Agria polémica entre Eagles of Death Metal y Le Bataclan

¿FUERON EXPULSADOS DE LA MÍTICA SALA PARISINA?

Agria polémica entre Eagles of Death Metal y Le Bataclan

 

Este pasado fin de semana ha dejado tras de sí una amarga polémica entre la banda Eagles of Death Metal y la sala parisina Bataclan donde vivieron el momento más trágico de su carrera. 

El sábado, el veterano artista Sting adoptaba la responsabilidad de reabrir las puertas de Bataclan un año después de los atentados terroristas que golpearon los corazones de la sociedad europea. Lo que debía suponer un evento simbólico contra el odio, el horror y la sin razón se vió empañado, sin embargo, por un cruce de declaraciones entre el codirector de la sala parisina y la banda Eagles of Death Metal.

Eagles of Death Metal fueron los tristes protagonistas de aquel ataque terrorista, habiendo sido en el transcurso de su concierto en Bataclan cuando se sucedieron los trágicos acontecimientos que dejó tras de sí diversas víctimas cuyo recuerdo se conmemoraba este fin de semana. Tras aquello, el cantante Jesse Hughes insinuó en un par de ocasiones que el personal de seguridad de la sala podría haber estado implicado en el ataque, aferrándose a argumentos como que seis miembros de seguridad no acudieron aquella noche o que uno de los que sí lo hicieron no se atrevió a mirarle a los ojos antes del concierto. Por sus palabras, Eagles of Death Metal han sido suspendidos de varios festivales en el territorio francés y, al parecer, fueron expulsados este pasado fin de semana del concierto de Sting en Bataclan, alegando Jules Frutos (codirector de la sala) que "Hay cosas que no puedes perdonar. Hacen estas declaraciones increíblemente falsas cada dos meses. Es una locura acusar a nuestro personal de seguridad de ser cómplices de los terroristas. Ya basta. De ninguna manera. Esto tiene que terminar".

A pesar de estas palabras, el representante de Eagles of Death Metal ha querido precisar lo acontecido este fin de semana, asegurando que Jesse Hughes tan sólo se acercó a la sala para recordar a las víctimas y hablar con sus seguidores, siendo que las fuertes medidas de seguridad no le permitieron aproximarse al recinto. El representante del conjunto se atreve incluso a insultar al codirector de Bataclan en su declaración; "Jesse está en París para recordar los trágicos sucesos de hace un año con amigos, su familia y sus aficionados. Hoy tratamos de recordar la trágica pérdida de vidas que sucedieron ante sus ojos durante su concierto, y el cobarte de Jules Frutos siente la necesidad de echar tierra sobre la reapertura de su propio club contando historias falsas a la prensa y estropeando una oportunidad maravillosa que podría usar para propagar la paz y el amor, para en su lugar propagar palabras llenas de odio. Jesse nunca intentó entrar en el concierto de Sting de esta noche". Habría que preguntarse, en cualquier caso, si Jesse Hughes no fue capaz de concebir que aproximarse a un recinto donde se la había negado la invitación, en una ocasión tan sensible como esta, no podría ocasionar ciertas tensiones. 

Este pasado fin de semana ha dejado tras de sí una amarga polémica entre la banda Eagles of Death Metal y la sala parisina Bataclan donde vivieron el momento más trágico de su carrera, y uno no puede dejar de sentir que podría haberse evitado con un poco menos de orgullo y algo más de sentido común. 

ÂżTe gusta? ÂĄPuntĂșalo!

11 votos

Noticias relacionadas