¡Las películas de Miyazaki destrozadas por el hentai y los otakus!

GHIBLI FAN-SERVICE.

¿Qué ocurriría si las películas de Miyazaki estuvieran enfocadas a satisfacer la frivolidad del otaku?

Hayao Miyazaki es uno de los realizadores más admirados de la industria del anime. Fundador del Estudio Ghibli, entre las películas que ha dirigido se encuentran grandes obras de la animación como Mi vecino Totoro, Porco Rosso o La Princesa Mononoke y ha sido galardonado con el Oscar a la Mejor Película de Animación por El Viaje de Chihiro y nominado en la misma categoría por El Castillo Ambulante.

Su obra destaca por no incurrir en cánones comerciales y recupera discursos humanistas y de respeto por la naturaleza que podíamos encontrar en otros autores como el padre del manga Osamu Tezuka o el director de cine Akira Kurosawa.

En su momento, Miyazaki se mostró crítico con un sector de los aficionados señalando que el problema de la industria del anime era que se encontraba llena de otakus. Cabe advertir que el término, utilizado en nuestro país para englobar a todos los aficionados al manga y el anime, tiene una acepción ligeramente distinta en Japón y señala a los aficionados más extremistas del medio. Se refería Miyazaki a la visión deshumanizada de estos por alienarse de su entorno y, como consecuencia, llevar a la producción de determinada clase de productos que no resultaban de la simpatía del autor.

La gente de CollegeHumor.com se pregunta qué pasaría si las películas de Miyazaki fuera como cualquier otro anime y el resultado parece concebido por uno de esos otakus a los que el director se refería.

¿Qué ocurriría si las películas de Miyazaki estuvieran enfocadas a satisfacer la frivolidad del otaku? 

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

19 votos

Noticias relacionadas
load