Crítica de Las Ventajas de Ser un Marginado. La gran revelación.

CUANDO LO INDIE Y LA CALIDAD SE DAN LA MANO

Hermione cambia de registro en Las Ventajas de ser un Marginado

 Las Ventajas de ser un Marginado, adaptación cinematográfica de la popular novela The Perks of Being a Wallflower de Stephen Chbosky, quien -casualidades de la vida- también es el director del film se estrenaba la semana pasada, con un atronador éxito de crítica.

La historia arranca con una carta del protagonista dedicada expresamente al espectador, trasladándonos a ese periodo atemporal llamado adolescencia. Allí, seguiremos sus pasos de este apocopado muchacho mientras intenta adaptarse a la jungla humana que es la High School americana, con todas sus competiciones deportivas, fiestas y órdenes jerárquicos.

Escrita como una sucesión de cartas enviadas a un amigo imaginario desde cuyo punto de vista nos adentramos en la historia, The Perks of Being a Wallflower alcanzó cierto reconocimiento reconocimiento como novela juvenil de culto, pudiéndose antojar como una suerte de precedente al movimiento indie actual. El termino 'Wallflowers' -traducido aquí como 'marginados', aunque siempre me gustó más 'invisible'- se usa a denominar a todos esos muchachos y muchachas de actitud introvertida que suelen pasar desapercibidos entre la ruidosa fauna del instituto, pero que cuando los conoces estarías dispuesto a sacrificar al 90% de tus compañeros de clase en nombre de Cthulhu antes de perderlos de vista.

Gente con un gusto envidiable en música, cine y literatura; que llevan vidas interesantes y son enemigos de todo lo mainstream. Gente cool que se esconde entre las masas zombificadas a la espera de ser descubierto y a los que -en definitiva- nos gustaría haber conocido.

Emma Watson (la conocidísima Hermione de la saga Harry Potter) se sumó a última hora a este film cuasi indie con los también jóvenes y prometedores Logan Lerman (Percy Jackson y el ladrón del rayo, El Tren de las 3:10) y Ezra Miller (Tenemos que hablar de Kevin, Asuntos de familia y Afterschool). El trío ostenta el protagonismo del coral debut cinematográfico de Chbosky, quien se mueve por las convenciones habituales del género sin caer en lo tópico.

Tampoco se despega del todo de ello, habiendo momentos en los que a pesar de tratarse de personajes bastante más desarrollados de la costumbre, parece estar siguiendo el ABC de los dramas estudiantiles. Aun así, la película es más de lo que parece, y a parte de conseguir una atmósfera generacional muy lograda (donde priman temas de The Smiths, New Order, Sonic Youth o cierto tema de David Bowie con gran trascendencia para la trama), ofrece momentos bastante inspirados y revelaciones completamente inesperadas e insólitas.

En definitiva, Las Ventajas de ser un Marginado es una película que sin reinventar la rueda sabe hacerse querer, estando realizada con oficio y mucho cariño. Lo más decepcionante es que no acabe de despegar de la media, pero aun así, su autor muestra varias pinceladas de talento que hacen pensar que podría llegar a ser un nombre a tener en cuenta. Aun así, lo más destacable termina siendo los tres artistas que dan vida a los roles principales.

De entre ellos, Emma Watson es curiosamente la que menos luce y -pese a cumplir con solvencia- se queda algo pequeña frente al talento interpretativo Logan Lerman y Ezra Miller. El primero crea a un protagonista lleno de matices que se apodera de los momentos dramáticos sin caer en la sensiblería ni resultar apático (de hecho podría ser un Peter Parker extraordinario). Ezra es harina de otro costal, desprendiendo tal irresistible carisma que cada vez que irrumpe en el plano se hace dueño de la pantalla.

Buena elección desde luego para interpretar al introvertido Charlie y los hermanastros Sam y Patrick, una suerte de reverso indie del trío de Hogwarts que convierte un bohemio barrio de Pittsburgh en el escenario para otro tipo de magia. Tanto para los jóvenes que quieran iniciarse en las reglas básicas del espíritu indie como para aquellos iniciados que quieran remontarse a su infancia, The Perks of Being a Wallflower puede ser un entretenimiento más que disfrutable para poner la guinda a una tarde de Febrero.

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

16 votos

Noticias relacionadas
load