Polémica por la compra de Time Warner por parte de AT&T

EL FUTURO DE LA FICCIÓN EN SUS MANOS.

Polémica por la compra de Time Warner por parte de AT&T

La compra de Time Warner por parte de AT&T suscita una enorme polémica ante la posibilidad de monopolio.

 Tras diversos rumores, este fin de semana se daba a conocer que el operador de móviles AT&T accedía a la compra de Time Warner por 85’4 millones de dólares, lo que confería a esta empresa de telecomunicaciones el control absoluto sobre una de las mayores productoras de contenido que engloba los estudios cinematográficos WarnerBros., Hanna-Barbera Productions y DC Entertainment, así como las cadenas de cable HBO, CNN, Cartoon Network y el cincuenta por ciento de The CW.

 Lo que se ha pretendido definir como “una combinación perfecta de dos compañías con fuerzas complementarias que pueden aportar un acercamiento fresco a cómo los medios y la industria de las comunicaciones funciona para los clientes, creadores de contenido, distribuidores y anunciantes” no ha estado exento de polémica, pues ha ocasionado serias dudas respecto a posibles conflictos monopolizadores, generando alarma entre las autoridades pertinentes que han reclamado un severo escrutinio por parte del Senado antes de validar la que ya es la operación de fusión más grande del presente año.

 AT&T es una firma de telecomunicaciones con tres décadas a sus espaldas que hace dos años, con la compra de DirectTV, se convirtió en el primer proveedor a nivel mundial de televisión por satélite, siendo ya de por sí una de las principales empresas que controla el acceso a Internet. Ahora, con la compra de Time Warner, que conlleva la asimilación de cadenas de cable, y siendo que AT&T ya contaba con sus propios canales de televisión de pago, un subcomité del Senado tendrá que determinar si la compra respeta las leyes antimonopolio o la empresa de telecomunicaciones ha eliminado a algunos de sus principales competidores a golpe de talonario.

 La compra de Time Warner por parte de AT&T suscita una enorme polémica ante la posibilidad de monopolio, pero, ¿perjudicará en algo nuestras series y sagas cinematográficas favoritas? Eso, todavía está por ver.

ÂżTe gusta? ÂĄPuntĂșalo!

12 votos

Noticias relacionadas