¿Cuáles son las 5 películas más infravaloradas?

CINCO, PERO PODRÍAN SER MUCHAS MÁS...

¿Cuáles son las 5 películas más infravaloradas?   Hace apenas un par de años, el especialista en bioinformática y teoría de sistemas biológicos Benjamín Moore elaboró una aplicación que posibilitaba l

¿Cuáles son las 5 películas más infravaloradas?

Hace apenas un par de años, el especialista en bioinformática y teoría de sistemas biológicos Benjamín Moore elaboró una aplicación que posibilitaba la comparación de las valoraciones de una película según la crítica frente al público no profesional. Por tal de probarlo, Moore tomó como referencia las bases de datos de dos de los más populares portales de Internet dedicados a la crítica; IMDb y Rotten Tomatoes, dando como resultado una gráfica en la que se discernía las películas como mayor acogido entre los espectadores pero pésima crítica con aquellas que habían obtenido una mejor recepción por parte de la crítica pero negativa en lo que respecta al público; las películas más infravaloradas frente a las sobrevaloradas. El resultado, que tenía en consideración cerca de 1.200 películas, demostraba que en el caso de las infravaloradas por parte de la crítica sobresalían comedias de humor grueso frente a películas de corte familiar sobreestimadas por los profesionales. Sin embargo, el estudio no estaba exento de errores; en primer lugar por delimitarse al mercado norteamericano, en segundo porque se sustentabas en unas valoraciones porcentuales engañosas en su origen y en tercer lugar porque se pretendía conceder un carácter empírico a percepciones subjetivas. Pero el mayor error radicaba en la alteridad de la lectura; para Moore, las películas eran infravaloradas respecto a la crítica pero bien podría haberse contemplado los resultados a la inversa y considerar que era el público quien sobrevaloraba.

Nosotros no nos vamos a complicar tanto las cosas. Olvidad complejos sistemas de datos, las cinco películas que nosotros hemos escogido como las más infravaloradas responden a algo tan vulgar como nuestro criterio, por tanto tendréis que ateneros a nuestros valores subjetivos y conceder que, con toda probabilidad, no comulgaréis con nuestro parecer. Vamos a ello:

 

  1. ‘Prometheus’: No encendáis las antorchas tan rápido, por favor, que acabamos de empezar. El regreso de Ridley Scott al universo de ‘Alien’ fue motivo de controversia, no logrando satisfacer las expectativas que el aficionado había depositado en el producto, pero si bien es cierto que la película no carece de errores tal vez deberíamos aceptar nuestra responsabilidad como espectadores pues acudimos al cine teniendo muy presente lo que queríamos encontrar y, al final, nos encontramos con algo completamente distinto. Scott regresó a ‘Alien’, sí, pero lo hizo en un principio sin xenomorfos porque la historia que nos quería relatar pretendía ser paralela a la que ya conocíamos y distanciándose del tenebroso slasher en el espacio exterior que fuera la primera entrega cinematográfica de la franquicia, Scott nos ofreció un relato especulativo deudor de las teorías de Von Daniken en lo que el director concebía como ciencia ficción. Pero muchos optaron por juzgarla sin concesiones, centralizando su furia en aquellos caprichos narrativos que sin duda habríamos pasado por alto en cualquier otro largometraje. Lo cierto es que mucha gente parecía querer odiarla desde antes incluso de su estreno, aunque aquí el problema tal vez fuera Damon Lindelof. El polémico final de la mítica serie de televisión ‘Lost’ que polarizó a los espectadores estaba todavía reciente y se había dado una corriente de animadversión hacía todo aquel que pudiera haber estado en su realización, siendo que incluso a J. J. Abrams, que no participó en ese final, se le prejuzga todavía hoy a pesar de haber reivindicado con el reboot de ‘Star Trek’. Pero al pobre Lindelof no se le perdona y ya lleva marcado de por vida el sambenito de no dar respuesta a sus propuestas. Por tanto, no sólo hubo gente que acudió al cine a ver ‘Prometheus’ con las expectativas equivocadas, sino que también hubo quien acudió con odio, y el largometraje no se merecía tanto odio.

 

  1. ‘El Bosque’: Y con esta película nos encontramos ante otro profesional a quien se le prejuzga por sus errores, minusvalorando sus virtudes; M. Night Shyamalan. El director de origen indio nos ofreció con ‘El Bosque’ una elegante fábula cuyo discurso se centraba en el miedo a lo ajeno y desconocido, la paranoia social en un contexto donde las heridas del 11-S todavía no habían logrado cicatrizar. No importó su acertado uso del tempo narrativo, la luz y los colores para generar una atmósfera envolvente que nos hiciera partícipes activos de esta intriga con regustillo clásico, al público le molestó que no fuera el relato de terror que ellos esperaban, atribuyéndole al director un error que correspondía a los responsables de la campaña promocional. No era la primera ocasión que le ocurría, tampoco la última, y poco a poco se fue defenestrando la imagen de quien con su primera producción norteamericana prometía tomar el relevo del Rey Midas de Hollywood. El orgullo de Shyamalan tampoco ayudó a mejorar las cosas, y con su niñería de burlarse de la crítica con un personaje paródico en ‘La joven del agua’ se labró la enemistad eterna de este gremio, aún cuando su trabajo como director merece un justo reconocimiento.

 

  1. ‘Tomorrowland’: Ya os habéis olvidado de ella, ¿verdad? Resulta comprensible, porque pasó sin pena ni gloria por la cartelera. Y sin embargo… Sin embargo la película dirigida por Brad Bird es una deliciosa oda a la ciencia ficción clásica en una aventura futurista que recuperaba para el espectador el pleno significado del sentido de la maravilla. Las razones por las que un largometraje tan especial no obtuviera los réditos que se merecía en taquilla se me escapan, quizás el público exigía una acción más frenética con un discurso menos complejo, o tal vez fuera porque Damon Lindelof había co-escrita el guión. Chi lo sa.

 

Bonus Track: ‘John Carter’, otra producción de Disney que nos ofrecía una película de aventuras simpática, con efectos visuales destacables y una dinámica entre sus dos personajes principales (John Carter y Tars Tarkas) cautivadora. Pero no convenció, tal vez porque se tratara de un entretenimiento que podía disfrutar toda la familia y el público se ha vuelto demasiado cínico como para saber apreciarlo. 

 

  1. ‘Cazafantasmas’: Estaba obligado a mencionarla. Este verano hemos contemplado una vez más como el prejuicio irracional de un sector de los espectadores ha menoscabado las posibilidades comerciales de un proyecto que podría haber derivado en una nueva y refrescante franquicia. Y la cosa prometía, porque si en algo sobresalía era en la triangulación de sus personajes, donde todas y cada una de las protagonistas lograba tener su propia voz ganándose la simpatía el espectador abierto. La intransigencia de los aficionados, el odio inadmisible, se ha hecho patente de manera doliente con este relanzamiento de la película de los ochenta. Lo triste, lo deprimente, es tomar conciencia que ha sido el machismo, ese que muchos pretenden negarse, quien ha logrado imponerse en esta ocasión.  

 

  1. ‘El Atlas de las nubes’: En 2012 las ahora Hermanas Wachowski abordaban su proyecto más ambicioso, la adaptación de la novela homónima escrita por David Mitchell en la que trasladaba al espectador a distintos escenarios y géneros a lo largo de la historia. Ciencia ficción, comedia, aventura e intriga para hablarnos de un mismo discurso deudor de las filosofías orientales que son tan del agrado de los directores como la conexión universal, el karma y el samsara, pero todavía un mensaje más importante; la necesidad de rebelión. Cualquier pequeño acto de rebeldía, por insignificante que nos parezca, puede llegar a cambiar el mundo de otra persona aunque para ello deban transcurrir cientos de años. Era esta una historia compleja que los directores no simplificaron, confiando en la inteligencia del espectador y solicitando su compromiso con la narración. Craso error, el relato resultó extenuante y el fallido maquillaje de algunas caracterizaciones no permitía que el espectador se implicara en la historia, si no al contrario. Además, los espectadores ya comenzaban a tenerles tirria a los Wachowski por la grandilocuencia de su trilogía ‘The Matrix’, así que contemplaron esta nueva propuesta con escepticismo. Una lástima, porque nos encontramos ante una de las grandes obras cinematográficas del presente milenio.

Estas son las 5 películas que consideramos más injustamente infravaloradas; ¿cuáles son las vuestras? 

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

24 votos

Noticias relacionadas
load