Lo último en baile: El Harlem Shake y los estilos que arrasan a través de internet

LA ÚLTIMA MODA TRAS EL GANGNAM STYLE

El Harlem Shake arrasa por todo el mundo

El Harlem Shake, el nuevo viral que arrasa en Internet.

¿Te pensabas que con saber bailar el Gangnam Style de Psy ya estabas en la última? Craso error.

La llegada del Harlem Shake está desmontando todos los esquemas convirtiéndose en la última tendencia que está arrasando a través de las redes. El nuevo esperpento de internet consiste en tomar como base una pieza del tema homónimo del rapero Baauer y grabar un vídeo en el que generalmente aparece un tipo como aspecto extrafalario realizando un baile ridículo en medio de una multitud que lo ignora.

Entonces es cuando el 'Harlem Shake' se produce con un parpadeo tras el cual vemos a todos los presentes sumándose a la fiesta de forma frenética y aleatoria. Dando como resultado centenares de vídeos caseros en los que los usuarios dan rienda a su imaginación, este fenómeno destinado a convertirse en el nuevo Gangnam Style no es sino una de las nuevas tendencias de baile que se están extendiendo por todo el mundo a través de Youtube:

Gothic Hip Hop: ¿Qué ocurre cuando la cultura gótica se apoderan de los movimientos y los estilos del Hip Hop? Básicamente algo similar a lo que puede verse en el siguiente vídeo, donde un artista versado en la materia explica como esta tendencia se vale de toda la iconografía ligada a Vampiros y Hombres Lobo para crear una nueva forma de baile que parece beber de la atmósfera y las técnicas de combate de sagas cinematográficas como Blade, Matrix o Underworld:

 

Dubstep Freestyle: Popularizado por el artista urbano Marquese Scott, consiste básicamente en desafiar las leyes de la física bailando en 'stop motion'. Sin efectos especiales ni cables, el estilo se basa en movimientos milimétricamente medidos a medio camino entre el moonwalk de Michael Jackson y el 'robot' en los que entra en juego todo el cuerpo. Al contrario del caótico Harlem Shake, este estilo requiere mucha práctica y control motriz. Cualquier otra cosa que pudieramos decir de este inclasificable estilo que rompe drásticamente con cualquier cosa que hubieramos visto antes sería quedarse cortos, así que dejemos que las imágenes hablen por si mismas:

  

 

Finger Tutting: Incorporando movimientos del dubstep, básicamente podríamos definir este estilo como 'bailar con los dedos'. El resto del cuerpo se limita a acompañar su curso, pudiendo bailarse sin moverse del asiento como muestra este comercial que lanzarón para el Galaxy SII en las televisiones francesas.

 

Gentleman's Tap: El estilo que popularizara la elegancia de bailarines como Fred Astaire o Gene Kelly vuelve a estar de moda. Todo consiste en unos buenos zapatos y un todavía mejor juego de pies, convirtiendo una tabla de baile en un festival sonoro como el que nos ofrecería la joven estrella Joshua Johnson en el programa de Ellen Degeneres. Tampoco tiene nada que ver con el Harlem Shake, tendiendo más al revival vintage con estilo que al caos y la improvisación de la nueva moda de internet, pero es un estilo que está triunfando en las grandes ciudades de america. A partir del minuto 6:30 podréis disfrutar de la actuación del artista:  

 

Krumping: Nacido en el corazón de Los Angeles, este estilo incorpora movimientos exagerados de brazos, manos, piernas, pies... -todo lo que se pueda mover, básicamente- pero con una hipnótica precisión únicamente alcanzable si uno dispone de una condición física envidiable. Adrenalínico y explosivo, nació como una forma de expresión mediante la que liberar toda la energía y la frustración que acumulamos durante nuestro día a día. 

J-Sette: Tan caótico o más que el Harlem Shake, este estilo comenzó a popularizarse a través de los movimientos en pro de los derechos de gays y lesbianas. Descarado, provocador... los cuerpos de los bailarines se agitan con un ritmo endiablado como si fueran látigos de carne sin hueso. Originario de los estados norteamericanos del sur, el estilo se ha estendido por todos los Estados Unidos llegando hasta los escenarios y las actuaciones profesionales en apenas unos años.

  

Rompehuesos: Terminamos con el estilo que hará que os duela todo el cuerpo como si os hubierais caído en una gravera llena de guijarros. Postapocalíptico y asfixiantemente industrial, este estilo lleva la flexibilibilidad de los bailarines hasta límites que parecen imposibles. Antes de empezar a practicarlo, más os vale dominar bien a fondo el Harlem Shake, no sea que más de uno acabéis la tarde en urgencias. 

 

 

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

10 votos

Noticias relacionadas