Marvel's Venom: Lethal Protector #1 Comic Review

Mientras est√° ocupado hoy en d√≠a recorriendo el cosmos como un Dios y enfrent√°ndose a amenazas de nivel c√≥smico, puede ser f√°cil olvidar que Eddie Brock y su compa√Īero simbionte vinieron de comienzos realmente humildes. Dos entidades unidas por el odio y la p√©rdida para convertirse en Venom, posiblemente uno de los personajes m√°s populares de Marvel Comics. Su aspecto y sensibilidad distintivos hicieron furor en los a√Īos 90, lo que dio lugar a casi una d√©cada de c√≥mics derivados llenos de sus heroicas (y a menudo letales) travesuras. Venom: Protector Letal toma prestado su t√≠tulo de la innovadora serie de c√≥mics de 1993 del mismo nombre, un agradable retroceso a aquellos tiempos en los que las preocupaciones de Venom consist√≠an en encontrar su lugar en el mundo, masacrar a alg√ļn que otro villano y amenazar con matar a Spider-Man de vez en cuando.

Venom: Lethal Protector #1, escrito por David Michelinie con ilustraciones de Ivan Fiorelli y Bryan Valenza, comienza como cualquier historia de Venom de la vieja escuela. El héroe golpea a algunos villanos indefensos de la lista C sin preocuparse por su bienestar. Además de sus payasadas "heroicas", Eddie y el simbionte todavía se están haciendo a la idea de dónde encajan en el mundo y el uno con el otro. Todavía son los primeros días de su relación y un período de ajuste que a ambas partes les cuesta aceptar. Mientras Venom trata de ir dando tumbos por la vida, problemas inesperados con villanos, una relación complicada con su ex mujer y figuras sombrías parecen dispuestos a complicarle la vida al letal protector.

No hay nadie mejor para escribir la cl√°sica historia de Venom: Lethal Protector #1 que el cocreador del personaje, David Michelinie, que entiende al personaje por dentro y por fuera. Michelinie lleva al lector de vuelta a trav√©s de un tesoro de nostalgia de los 90 y presenta al lector un Eddie m√°s verborreico, cabeza dura y obstinado. Intenta hacer el bien pero no tiene en cuenta las consecuencias de sus actos, destrozando villanos, propiedades p√ļblicas y corazones en el proceso. Eddie y el simbionte todav√≠a se est√°n adaptando y tratando de ver a qu√© atenerse en esta nueva relaci√≥n, lo que refleja una interesante din√°mica en la que Eddie depende cada vez m√°s del simbionte en sus intentos de establecer conexiones con otros humanos. El guion de Michelinie es muy preciso y recuerda al apogeo del personaje, con escenas de lucha al estilo de las pel√≠culas de acci√≥n, secuencias de comedia oscura y algunos divertidos dramas interpersonales que crean intriga.

Una revelaci√≥n particular para Venom: Lethal Protector #1 es el arte de Ivan Fiorelli. Su dise√Īo para Venom capta a la perfecci√≥n el salvajismo y el factor de frescura que hizo que el personaje se convirtiera en la mente de la gente en primer lugar. Siguiendo la l√≠nea del estelar trabajo de Mark Bagley en el Protector Letal original, el estilo de Fiorelli rinde un cari√Īoso homenaje sin dejar de ser claramente propio. Desde las sonrisas dentadas de Venom hasta sus movimientos m√°s brutos, el arte hace justicia al personaje. Junto a Fiorelli, las brillantes paletas de colores de Bryan Valenza evocan a la perfecci√≥n la pompa y las circunstancias de los a√Īos 90. Los v√≠vidos despliegues de figuras disfrazadas haciendo cabriolas por las calles rompen los l√ļgubres paisajes urbanos. Travis Lanham, de VC, tambi√©n merece una menci√≥n especial por sus letras, que dan a los di√°logos de Venom un tono especialmente monstruoso gracias a la fuente de terror y a sus caracter√≠sticos bocadillos en blanco y negro.

Venom: Lethal Protector #1 contiene mucha acci√≥n, drama y aventura en su primer n√ļmero, pero nunca se siente hinchado o apresurado. Es un c√≥mic divertido que es estupendo de ver y leer mientras devuelve al personaje a sus fundamentos. El n√ļmero tambi√©n ofrece un r√°pido recordatorio de que Venom sigue estando muy presente en el mundo de Spider-Man. El h√©roe se pasea por Nueva York y lucha contra villanos de la lista D con poderes extravagantes en todo su esplendor angustioso. Si Spider-Man aparecer√° en la serie es algo que todav√≠a se debate, pero la historia no lo necesita. Lethal Protector #1 termina con las fuerzas del mal asomando la cabeza y uno s√≥lo puede esperar lo que viene despu√©s en este pa√≠s de las maravillas de los 90.

Categorías:

¬ŅTe gusta? ¬°Punt√ļalo!

19 votos

Noticias relacionadas