Tú antes molabas: Hoy, Jared Leto

DE ACTOR INDIE A ÍDOLO ADOLESCENTE



Lo de este señor no tiene perdón de Dios. Esto sí que es una manera de echarse a perder. Jared Leto, ese chico de ojos azules y brazo grangrenado en "Requiem por un sueño" no es ni sombra de lo que era (ni de lo que pudo llegar a ser).

Retrotaigámonos al año 2000. Jared Leto había participado en varias pelis, pero en ninguna había tenido un papel principal, hasta que llego Darren Aronofsky. Con "Requiem" se convirtió en un icono del cine indie y en objeto de deseo de más de una muchachuela.

Pero, a juzgar por los resultados, se tomó demasiado en serio eso de ser un icono adolescente, formando ese grupo de calidad musical dudosa llamado 30 Seconds to Mars, e iniciando esa estética pseudo gótico-oscura-cutre.

Es cierto que mientras tanto ha seguido haciendo pelis pero, las cosas como son, no es lo mismo. Ya prima el grupo. Y el colmo llego en los pasados MTV MVA: ¡No se puede ir por el mundo vestido de Naruto sin perder la dignidad!


¿Te gusta? ¡Puntúalo!

6 votos

Noticias relacionadas
load