'C贸mo acabar con tu jefe', exceso sin riesgo

La pel铆cula de Seth Gordon sigue todos los par谩metros de una comedia salida de la factor铆a Apatow, con una muy ligera ventaja sobre ellas: no es una pel铆cula larga. Creo que las comedias actuales pecan de ese defecto en general 鈥攁largamiento innecesario de los gags, repetici贸n y ep铆logos demasiado bienintencionados鈥, y sin embargo, aunque 鈥楥贸mo acabar con tu jefe鈥 no cae en ese defecto, s铆 vuelve a dar gato por liebre en cuanto el delirante planteamiento es paulatinamente suavizado seg煤n avanza la trama, hasta llegar a una conclusi贸n en el fondo muy pol铆ticamente correcta. Un error muy com煤n que no queda ni subsanado por lo que mi compa帽ero Juan Luis Caviaro dice que es lo mejor de la funci贸n, los secundarios. Ellos terminan siendo la pel铆cula. Kevin Spacey, Jennifer Aniston y Colin Farrell dan vida a los muy especiales jefes que los protagonistas del relato quieren eliminar, cada uno por muy diversas razones. En el caso de Spacey y Farrell estamos ya acostumbrados a su camaleonismo, y en esta pel铆cula es una delicia comprobar como bordan sus roles, un jefe cabr贸n de altos vuelos que no duda en re铆rse en la cara de su subordinado al enterarse de c贸mo llamaba 茅ste cari帽osamente a su amada abuela recientemente fallecida, y un jefe adicto a la coca铆na, que hered贸 el puesto por herencia al morir su padre 鈥攂reve aparici贸n de Donald Sutherland 鈥, personajes odiosos donde los haya. El caso de Aniston llama m谩s la atenci贸n por dar vida a un personaje alejado de su habitual registro, yo dir铆a que en las ant铆podas. Esa dentista que acosa sexualmente a su ayudante no tiene desperdicio, y reconozc谩moslo, muchos quisi茅ramos una jefa as铆. Si bien los actores est谩n fant谩sticos 鈥攖odo lo contrario que los tres insoportables protagonistas, Jason Bateman, Charlie Day y Jason Sudekis鈥 sus roles terminan derivando a peor. La caricatura demasiado exagerada en la que termina cayendo el personaje de Kevin Spacey no hace justicia a un rol tan perfectamente dibujado en el inicio de la cinta. A Farrell no hay tiempo de saborearlo demasiado, y en el caso de Rachel, perd贸n, Jennifer Aniston, termina con algo que el sufrido acosado pudo haber hecho desde el principio sin necesidad de obsesionarse con asesinarla, medida un tanto exagerada que no siempre resulta cre铆ble en el film. Donde creo que s铆 salen victoriosos en en la intrusi贸n, nunca mejor dicho, del personaje al que da vida un divertido Jamie Foxx, una especie de consultor sobre asesinatos que consigue dinero f谩cil a trav茅s de los tres pringados protagonistas. Foxx no se sobrepasa en ning煤n momento y su personaje posee una cierta evoluci贸n, por cuanto empieza de forma muy misteriosa y termina revel谩ndose como lo que es realmente. Cuentan que el director dej贸 que los actores improvisasen gran parte de sus di谩logos o actuaciones. Creo que se nota por momentos, sobre todo en lo que respecta a las intervenciones de Charlie Day, histri贸nicamente alejado de sus compa帽eros de aventuras, con instantes que rayan directamente el rid铆culo, como cuando est谩 solo en el coche esperando, o el enfrentamiento final con su jefa. Momentos en los que el trabajo de direcci贸n de actores no existe, en su lugar han puesto a un c贸mico gesticulante y grit贸n que nos aleja, al m铆 al menos, de su personaje. Lamentablemente, no hay t茅rmino medio. Si Day destaca por su exagerada interpretaci贸n, sus dos compis parecen competir por ver qui茅n de los dos es m谩s soso. Mientras tanto Seth Gordon se esfuerza por salirse de la puesta en escena habitual de este tipo de comedias, esto es, sin personalidad. Lo consigue a ratos. As铆 pues, comedia entretenida por momentos, y divertida en muy pocos, todos ellos recopilados en su primer tercio, cuando Gordon es capaz de controlar el material que tiene entre manos. Si una comedia, una buena comedia, es dif铆cil de hacer, a煤n lo es m谩s una comedia atrevida, osada e inteligente, con sus puntos exagerados. 鈥楥贸mo acabar con tu jefe鈥 鈥攑or cierto, t铆tulo que recuerda a una comedia similar, pero interpretada por mujeres, 鈥楥贸mo eliminar a su jefe鈥 (鈥楴ine to Five鈥, Colin Higgins, 1980)鈥 es efectiva durante su primera mitad, consiguiendo el milagro. Despu茅s su r谩pido descenso hacia las concesiones y lo trivial, termina estropeando el conjunto. Al menos nos deja un poco menos de imaginaci贸n para fantasear con Jennifer Aniston.

驴Te gusta? 隆Punt煤alo!

9 votos

Noticias relacionadas
load