MK Ultra; el terrorífico experimento real en que se basa 'Stranger Things'

LA REALIDAD ES MÁS TERRIBLE QUE LA FICCIÓN.

MK Ultra; el terrorífico experimento real en que se basa 'Stranger Things'

Hablamos del Proyecto MK Ultra, el terrible programa científico real en el que se basa ‘Stranger Things’.

Son diversas las referencias que se han dado a conocer en la popular serie de televisión ‘Stranger Things’. Entre ellas no sólo se cuentan con los guiños visuales e, incluso, conceptuales de recordadas producciones de la década de los ochenta como ‘Poltergeist’ o ‘E.T., el Extraterrestre’ sino que, como ya hemos tenido ocasión de comentar con anterioridad, la serie es en su conjunto un enorme tributo a la obra del escritor de Maine; Stephen King.

‘It’, ‘The Body’, ‘La Niebla’, … pero si uno de los relatos de King destaca por su relevancia en ‘Stranger Things’ ese es ‘Ojos de Fuego’. La novela publicada en 1980 nos presenta a Andy McGee y su hija, Charlie, quienes se encuentran a la fuga, huyendo de una organización conocida como La Tienda. En sus años de universidad, Andy participó junto a quien sería su esposa, Virginia, en un experimento conocido como Lote Seis donde se les suministró drogas alucinógenas que tuvieron como consecuencia el desarrollo de habilidades extrasensoriales, siendo que su hija en común mostró a medida que crecía poderes más destructivos. Por supuesto, La Tienda ambicionaba hacerse con ellos, y en especial con Charlie, para poder utilizarlos en sus fines, y la familia se veía obligada a vivir en una huída constante. Es probable que el argumento de ‘Ojos de Fuego’ os resulte familiar, pues los Laboratorios Hawkins dirigidos por el Doctor Brenner bien podría confundirse con La Tienda mientras que Eleven podría ocupar el lugar de Charlie. Pero tanto ‘Ojos de Fuego’ como ‘Stranger Things’ encuentran un origen en común; los experimentos que la CIA realizó en el denominado Proyecto MK Ultra.

La primera constancia del Proyecto MK Ultra se dio a finales de 1974 cuando el New York Times reveló una serie de experimentos ilegales realizados por la CIA (la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos) sobre la población. Esto tuvo como consecuencia que el Congreso investigara sobre el asunto y que se creara un comité selecto del Senado presidido por el senador Frank Church, así como una comisión presidencial destinada a investigar las actividades de la CIA y otras agencias de inteligencia dentro de los Estados Unidos, llamada Comisión Rockefeller por estar encabezada por el entonces vicepresidente del gobierno, Nelson Rockefeller. Las pesquisas se vieron entorpecidas de manera continuada por Richard Helms, quien era director de la CIA y que ordenó la destrucción de toda la documentación referente al Proyecto MK Ultra, pero tanto el Comité Church como la Comisión Rockefeller lograron demostrar en base a los testimonios y los documentos que no fueron destruidos que una gran mayoría de personas sometidas a los experimentos no habían concedido su consentimiento.

Fueron muchas las víctimas de esta iniciativa del Proyecto MK Ultra, pero nunca se pudo concluir que hubiera víctimas mortales, si bien sí existían evidencias no concluyentes. El caso más importante fue el del doctor Frank Olson, bioquímico del ejército especializado en armas biológicas al que se le suministró sin su consentimiento drogas experimentales. La muerte posterior en circunstancias sospechosas (supuesto suicidio) condujo después de abrirse las investigaciones contra la CIA por el Proyecto MK Ultra a un proceso judicial que se cerró en 1996 sin haber encontrado pruebas concluyentes, a pesar que un examen forense realizado dos años antes sobre el cadáver exhumado del Doctor Olson demostrara lesiones craneales previas a su supuesto suicidio.

Pero, ¿cuándo nació el Proyecto MK Ultra? A pesar de haber indicios de experimentos similares por parte del gobierno durante la década de los treinta, el proyecto, como tal, fue iniciado en 1953 por quien era el director de la CIA en aquella época, Allen Dulles. El jefe de este programa de inteligencia fue el director Sydney Gottlieb, y en las distintas investigaciones que se llevaron a cabo estuvieron implicados científicas nazis forzados a colaborar por su libertad tras haber sido presos durante la guerra. Fueron más de 150 investigaciones las que se desarrollaron dentro del Proyecto MK Ultra y, si bien se desconoce el propósito de la mayoría de ellos, parece que la mayoría tenía como objetivo el desarrollo de sustancias, procedimientos de interrogatorio y tortura así como de técnicas de control mental destinadas a que el sujeto dijera toda la verdad. También se cree que el Proyecto MK Ultra trabajaba en la creación de lo que se ha venido a denominar un “Candidato Manchú”; un individuo vulgar y corriente sometido a control mental programado para llevar a cabo un crimen político.

Los experimentos tuvieron graves consecuencias en varios de sus participantes involuntarios como amnesia, afasia, estrés, depresión, perdida del control motriz, incontinencia o paranoia. Fueron cuarenta y cuatro universidades las que participaron en el Proyecto MK Ultra, así como hospitales, prisiones, fundaciones de investigación o compañías farmacéuticas, y sin embargo se desconoce la extensión de las investigaciones así como cuantas personas pudieron llegar a ser sometidas en las mismas sin su conocimiento. En 1977, mediante a una solicitud a la Ley por la Libertad de la Información, se permitió descubrir más de 20.000 documentos relacionados con el Proyecto MK Ultra, y en 2001 todavía se desclasificaron otros tantos, si bien todavía hay muchos misterios por revelar en torno a este programa, y secretos que aún están por revelar.

En relación con ‘Stranger Things’, documentos provenientes de la rama canadiense del Proyecto MK Ultra dejaron al descubierto que algunos sujetos, como resultado de la suministración de drogas y comas forzados, perdían la noción de su propia identidad y se les hacía creer que sus captores, responsables de los experimentos, eran sus padres para facilitar las investigaciones. De la manera en que Eleven se dirigía al Doctor Brenner como su “padre”.

A veces, la realidad es más terrible que la ficción, tal y como demuestra el Proyecto MK Ultra en que se basó ‘Stranger Things’.

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

4 votos

Noticias relacionadas
load