a convertir en una de las experiencias con más habilidad para enganchar al jugador. Un walkie talkie y la omnipresente voz de Dellillah fueron los ingredientes con los que Campo Santo fraguaron su espectacular debut.

Estos han sido los 10 mejores videojuegos de 2016, ¿se os ocurren otros? Hacednoslos saber a través de los comentarios

 

ÂżTe gusta? ÂĄPuntĂșalo!

3 votos

Noticias relacionadas