Batman existe: es eslovaco y no tiene demasiado glamour

A CAMBIO DE COMIDA


En la mayoría de los casos, así surgen los superhéroes: cuando la sociedad está que da pena, aparece un vengador enmascarado para ayudar a aquellos que lo necesiten. Más o menos lo que hace este eslovaco de 26 años que se ha convertido en Batman, pero con menos glamour.

Sí, no es una noticia estrictamente cinematográfica. Pero es un claro ejemplo de que los personajes traspasan las pantallas y las páginas de los cómics también con los adultos. Además, lo bueno de que se tome como referente a Batman es por el tema de la seguridad; al no tener poderes propiamente dichos, se evitan los saltos desde ventanas intentando volar como pasa con aquellos que emulan a Superman.

Centrémonos en el caso que nos ocupa. Tomando por referente a Bruce Wayne (recordemos, muchimillonario que se puede pagar trajes de carbono y varios Batmovil), Zoltan Kohari también tiene un traje negro con orejas de murciélago. Sólo que él vive en un edificio abandonado y ayuda a sus vecinos a cambio de comida. Sus misiones, de momento, son de índole menor como llevar la compra a los ancianos o bajar gatos de árboles, pero tiempo al tiempo.

Afirma, incluso, estar dispuesto a ayudar a la policía en sus tareas contra la delincuencia. La policía, como es costumbre, se niega afirmando que temen por su seguridad. Pero seamos sinceros, todos sabemos que a los cuerpos de seguridad les da miedo que un héroe enmascarado les haga sombra. Sólo nos queda esperar a que surja el Inspector Jim Gordon eslovaco y comience su colaboración.

La noticia pertenece a La Información pero nos ha llegado gracias a uno de nuestros lectores incondicionales. En la fuente original podéis ver unas cuantas fotos más.

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

7 votos

Noticias relacionadas
load