Disco viejuno: Hoy 'Nilsson Schmilsson'

1971


Colega de farras de John Lennon, uno de los mejores amigos de Ringo Starr, compositor de The Monkees y "grupo" americano favorito de Paul McCartney y Lennon (eso declararon ambos en una rueda de prensa en el 68), Harry Nilsson sigue siendo, a pesar del lanzamiento del muy recomendable documental 'Who is Harry Nilsson? (And why is everybody talkin' about him)' y de que aparezca en numerosas bandas sonoras, uno de los grandes músicos desconocidos del siglo XX.

A pesar de varias de sus versiones, como Everybody's talkin' (incluida en la banda sonora de 'Midnight Cowboy' y original de Fred Neil), la desgarradora revisión de Without you, de Badfinger, son conocidas all around the world, Harry Nilsson siempre tuvo la capacidad de permanecer en la sombra, quizás ayudado por su pánico a actuar en público, que mantuvo toda su vida, y por su declive -entró en una espiral autodestructiva que acabaría con su voz.

El álbum que nos ocupa hoy es el más conocido y aclamado de su carrera, 'Nilsson Schmilsson' (1971) el primero producido por Richard Perry (Art Garfunkel, Diana Ross). En él se incluye la mencionada canción Without you y, aunque incluye algunas pastelonadas como I'll never leave you, es una sucesión de temazos que te harán preguntarte: ¿Nilsson, dónde has estado todo este tiempo?



Para empezar, Gotta get up, del propio Nilsson, que recuerda un poco al estribillo que McCartney introdujo en A day in the life (Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band, 1967), es el tema perfecto para introducir un álbum: divertido, pegadizo y sugerente, y Driving song adelanta lo que va a ser el álbum: Nilsson dejando a su voz fluir, mezclas de blues, rock y pop, influencia de los Beatles pero, sobre todo, el sello de autenticidad de un compositor e intérprete mayúsculo.

Maestro de las covers, se marca una versión absolutamente maravillosa del Early in the Morning, la canción con arreglos cubanos de Louis Jordan, y continúa con la atmosférica The Moonbeam song y la bluesera Down -que muestra bastante bien su estado de ánimo casi permanente, de ahí las fiestas-, para llegar a la canción que le valió un Grammy, Without you. De todas formas, nos interesa mucho más la que sigue: Coconut.

La divertida canción que, para los más cinéfilos, aparece en los créditos finales de Reservoir Dogs (gracias, Tarantino), fue grabada con tres registros diferentes de voz (idea sugerida por Richard Perry), dando vida a tres personajes, y da como resultado una extrañamente pegadiza y repetitiva canción que acaba encantando.



Finalmente, Let the good times roll, otra versionzaca con sello Nilsson precede a la joya de la corona del álbum: Jump into the fire. Nilsson te engancha de las vísceras con sus gorgoritos, y sus ritmos pegadizos, que incluyen con una línea de bajo simplemente incendiaria, ayudan a que ya no vuelvas a perder de vista al cantante.


'Nilssson Schmilsson'
01 Gotta Get Up
02 Driving Along
03 Early in the Morning" (Leo Hickman, Louis Jordan, Dallas Bartley)
04 The Moonbeam Song
05 Down
06 Without You (Pete Ham, Tom Evans)
07 Coconut
08 Let the Good Times Roll (Shirley Goodman, Leonard Lee)
09 Jump into the Fire
10 I'll Never Leave You

Nos hemos ceñido a la versión de 1971, pero tenéis la edición remasterizada de 2004 en Spotify.

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

17 votos

Noticias relacionadas