'La Princesa y la Reina' sit煤a a la Casa del Drag贸n como una lucha generacional

Esta discusi贸n y rese帽a contiene spoilers de La casa del drag贸n episodio 6, "La princesa y la reina", en HBO.

Es interesante que la Casa del Drag贸n haya tardado tanto en presentar a sus protagonistas nominales, Emma D'Arcy y Olivia Cooke.

Tanto D'Arcy como Cooke formaron parte de los primeros anuncios de reparto junto a Matt Smith. Paddy Considine hab铆a sido anunciado unos meses antes, pero la producci贸n tardar铆a varios meses en completar su reparto principal con actores como Rhys Ifans, Eve Best, Steve Toussaint y Sonoya Mizuno. Milly Alcock y Emily Carey ser铆an los 煤ltimos nombres que se a帽adir铆an al conjunto principal de la serie. D'Arcy y Cooke han sido los rostros de la serie, a pesar de no aparecer en los primeros cinco episodios.

Seg煤n D'Arcy, los codirectores Ryan Condal y Miguel Sapochnik fueron expl铆citos al plantear House of the Dragon como una historia "estructurada en torno a dos mujeres". Dado que el consenso general es que House of the Dragon durar谩 "s贸lo tres o cuatro temporadas", es una decisi贸n audaz ocultar a los actores m谩s destacados que interpretan a esas mujeres hasta la mitad de la primera temporada. Esto hace que los cinco primeros episodios de la serie sean un pr贸logo extendido de lo que seguir谩.

"La princesa y la reina" salta aproximadamente 10 a帽os en el tiempo desde la boda de Rhaenyra (D'Arcy) en "Iluminamos el camino". Aunque parece probable que en el futuro haya saltos temporales de varios a帽os entre episodios, al igual que ocurri贸 en la temporada anterior, sigue siendo bastante estimulante. Es una notable declaraci贸n de intenciones y una muestra de confianza de una serie de televisi贸n en su primera temporada. Tambi茅n es una elecci贸n estructural que distingue de forma contundente a La casa del drag贸n de Juego de tronos, que rechazaba esos saltos temporales.

Sin embargo, estos saltos temporales son algo m谩s que una opci贸n est茅tica que ayuda a diferenciar La Casa del Drag贸n de Juego de Tronos. Tambi茅n son un importante recurso tem谩tico. Estos amplios intervalos entre episodios hacen que Casa del Drag贸n sea una saga generacional. Al fin y al cabo, Juego de Tronos trataba de un momento muy particular y comprimido de la historia de Poniente, desde el final del reinado de Robert Baratheon (Mark Addy) hasta la destrucci贸n del Trono de Hierro.

'La Princesa y la Reina' sit煤a a la Casa del Drag贸n como una lucha generacional

En cambio, La Casa del Drag贸n trata de la propia historia. La serie se desarrolla m谩s de un siglo despu茅s de la conquista de Poniente por los Targaryen. Dada la premisa de Juego de Tronos, no estropea nada revelar que el reinado de la Casa Targaryen perdurar谩 m谩s all谩 de la crisis de sucesi贸n presentada en la serie. Puede que se debilite y corrompa, pero sobrevivir谩. Este no es un momento de transici贸n en la historia de Poniente. Todos estos personajes son cuidadores de una instituci贸n mucho m谩s grande que ellos.

La Casa del Drag贸n refuerza esta idea de varias maneras. Los saltos en el tiempo dentro de la narraci贸n son un ejemplo, ya que aseguran al espectador que los acontecimientos a煤n no han alcanzado una masa cr铆tica tal que cada decisi贸n y cada momento sean importantes. Otro ejemplo es la forma en que la serie se inspira en Juego de Tronos. La profec铆a de "la Canci贸n de Hielo y Fuego" recuerda al p煤blico que estas familias y este trono continuar谩n durante siglos m谩s all谩 de los acontecimientos que se desarrollan.

Incluso m谩s all谩 de esto, House of the Dragon es una saga generacional de la manera m谩s literal imaginable. La Casa del Drag贸n es una historia sobre c贸mo continuar谩 la l铆nea Targaryen. Se trata de qui茅n seguir谩 al Rey Viserys (Considine) en el Trono de Hierro. Ya sea su hija Rhaenyra, su hermano Daemon (Smith) o su hijo Aegon (Tom Glynn-Carney), un Targaryen se sentar谩 en el Trono de Hierro. Por mucho que la Casa del Drag贸n se inspire en la historia del mundo real de "la Anarqu铆a", el orden prevalecer谩.

Hay una interesante ansiedad existencial que impregna House of the Dragon. Gran parte del elenco principal parece activamente frustrado por la relativa estabilidad del reino. En "Los herederos del drag贸n", Rhaenys (Best) reflexionaba sobre toda la frustraci贸n acumulada durante d茅cadas de paz, que se desborda en violencia y derramamiento de sangre a la primera oportunidad. Los hombres de la Casa del Drag贸n parecen ansiosos por vivir en tiempos de paz y prosperidad.

'La Princesa y la Reina' sit煤a a la Casa del Drag贸n como una lucha generacional

Laenor (John Macmillan) est谩 entusiasmado con la perspectiva de una guerra lejana en los Stepstones. "La guerra est谩 en marcha de nuevo en las Estepas, Rhaenyra", se jacta. "La Triarqu铆a cobra nueva vida con su alianza con Dorne". Planea huir para luchar en el conflicto. "Despu茅s de todo este tiempo, esto es justo lo que necesito. Un poco de aventura. Una buena batalla honesta para avivar mi sangre de nuevo". La guerra es una distracci贸n, una que podr铆a proporcionar un escape de la vida c贸moda y privilegiada que disfruta Laenor.

Del mismo modo, Daemon vive una vida c贸moda en el exilio, pero tambi茅n siente la embriagadora atracci贸n de una guerra en el extranjero. Cuando el Pr铆ncipe de Pentos (TBD) le pide a Daemon que se involucre en la lucha contra la Triarqu铆a, 茅ste se siente tentado. "Una simple transacci贸n: nosotros tenemos dragones, ellos tienen oro", le explica a su esposa, Laena (Nanna Blondell). La falta de apuestas atrae a Daemon a la idea. "No tenemos responsabilidad. Los tejemanejes pol铆ticos, los interminables cambios de lealtad y sucesi贸n, no son nuestros".

La Casa del Drag贸n explora el sentido de lo que significa ser pasajeros de la historia, m谩s que sus fuerzas motrices. Es discutible el grado de agencia que ejercen los personajes desde la narraci贸n. Laena y Daemon son "hu茅spedes eternos" de Pentos, pero es cuestionable cu谩nto poder tendr铆an en Desembarco del Rey. El buen funcionamiento y la perpetuaci贸n del Estado reduce a todos sus actores a peones. Para los hombres, esto conduce al aburrimiento. Para las mujeres, es mucho peor.

La Casa del Drag贸n hace hincapi茅 en el parto, y el retrato que hace la serie de la prueba y el sufrimiento de las mujeres resuena en el clima pol铆tico actual. Aunque la primera temporada se escribi贸 y rod贸 antes de que el Tribunal Supremo anulara el caso Roe contra Wade, Sapochnik reconoce que la escena del parto forzado en "Los herederos del drag贸n" se sinti贸 "m谩s oportuna e impactante que nunca". El parto se convierte en un acto de violencia, ya que el cuerpo de la mujer se somete a las necesidades del Estado.

'La Princesa y la Reina' sit煤a a la Casa del Drag贸n como una lucha generacional

La Casa del Drag贸n trata de las mujeres que cargan con el peso de mantener esta dinast铆a generacional y la marcha de la historia, a menudo en contra de su propia voluntad y con una m铆nima agencia. "La princesa y la reina" establece que la secuencia del parto forzado en "Los herederos del drag贸n" era algo m谩s que una pieza de teatro impactante. Era una declaraci贸n de intenciones. Al fin y al cabo, "La princesa y la reina" se cierra con otras dos secuencias de partos brutales, estableciendo el embarazo como una de las preocupaciones centrales de la temporada.

La princesa y la reina se abre con el tercer nacimiento de Rhaenyra. Esto establece un paralelismo muy se帽alado con su madre, Aemma (Sian Brooke), que muri贸 durante su tercer parto en "Los herederos del drag贸n". Rhaenyra sobrevive, pero no es en absoluto una experiencia agradable. La secuencia en la que Laenor acompa帽a a su esposa a reunirse con la reina Alicent (Cooke) funciona como una comedia negra, ya que intenta expresar torpemente su simpat铆a por el calvario que acaba de sufrir Rhaenyra.

"驴Fue terriblemente doloroso?", le pregunta. Intenta comprender su sufrimiento: "Una vez recib铆 una lanza en el hombro". Los dos discuten brevemente sobre el nombre del ni帽o. "Es nuestro hijo, 驴no?" pregunta Laenor. Rhaenyra responde con precisi贸n: "S贸lo uno de nosotros est谩 sangrando". A favor de Laenor, eso al menos parece zanjar la discusi贸n. De hecho, la declaraci贸n m谩s perspicaz de Laenor es quiz谩s la m谩s sencilla, ya que admite: "Me alegro de no ser una mujer".

Por supuesto, el aspecto m谩s triste de todo esto es que el nacimiento de Joffrey se presenta como una especie de ideal. Tanto la madre como el hijo sobreviven. Aunque est谩 en agon铆a, Rhaenyra es capaz al menos de hacer caso a la invocaci贸n de Alicent. Es brutal y horrible, pero parece ser el mejor escenario posible. Desde luego, es preferible al calvario vivido por la hermana de Laenor, Laena, que soporta un parto tan ag贸nico que decide ser quemada viva por su drag贸n antes que seguir sufriendo.

'La Princesa y la Reina' sit煤a a la Casa del Drag贸n como una lucha generacional

"La princesa y la reina" establece aqu铆 un paralelismo bastante mordaz y punzante. El nacimiento es horrible y violento, pero el programa tambi茅n parece desconfiar de la progeneraci贸n en general. De manera muy real, los hijos son a menudo la muerte de sus padres. Las mujeres que mueren al dar a luz son el ejemplo m谩s literal de ello, pero todos los ni帽os son creados esencialmente como sustitutos de sus padres. Son recordatorios de la mortalidad. Son la encarnaci贸n de la obsolescencia de sus padres.

La muerte de Laena en un incendio tras un parto chapucero tiene su eco en el asesinato de Lyonel Strong (Gavin Spokes) mientras Harrenhal se incendia. Al igual que Laena, se trata de un incendio que consume tanto al padre como al hijo. Lyonel arde junto a su hijo mayor Harwin (Ryan Corr). Sin embargo, hay una iron铆a mucho m谩s oscura en este caso, ya que el fuego fue ideado por su hijo menor, Larys (Matthew Needham). En La casa del drag贸n, la procreaci贸n es un acto de horror.

"驴Qu茅 son los ni帽os sino una debilidad, una locura, una inutilidad?" reflexiona Larys a trav茅s de la voz en off. "A trav茅s de ellos, imaginas que enga帽as a la gran oscuridad de su victoria. Persistir谩s para siempre de una u otra forma, como si ellos te alejaran del polvo. Pero por ellas renuncias a lo que no debes. Puede que sepas qu茅 es lo que hay que hacer, pero el amor mantiene la mano. El amor es una perdici贸n. Es mejor hacer tu camino por la vida sin obst谩culos, si me preguntas".

Aqu铆, de nuevo, hay ecos de Juego de Tronos. "Winter Is Coming", el primer episodio de Juego de Tronos, termina con Jaime Lannister (Nikolaj Coster-Waldau) declarando ir贸nicamente: "Las cosas que hago por amor", antes de empujar a Bran Stark (Isaac Hempstead Wright) por la ventana de una torre. La Casa del Drag贸n sugiere que el verdadero horror es lo que las personas que amamos pueden hacernos.

Categor铆as:

驴Te gusta? 隆Punt煤alo!

6 votos

Noticias relacionadas