Dos por uno' saca a relucir el viaje a casa en Star Trek: Picard

Esta discusi贸n y rese帽a contiene algunos spoilers de Star Trek: Picard temporada 2, episodio 6, "Two for One" (y Star Trek IV: The Voyage Home, si por alguna raz贸n nunca lo viste).

Dado lo mucho que la segunda temporada de Star Trek: Picard debe a Star Trek IV: El viaje a casa, merece la pena tomarse un momento para considerar de qu茅 trata realmente El viaje a casa.

En apariencia, El viaje a casa es una historia de viajes en el tiempo. Cuando una sonda alien铆gena llega a la Tierra y causa estragos al intentar comunicarse con las extintas ballenas jorobadas, Kirk (William Shatner) lleva a la tripulaci贸n del Enterprise al pasado para recuperar dos ballenas jorobadas de finales del siglo XX. Se produce una serie de situaciones c贸micas de pez fuera del agua, con los visitantes del futuro navegando torpemente por el mundo hostil fuera del cine del p煤blico.

Sin embargo, hay algo m谩s en juego en El viaje a casa. En cierto modo, The Voyage Home es tanto un compa帽ero espiritual de 驴Qui茅n enga帽贸 a Roger Rabbit? como de Regreso al futuro. No se trata s贸lo de viajeros en el tiempo de un futuro imaginario, sino de fugitivos de la televisi贸n. Kirk y su tripulaci贸n son figuras intr铆nsecamente absurdas que, de alguna manera, se han liberado del mundo imaginario de la televisi贸n de ciencia ficci贸n de los a帽os 60 y han aterrizado en la Am茅rica de Reagan.

Esto es obvio en el 茅nfasis que pone The Voyage Home en la incapacidad del reparto para decir palabrotas de forma convincente: "隆doblemente tonto de remate!". Despu茅s de todo, es rid铆culo suponer que un futuro que conserv贸 a Shakespeare, Mozart, Bach y un sinf铆n de otros haya olvidado palabras como "merde" y "mierda". La raz贸n por la que Kirk no puede decir palabrotas no es porque esas palabras sean eliminadas de los vocabularios futuros, sino porque la maldici贸n m谩s dura que un personaje de la televisi贸n de los 60 pod铆a pronunciar era "infierno".

Dos por uno' saca a relucir el viaje a casa en Star Trek: Picard

Esto llega a la genialidad, a menudo pasada por alto, de El viaje a casa, que es una historia que confronta las reliquias del utopismo de la ciencia ficci贸n de los a帽os 60 con las realidades de la Am茅rica de los 80. Citando al bloguero Jack Graham, es una historia sobre "progresistas envejecidos de otro tiempo (que vienen) a la Am茅rica de Reagan". Trata sobre el colapso de futuros imaginados en un presente desilusionado, as铆 como el conflicto que resulta de tener esos dos elementos en juego entre s铆.

La temporada 2 deStar Trek: Picard se inspira bastante en El viaje a casa. La maniobra de honda que la tripulaci贸n emple贸 para viajar en el tiempo en "Asimilaci贸n" fue la misma que Kirk utiliz贸 en El viaje a casa. De hecho, en la segunda temporada de Picard es la primera vez que se emplea este truco desde El viaje a casa. "Watcher" tambi茅n cont贸 con un cameo de Kirk Thatcher retomando su papel de punk furioso de The Voyage Home, incluso grabando una versi贸n actualizada de la misma canci贸n.

Como en El viaje a casa, Jean-Luc Picard (Patrick Stewart) y su tripulaci贸n manejan una nave robada con un dispositivo de ocultaci贸n. Como en El viaje a casa, esa nave robada ha aterrizado en la superficie del planeta, pero est谩 oculta a los ojos de los humanos. Al igual que en The Voyage Home, esta historia de viajes en el tiempo es, en 煤ltima instancia, una alegor铆a no demasiado sutil sobre una preocupaci贸n acuciante del mundo real. En El viaje a casa, esa preocupaci贸n era el movimiento ecologista. En Picard, esa preocupaci贸n es la inmigraci贸n.

Por supuesto, hay algunas diferencias clave entre la segunda temporada de Star Trek: Picard y The Voyage Home. Dado que los personajes se escapan de un servicio de streaming de la d茅cada de 2020 en lugar de la televisi贸n de los a帽os 60, se integran mucho m谩s f谩cilmente en el mundo moderno. El reparto es capaz de decir palabrotas, y pueden practicar el sexo y la violencia como seres humanos reales, sin preocuparse de molestar a los censores. Sin embargo, las ideas principales se mantienen.

Dos por uno' saca a relucir el viaje a casa en Star Trek: Picard

En particular, "Dos por uno" sit煤a a Jean-Luc Picard como una especie de 谩ngel de la guarda para su pariente lejana Ren茅e (Penelope Mitchell). Gran parte del arco argumental de Ren茅e en "Fly Me to the Moon" y "Two for One" consiste en que el personaje se siente impotente e indefenso, como si sus decisiones y acciones no importaran. Aunque Jean-Luc no puede completar f铆sicamente su tarea por ella, o incluso ayudar directamente, puede ofrecerle apoyo moral. Picard puede ofrecerle consejo y sabidur铆a, e incluso inspiraci贸n para la tarea que tiene por delante.

Ren茅e se da cuenta incluso de la pasividad de Jean-Luc. "驴Supongo que no quieres ir a Europa?", le pregunta. "驴Podr铆as quedarte en la cabina y mantener a todos tranquilos?" No espera que dirija la misi贸n ni que desempe帽e ninguna funci贸n significativa. En cambio, sugiere que su mera presencia podr铆a tranquilizar a la gente real que est谩 haciendo el verdadero trabajo. Es una sorprendente toma de contacto con la cuesti贸n de lo que significa Star Trek en un mundo ca贸tico y turbulento.

Tanto "Fly Me to the Moon" como "Two For One" retoman el tema de la pasividad y la observaci贸n. Tallinn (Orla Brady) ha pasado a帽os observando a Ren茅e como "Vigilante" que trabaja para un "Supervisor", pero nunca ha interactuado con ella. "Observo, pero nunca me ven", explica Tallinn en "Fly Me to the Moon". "驴Nunca has hablado con ella en todos estos a帽os?" pregunta Picard en "Dos por uno". Tallinn responde: "No es s贸lo una regla; es un c贸digo con el que vivimos". Parece que la televisi贸n funciona en ambos sentidos.

Despu茅s de todo, aunque Star Trek no sea real, ha tenido un efecto significativo e inspirador en muchas vidas. Whoopi Goldberg ha hablado de c贸mo ver a Nichelle Nichols en el Star Trek original fue un momento importante para ella. La astronauta Mae Jemison ha afirmado que Nichols fue una gran inspiraci贸n en la elecci贸n de su profesi贸n. El presidente Barack Obama ha hablado mucho de lo que Star Trek significa para 茅l y de lo que ha aprendido de ella.

Dos por uno' saca a relucir el viaje a casa en Star Trek: Picard

"Dos por uno" sirve para posicionar a los personajes como embajadores de Star Trek en algo parecido al mundo real, argumentando la importancia de los valores ut贸picos de la franquicia en un mundo en el que los individuos (especialmente de las generaciones m谩s j贸venes) pueden sentirse a menudo deprimidos o sin esperanza. Uno de los principales atractivos de Star Trek es la esperanza de que el futuro ser谩 mejor, posiblemente un ideal americano por excelencia. 驴Qu茅 significa que la gente deje de creerlo?

"Dos por uno" lo hace expl铆cito con el personaje de Adam Soong (Brent Spiner) y su hija Cory (Isa Briones). "Volqu茅 mi coraz贸n en ti", le dice Soong. "Me permit铆 creer que eras la elegida; que lo conseguir铆as". Al describir a Cory como el "trabajo de su vida", Soong encarna un sentimiento reconocible. Habla en nombre de una generaci贸n que cree que sus hijos no heredar谩n en absoluto una vida mejor. Parece que Soong se ha desilusionado hasta el punto del nihilismo y se ve impulsado a hacer cosas terribles.

Uno de los elementos m谩s interesantes de la segunda temporada de Star Trek: Picard es el 茅nfasis que pone en la importancia de la salud mental. En cierto modo, esto quiz谩 represente un atemperamiento del viejo utopismo de la franquicia, para reflejar mejor una 茅poca en la que el cambio clim谩tico puede estar ya m谩s all谩 del punto en el que puede revertirse, en la que el sistema pol铆tico puede estar ya m谩s all谩 de la reparaci贸n, y en la que incluso objetivos modestos como la propiedad de la vivienda est谩n fuera del alcance de muchos j贸venes.

Tiene sentido que la segunda temporada de Picard trate en gran medida de la forma en que los personajes responden a este tipo de presiones existenciales, entendiendo que quiz谩 no puedan cambiar el mundo por s铆 solos. En "Fly Me to the Moon", Tallinn se帽ala que Ren茅e tiene sus demonios: "a veces ansiedad, a veces depresi贸n". La serie entiende que la depresi贸n no siempre se manifiesta de forma obvia. "Se ha vuelto muy buena fingiendo", explica Tallinn.

Dos por uno' saca a relucir el viaje a casa en Star Trek: Picard

Este tema se traslada al reparto principal. Por primera vez, la relaci贸n entre la Reina Borg (Annie Wersching) y Jurati (Alison Pill) tiene sentido, con la Reina posicionada como los peores impulsos de Jurati. "Intento ayudarte a entender que las cosas buenas ocurren cuando pierdes el control", le dice la Reina, encarnaci贸n del peor yo de Jurati. Del mismo modo, Raffi (Michelle Hurd) sigue atormentada por visiones de Elnor (Evan Evagora), mientras que Siete (Jeri Ryan) se libera de sus cicatrices Borg.

Hay algo interesante en esto, particularmente en el contexto de Picard como secuela de La Nueva Generaci贸n. Una de las decisiones m谩s criticadas de Gene Roddenberry en La Nueva Generaci贸n fue poner a una profesional de la salud mental en el puente del Enterprise, sentando a la consejera Deanna Troi (Marina Sirtis) junto a Picard. Es un eufemismo sugerir que The Next Generation no ten铆a ninguna idea real de qu茅 hacer con Troi. As铆 que el 茅nfasis de Picarden la salud mental es un desarrollo intrigante.

En cierto modo, "Two for One" se siente como el episodio que "Watcher" quer铆a ser. Se siente como un episodio de respiro relajado. El escenario de la fiesta ayuda, permitiendo una variedad de momentos de car谩cter discreto con el conjunto. Es agradable ver a Siete disfrutando del acto de socializar sin sus implantes Borg. El n煤mero musical de Jurati es tonto, pero est谩 en consonancia con la rica historia de la franquicia. Patrick Stewart est谩 muy bien con el esmoquin. El reparto parece divertirse.

Por supuesto, hay limitaciones. El Star Trek moderno es demasiado propulsivo como para comprometerse plenamente con una hora de televisi贸n de bajo nivel, por lo que "Two for One" cuenta con un frustrante dispositivo de encuadre in medias res que asegura constantemente a la audiencia que el episodio contendr谩 al menos una escena de acci贸n. Es una distracci贸n innecesaria que no aporta nada a la narraci贸n y sugiere que el episodio no conf铆a en la capacidad de atenci贸n del p煤blico.

"Two for One" es otro s贸lido episodio de Star Trek: Picard, aunque viene con muchos de los defectos principales de la serie. Sin embargo, la segunda temporada sigue siendo atractiva.

Categor铆as:

驴Te gusta? 隆Punt煤alo!

16 votos

Noticias relacionadas