IDW's The Rocketeer: The Great Race #1 Comic Review

Desde su primera aparici√≥n en 1982, el Rocketeer de Dave Stevens ha protagonizado innumerables aventuras cl√°sicas y una gran pel√≠cula. Armado con su ic√≥nico casco y su mochila propulsora, el piloto Cliff Secord se ha enfrentado a nazis, cient√≠ficos locos y todo tipo de villanos extravagantes. Ahora, IDW celebra el 40¬ļ aniversario del h√©roe con una nueva serie de 4 partes escrita y dibujada por Stephen Mooney. The Rocketeer: The Great Race #1 es un primer n√ļmero bien elaborado que celebra la ilustre historia de Cliff.

Cuando Cliff oye rumores de que hay espías nazis al acecho en los bosques de California, coge su cohete y entra en acción. The Rocketeer: The Great Race #1 comienza cuando los mencionados nazis resultan ser más duros de lo que él esperaba. Lo derriban y el héroe escapa a duras penas con su vida. Para alegría de su novia Betty, esta situación es suficiente para convencer a Cliff de que ha llegado el momento de dejar atrás sus días de Rocketeer. Pero antes de que Cliff pueda instalarse en una vida de ocio, un rico inventor le hace una oferta que no puede rechazar, y Cliff entra en una carrera transatlántica que será más peligrosa de lo que jamás podría imaginar.

Mooney hace un excelente trabajo al capturar la voz de Rocketeer. Los di√°logos son torpes y tontos, pero resultan naturales en el contexto del mundo pulposo que Mooney ha creado. Al igual que en el Rocketeer original de Stevens, es f√°cil imaginar a cada personaje protagonizando su propia radionovela de anta√Īo. Por muy exagerados que sean algunos elementos de The Rocketeer: The Great Race #1, Mooney deja espacio para explorar sinceramente la relaci√≥n entre Cliff y Betty. La preocupaci√≥n de ella por la seguridad de √©l y su frustraci√≥n por sus imprevisibles vidas crea una tensi√≥n sincera que hace que sea f√°cil empatizar con ambos personajes. Al mezclar lo rid√≠culo y lo anticuado con un drama emocional fundamentado, Mooney crea una historia que ofrece mucha nostalgia a la vez que se aventura en un nuevo territorio.

Al igual que su escritura, las ilustraciones de Mooney capturan la emoci√≥n de los c√≥mics originales de Rocketeer al tiempo que a√Īaden una nueva capa. Los bordes de los paneles no pueden contener la emoci√≥n de The Rocketeer: The Great Race #1, ya que los personajes a menudo saltan de cada panel para crear p√°ginas ca√≥ticas y din√°micas. La naturaleza ampulosa del personaje se refleja en casi todas las escenas. Ya sea esquivando balas o hablando con posibles empleadores, Mooney dibuja a Cliff con una especie de actitud despreocupada que resulta francamente contagiosa. Los colores de Len O'Grady son brillantes y vibrantes, pero incorpora una amplia gama de texturas y matices sutiles para dar a este n√ļmero un aspecto moderno.

The Rocketeer: The Great Race #1 es una celebración divertida y llena de acción del personaje clásico. Mooney tiene una clara comprensión de todo lo que hace especial a Cliff Secord. Los antiguos fans del héroe estarán encantados con esta nueva representación fiel, y los nuevos lectores disfrutarán de la historia de aventuras bien elaborada que sienta las bases para una serie emocionante.

Categorías:

¬ŅTe gusta? ¬°Punt√ļalo!

12 votos

Noticias relacionadas