Las 5 peores películas basadas en cómics de superhéroes

SÍ, ZACK SNYDER NO PODÍA FALTAR.

Las 5 peores adaptaciones del cómic de superhéroes

¿Cuáles son las 5 peores películas basadas en cómics de superhéroes?

Nos enfrentamos ante el que sin duda es un tema comprometido, no tan sólo porque se nos antoja inevitable incurrir en polémicas sino por lo complejo que puede haber resultado realizar una criba con las cinco peores adaptaciones del cómic de superhéroes. Antes de proseguir ha de quedar claro uno de los aspectos fundamentales de esta selección; que es nuestra y, por tanto, se basa en criterios subjetivos. No pretendemos sentar cátedra sino compartir nuestro parecer al respecto.

La selección, como decíamos, no ha resultado sencilla, y no lo ha resultado debido a la enorme cantidad de producciones fallidas que se han venido realizando a lo largo de los años. Notará el lector que nos hemos centrado en aquellas producciones basadas en el cómic de superhéroes norteamericano, por lo tanto excusadnos si no encontráis en nuestra lista ‘Dragonball Evolution’. Tampoco veréis aquí largometrajes de animación, aunque algunas adaptaciones recientes como ‘La Broma Asesina’ bien merecería uno de los puestos, y de igual modo nos hemos forzado a obviar aquellas producciones recurrentes en estas listas, tal y como ‘Howard el Pato’, ‘Superman IV’, ‘Steel’ o los pezones de ‘Batman & Robin’, así como hemos sido condescendientes con aquellas películas que por su limitación de medios no pudieron ofrecernos más de lo que nos dieron. Dicho esto, comencemos:

 

5. ‘Spider-Man III’: Nos encontramos ante el capítulo final de la trilogía que fuera dirigida por Sam Raimi. El director de culto ya mostraba síntomas de agotamiento en una segunda entrega donde lo más relevante eran las secuencias centradas en la figura del Doctor Octopus pero en esta ocasión el hastío parecía responder, ante todo, a la injerencia del estudio. Raimi, amante de la etapa clásica del personaje, pretendía introducir en sus películas ese espíritu naïf de los cómics concebidos por Stan Lee y Steve Ditko pero desde el estudio se impuso la presencia de uno de los villanos más emblemáticos de la etapa moderna, Veneno, y esta peculiar adaptación de la Saga del Traje Alienígena se convirtió en una parodia debido al desinterés del director en la historia. Aún cuando en la película se pervierte el origen del personaje con ese giro donde se implica al Hombre de Arena en el asesinato de Tío Ben, o volvemos a encontrarnos ante un nuevo secuestro de Mary Jane, quien sigue estancada en la bochornosa figura de la dama en apuros sin atisbo de progresión, lo más terrible, lo más vergonzoso, es ese Peter Parker “oscuro” que se dedica a imitar a John Travolta para demostrar que se ha convertido en un chico malo.

 

4. ‘X-Men Origins: Wolverine’: Con los X-Men de Bryan Singer pudimos comenzar a tomarnos en serio a las traslaciones cinematográficas del cómic de superhéroes, aún cuando su adaptación del grupo mutante distaba en gran medida de la concepción original, dejando la lycra amarilla a un lado para que los personajes se lucieran en ajustados trajes de cuero. Con su marcha, se encargó la dirección de la tercera entrega a Brett Ratner y este ofreció un producto efectista superpoblado de personajes surgidos de las páginas del cómic que cautivó a los espectadores. ‘X-Men: The Last Stand’ se erigió como el capítulo más taquillero de la trilogía cinematográfica, y esto animó al estudio a expandir el universo de ficción con películas centradas en Wolverine o Magneto. La del Amo del Magnetismo nunca llegamos a verla, y con la de Wolverine habríamos deseado que ocurriera lo mismo. Deudora de la película de Ratner, saturaba la narración con personajes que no tenían ocasión de verse adecuadamente desarrollados en una sucesión de escenas efectistas donde lo único notable era el recorrido histórico de la relación de Logan con Creed. ¿Lo más denigrante? La interpretación ofrecida de Deadpool. Por fortuna, Ryan Reynolds pudo resarcirse tiempo después.

 

3. ‘Catwoman’/’Elektra’: Exaequo que nos permite comprender la desconfianza de los estudios ante los largometrajes protagonizados por superheroínas, si bien cabría reseñar que no es responsabilidad del personaje sino de la interpretación que se da del mismo, la cual parte de una visión sexista que nos produce vergüenza ajena. La frívola Catwoman interpretada por Halle Berry encuentra su antagonista en la esposa del magnate de una empresa de cosméticos mientras que la letal asesina creada por Frank Miller se convierte en protagonista de un inesperado drama familiar. Y a pesar de la visión sexualizada que se diera de Black Widow en ‘Iron Man 2’ podemos decir que la situación ha mejorado, albergando esperanzas ante las futuras producciones que tendrán como protagonistas a superheroínas.

Bonus Track: Con ‘Elektra’ habría que mencionar algunas de aquellas películas que surgieron bajo el ala de Avi Arad, como ‘Daredevil’, las dos entregas de ‘Los Cuatro Fantásticos’ dirigidas por Tim Story o los largometrajes de ‘Ghost Rider’ protagonizados por Nicolas Cage, a cada cual peor.

 

2. ‘El Caballero Oscuro: La Leyenda Renace’: Tercera entrega de la que es una de las trilogías cinematográficas más aclamadas por los aficionados a los superhéroes. Tras habernos concedido con ‘El Caballero Oscuro’ la que es para muchos obra maestra del género, donde los verdaderos protagonistas eran los villanos y no el héroe, Christopher Nolan se desmarcaba de lecturas alegóricas o diálogos filosóficos para ofrecernos una película forzadamente crepuscular que se convertía en un panfleto político en un escenario social, real, donde la ciudadanía reclamaba a los poderosos responsabilidades. Nolan, con el grupo terrorista liderado por Bane, parecía hacer de movimientos como el ‘Occupy Wall Street’ los antagonistas del relato dejando en claro su postura política, donde es la sociedad privada encarnada por Batman quien salva el día. Pero obviando esto, Nolan se atrevió con esta película a darle un final al superhéroe, un final polémico que para quienes conocíamos al personaje de los cómics se nos antojaba del todo inverosímil.

 

1. ‘Watchmen’: En su momento Zack Snyder fue laureado debido a lo que se consideró una adaptación fidedigna de la obra original de Alan Moore cuando los distintos niveles de lectura de ‘Watchmen’ son imposibles de trasladar a una película delimitada por su metraje y con una narración lineal como la ofrecida por el director. Lo único en verdad encomiable en el quehacer de Snyder fue su notable esfuerzo por interpretar la imaginería gráfica de Dave Gibbons pero la desmitificación de los superhéroes que supuso la historia del Barbudo de Northampton se convertía en manos del director de ‘300’ en un pretencioso relato épico que apenas se concedía algún momento de introspección, en una sucesión de escenas sobrecargadas con artificiosa plasticidad mientras que a nivel argumental se nos mostraba inconsistente a causa del importante cambio en su final respecto al que Alan Moore escribiera para el cómic. Podríamos haber mencionado el confuso metraje de ‘Batman v Superman: El amanecer de la justicia’ o la visión oscurantista de un héroe solar como Superman, pero sin duda ‘Watchmen’ es la adaptación más fallida realizada por Zack Snyder.

Estas son nuestras 5 peores peores películas basadas en cómics de superhéroes; ¿cuáles son las vuestras? 

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

22 votos

Noticias relacionadas
load