EMI es engullida por Universal y Sony: pasó lo que tenía que pasar



Hace unos días os comentábamos que el gran David Bowie se estaba planteando seriamente abandonar el sello EMI, discográfica que acumulaba pérdidas millonarias, por lo que intuíamos que su final estaba cerca. Pues bien, Universal Music y Sony Music han sido los encargados de repartirse los restos de la discográfica, otrora gloriosa con grupos como The Beatles o Queen.

Concretamente, Vivendi/Universal Music ha adquirido la división de música grabada, es decir, que ahora posee el catálogo de artistas como David Bowie, Pink Floyd, Coldplay o Gorillaz, y el precio pagado han sido 1.200 millones de libras de nada. Por su parte, Sony Music se ha convertido en la dueña de la distribuidora, que cuenta con grupos como Arcade Fire, Daft Punk, Kanye West, Beyonce, Jay-Z, Amy Winehouse o Lou Reed.

Con esta maniobra, las discográficas pertenecientes a la Independent Music Companies Association (IMPALA), a la que pertenecen sellos indies como Matador o PIAS, han puesto el grito en el cielo, ya que Universal se convierte así en la discográfica más poderosa del mundo. No es de extrañar, pues, que la maniobra todavía deba pasar el control de instituciones antimonopolio europeas y americanas, aunque nos da a nosotros que obtendrá los permisos.

Vía Pitchfork.

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

18 votos

Noticias relacionadas
load