Sentirte como el Duende Verde con un aerodeslizador real

PERO NO SE TE OCURRA PERSEGUIR A NINGUNA RUBIA...

Sentirte como el Duende Verde con un aerodeslizador real

Descubrí como lector al Duende Verde fue en el número 66 de ‘Web of Spider-Man’, donde compartía portada con el Hombre Ígneo y nuestro preciado trepamuros. Entonces, quien portaba la máscara era Harry Osborn, el cual pretendía redimir los pecados de su padre. Neófito como era entonces, pues a pesar de que mis padres llevaban años comprándome cómics no había tenido ocasión de indagar en el pasado de mis héroes favoritos, desconocía el trasfondo de aquel personaje y la tragedia que le acompañaba. A pesar de esto, el diseño mostrado me fascinó y quedé prendado por completo de ese personaje.

1

¿Y qué niño no se sentiría asombrado por el Duende Verde? No sólo por esa máscara siniestra y los motivos que evocan a Halloween, que por entonces para nosotros era una fiesta tan ajena como fascinante, sino por ese aerodeslizador con el que surcaba los cielos de la ciudad. Nosotros, que debíamos conformarnos con emular a las Tortugas Ninja con nuestro vulgar monopatín de cuatro ruedas, soñábamos con poder alzar el vuelo con esa tabla bajo nuestros pies, como si fuéramos el Duende. O, sí, sé que estáis pensando en él; Marty McFly en ‘Regreso al futuro 2’. Pero era una referencia demasiado obvia, así que conceded mi larga homilía.

Los niños de hoy ya no deben contemplar como un distante deseo el poder deslizarse por los cielos con una tabla bajo sus pies porque el equipo de Zapata Racing ha diseñado su particular aerodeslizador, al que han dado en llamar Flyboard Air que, impulsado por una unidad de propulsión independiente, puede alcanzar una velocidad de 150 kilometros por hora, si bien con una autonomía de diez minutos. Pero, ¿acaso no es tiempo suficiente para sentirse el Duende Verde?

Y vosotros, ¿no os gustaría surcar los cielos sobre un aerodeslizador como hacía el viejo Duende?

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

9 votos

Noticias relacionadas
load