Una quinta persona acusa a Win Butler, de Arcade Fire, de comportamiento "emocionalmente abusivo"

Una quinta persona acusa a Win Butler, de Arcade Fire, de comportamiento

Otra persona ha dado a conocer detalles de un supuesto comportamiento "emocionalmente abusivo" hacia ella por parte del líder de Arcade Fire, Win Butler.

La mujer, que pidi√≥ usar el seud√≥nimo de Sabina en sus comentarios a Pitchfork, ha detallado lo que describi√≥ como un comportamiento emocionalmente manipulador durante una relaci√≥n sexual de tres a√Īos que dice haber tenido con el cantante.

En una investigaci√≥n realizada por el sitio web musical estadounidense a principios de este a√Īo (28 de agosto), cuatro personas -que ten√≠an entre 18 y 23 a√Īos en el momento de las supuestas interacciones entre 2015 y 2020 y que pidieron usar seud√≥nimos al compartir sus historias- acusaron a Butler de acciones "inapropiadas".

En un extenso comunicado de respuesta, Butler dijo entonces que estaba "muy apenado con cualquiera que haya herido con mi comportamiento", pero que "estas relaciones fueron todas consentidas".

Ahora, tambi√©n hablando con Pitchfork, Sabina describi√≥ su relaci√≥n con Butler como "una relaci√≥n abusiva continua", a√Īadiendo: "Emocionalmente abusivo, manipulador, t√≥xico y que utilizaba su din√°mica de poder para explotar mi cuerpo en los momentos que le conven√≠an. Me conoci√≥ cuando yo era muy vulnerable".

Sabina dijo que conoci√≥ a Butler en el verano de 2015, cuando ella era una estudiante de 22 a√Īos y √©l ten√≠a 35. "Cuando me mud√© por primera vez a Montreal, ten√≠a literalmente 40 d√≥lares en mi cuenta bancaria", dijo, y a√Īadi√≥ que inicialmente no reconoci√≥ a Butler hasta que una compa√Īera de su trabajo de camarera lo identific√≥.

Despu√©s de hablar del poeta medieval Dante, Butler habr√≠a ofrecido a Sabina un puesto en la lista de invitados de una fiesta de baile que √©l organizaba en septiembre de 2015, a la que ella asisti√≥ con su novio. Sabina dijo que ella y Butler siguieron en contacto despu√©s. "√Čl sab√≠a que yo ten√≠a un novio y no le importaba", dijo. "Hac√≠a referencia a mi novio y se pon√≠a en plan: '¬ŅHas roto ya?".

Despu√©s de invitarla a tomar una copa, Sabina dijo que ella y Butler acabaron bes√°ndose, una experiencia que ella record√≥ como "chocante" en una entrada de su diario que, al parecer, vio Pitchfork. "Est√°bamos sentados y hablando probablemente de Simone de Beauvoir o algo as√≠, y recuerdo que me alarm√≥ que hubiera llegado a los besos", dijo, a√Īadiendo que se march√≥ bruscamente.

Sabina tambi√©n afirm√≥ que en septiembre de 2015, ella y Butler tuvieron relaciones sexuales por primera vez en su estudio de Montreal. Al parecer, la pareja continu√≥ enviando mensajes de texto, en los que, seg√ļn Sabina, Butler sol√≠a orientar la conversaci√≥n hacia el sexo y pedirle fotos.

En la primavera de 2016, Sabina y su novio rompieron, seg√ļn ella, mientras que las anotaciones de su diario habr√≠an indicado la preocupaci√≥n de que Butler la viera como "s√≥lo un cuerpo".

"No quiero hablar demasiado del sexo en s√≠ porque hubo muchos casos", dijo Sabina, "en general, era una din√°mica abusiva. Era muy agresivo y yo sent√≠a que ten√≠a que hacer lo que √©l dec√≠a. No me sent√≠a realmente c√≥moda con algunas de las cosas que me ped√≠a que hiciera, pero las hac√≠a de todos modos. Y eso es, en √ļltima instancia, deshumanizante".

Sabina dijo que creía que Butler calificaría las relaciones sexuales como consentidas porque ella no se negó ni dijo que no durante los encuentros, pero consideró que la combinación de la naturaleza agresiva de los encuentros sexuales y el desequilibrio de edad y la dinámica de poder hacían que se sintiera poco saludable.

"Ahora, en [la universidad], tienen cursos de consentimiento", dijo. "Creo que genuinamente no sabría si algo fue consentido o no".

A pesar de su esperanza de tener más discusiones en persona sobre literatura y arte, Sabina dijo que sentía que Butler estaba interesado principalmente en el sexo, particularmente durante las conversaciones de texto. "Sólo estaba disponible para el sexo en cualquier forma, ya sea en persona cuando estaba en la ciudad, ya sea con fotos, y para participar en el sexting cuando quería que sucediera", dijo.

"Había una urgencia en sus necesidades que no tenía en cuenta las mías o lo que estaba pasando en mi vida o mi situación o mi paradero. Cuando él quería sexo, se esperaba que yo estuviera levantada y lista para ello, porque era muy amable de su parte hacer tiempo para ello o algo así".

A√Īadi√≥ que Butler "te har√≠a sentir muy mal por ello" si no se cumpl√≠a la petici√≥n y aleg√≥ que le dec√≠a: "Te van a cortar el contacto si no accedes a los favores sexuales".

Seg√ļn Sabina, su relaci√≥n sexual con Butler continu√≥ de forma intermitente hasta junio de 2018. Pitchfork informa haber visto textos durante este tiempo que aparentemente muestran a Butler presion√°ndola repetidamente para que viva sola y as√≠ poder tener sexo m√°s f√°cilmente.

La investigación de Pitchfork detalla otros mensajes de texto e informes de Sabina en los que se acusa a Butler de presionar con frecuencia para tener sexo y de ignorar las peticiones de una relación más emocional.

Finalmente, el 30 de agosto de ese a√Īo, se dice que Sabina envi√≥ a Butler un largo mensaje dici√©ndole que estaba empezando a hacerla sentir como si "no fuera ni siquiera una persona". Despu√©s de intercambiar varios mensajes, Sabina habr√≠a recibido dos fotos rese√Īadas por Pitchfork, incluyendo una que parec√≠a mostrar a Butler "masturb√°ndose con detalles gr√°ficos" mientras continuaba enviando mensajes de texto durante toda la noche.

Sabina dijo que "rompi√≥ a llorar" despu√©s de recibir las fotograf√≠as, diciendo que "no lo hab√≠a pedido en absoluto" y a√Īadi√≥: "Me pareci√≥ muy, muy irrespetuoso y aterrador y asqueroso... Sent√≠ que ese encuentro espec√≠fico estaba cruzando una l√≠nea que √©l no deber√≠a haber cruzado y fue impactante. Realmente siento que tiene que pedir disculpas. Nunca asumi√≥ la responsabilidad por ello".

Sabina dijo que ella y Butler se vieron un par de veces m√°s en 2018, lo que ahora lamenta.

"La √ļltima vez que tuvimos sexo fue porque finalmente viv√≠ sola", dijo. "Recuerdo haber dicho: 'Bueno, tengo que tener sexo con √©l, porque siempre quiso que viviera sola y ahora lo hice, as√≠ que me parece un desperdicio no hacerlo'. Lo cual es muy jodido. Esa √ļltima vez no me sent√≠ bien y no sent√≠ ning√ļn tipo de conexi√≥n con √©l. Ese fue definitivamente el momento en que lo super√©".

Sabina dijo que se arrepentía de no haber cortado con Butler después de recibir las fotografías explícitas. "Si estás en una relación emocionalmente abusiva te hace sentir mejor decirte a ti misma que todo esto fue por algo, que sus arrebatos fueron errores y que significaste algo para el abusador, que todavía tienes valor a sus ojos", dijo.

"Pero el √ļnico valor que ten√≠a para √©l era realizar actos sexuales siempre que √©l quer√≠a".

NME se ha puesto en contacto con los representantes de Butler y Arcade Fire para obtener una respuesta a las acusaciones.

Los representantes no han respondido a las peticiones de Pitchfork para comentar las alegaciones de Sabina antes de la fecha límite de este artículo.

Las acusaciones anteriores formuladas contra Butler a principios de este a√Īo hicieron que la telonera Feist abandonara sus conciertos europeos.

Para obtener ayuda, asesoramiento o más información sobre el acoso sexual, las agresiones y las violaciones en el Reino Unido, visite el sitio web de la organización benéfica Rape Crisis. En Estados Unidos, visite RAINN.

Para obtener ayuda y asesoramiento sobre salud mental:

Categorías:

¬ŅTe gusta? ¬°Punt√ļalo!

4 votos

Noticias relacionadas