Avatar: Los 10 personajes m√°s desagradables, clasificados

Es difícil odiar o disgustar a los héroes de Avatar: The Last Airbender, pero no se puede decir lo mismo de los antagonistas. Dictadores egocéntricos y sus perros falderos, terroristas disfrazados de revolucionarios, aduladores, asesinos descerebrados que utilizan a la gente como blanco de tiro y espeluznantes demonios que roban rostros son algunos de los muchos villanos que pueblan Avatar.

Los fans desprecian especialmente a los villanos que ni siquiera intentan arrepentirse. La pura fe que estos personajes muestran en su rectitud moral explica c√≥mo son capaces de vivir consigo mismos a pesar de los horrores que infligen a los dem√°s. Dicho esto, no hay ning√ļn personaje que est√© totalmente fuera de la redenci√≥n.

10 Los sabios del fuego, excepto Shyu, son poco m√°s que congraciados.

Los Sabios del Fuego fueron una vez independientes, libres de la autoridad pol√≠tica de la Naci√≥n del Fuego. Hasta que Sozin desencadena la Guerra de los Cien A√Īos y los obliga a someterse.

A excepci√≥n de Shyu, los Sabios del Fuego durante el reinado de Ozai son poco m√°s que congraciados que responden s√≥lo al Se√Īor del Fuego y rechazan sus deberes con el Avatar. Afortunadamente, Zuko devuelve a los Sabios del Fuego su antigua gloria, nombrando a Shyu como Alto Sabio por su inquebrantable lealtad.

9 Xin Fu no ve nada malo en secuestrar ni√Īos

Xin Fu es un organizador de torneos justo e imparcial, como demuestran las anteriores victorias del Bandido Ciego. Sin embargo, se pone furioso cuando sospecha que Toph puede estar confabulado con Aang. Naturalmente, toma el curso de acci√≥n obvio y decide secuestrar a los dos ni√Īos y pedirles un rescate.

La desverg√ľenza de Xin Fu se pone a√ļn m√°s de manifiesto cuando acepta capturar a Toph y obligarla a regresar a la finca Beifong. Afortunadamente, su reh√©n se libera de su prisi√≥n al inventar el Metalbending, dej√°ndolo descontento.

8 Ghashiun casi hace que maten a su tribu por sus mentiras

Ghashiun se presenta por primera vez cuando √©l y su banda de ladrones secuestran a Appa en el desierto de Si Wong. El alcance total de su depravaci√≥n se revela cuando intenta cambiar furiosamente de tema se√Īalando que el Equipo Avatar lleg√≥ "en un velero de arena robado".

Incluso cuando Toph confirma que la voz de Ghashiun pertenece al hombre que se llevó a Appa, afirma que "mienten" y "son los ladrones". Su total falta de espina dorsal pone a todos en su tribu en peligro cuando Aang activa el Estado Avatar.

7 El sadismo de Koh hace que sea bastante problemático tratar con él

Los or√≠genes espirituales de Koh no le impiden convertirse en un monstruo de pesadilla, empe√Īado en "castigar" a los seres humanos por no satisfacer sus caprichos.

Destruye la vida de Kuruk rob√°ndole la cara a Ummi, oblig√°ndola a existir "en alg√ļn lugar entre la vida y la muerte", simplemente porque quiere rebajar el ego del Avatar. Koh expresa un sadismo desenfrenado en la mayor√≠a de sus interacciones, lo que le hace bastante molesto para la mayor√≠a de la gente.

6 Jet cree que la violencia es un subproducto inevitable de la revolución

Puede que Jet haya perdido su hogar a manos de la Nación del Fuego, pero su ira, al igual que la de Katara, burbujea hasta no poder contenerse. Mientras que Katara tiene a Zuko para mostrarle un camino alternativo, Jet no tiene tanta suerte.

Cree erróneamente que la violencia es un subproducto inevitable de la revolución, obviando por completo el hecho de que los Combatientes de la Libertad apenas tienen importancia política. Jet culpa a toda la Nación del Fuego, incluidos los civiles inocentes, de las atrocidades cometidas contra su pueblo.

5 El hombre de la combustión parece disfrutar más del acto de asesinar que de su supuesto trabajo

El Hombre Combusti√≥n es aterrador. Su imponente estructura, sus extremidades met√°licas y su feroz √Āguila Cuervo palidecen ante su incomprensible poder. Utiliza la telequinesis para generar explosiones devastadoras y es aparentemente incapaz de mostrar una pizca de compasi√≥n.

El Hombre de la Combusti√≥n se siente muy orgulloso de su papel de asesino, aunque tenga que hacer explotar a los ni√Īos. Sin embargo, rechaza sin tapujos la orden de Zuko de cancelar la misi√≥n, dando a entender que le complace m√°s el acto mismo de asesinar que el dinero que gana con ello.

4 La fachada de Long Feng enmascara la mente de un retorcido maestro de marionetas

El comportamiento viscoso de Long Feng pone al Equipo Avatar en vilo desde su primer encuentro, pero sólo se enteran de su villanía mucho más tarde en la serie. El Gran Secretariado de Ba Sing Se mantiene un estrecho control sobre el Rey Kuei y los Dai Li, utilizando al primero para establecer su autoridad política y al segundo para aterrorizar a sus oponentes.

Long Feng controla todos los aspectos de Ba Sing Se hasta el golpe de Azula, un resultado que considera increíblemente vergonzoso aunque reconoce la superioridad táctica de la Princesa del Fuego.

3 Azula utiliza su narcisismo y su agresividad como armas

No es justo que nadie, ni siquiera Iroh, diga que Azula "tiene que caer" porque "está loca". Sin embargo, esto no significa que sus crímenes puedan olvidarse de un plumazo. Al contrario, Azula necesitaría un periodo considerable de autointrospección y penitencia antes de que su hermano (o cualquier otra persona) pueda perdonarla.

Ozai ense√Īa a su hija a esgrimir su narcisismo y su agresividad como armas, y por eso a Azula le resulta tan dif√≠cil aceptar el fracaso, especialmente a manos de quienes cree que son m√°s d√©biles que ella.

2 La percepción que Zhao tiene de sí mismo contrasta fuertemente con su naturaleza desvergonzada

Zhao no demuestra ni un √°pice de sentido com√ļn, lo que explica sus acciones francamente il√≥gicas a lo largo de la primera temporada. Sus extra√Īas fantas√≠as est√°n alimentadas por su apetito de poder. Zhao cree realmente que merece ser honrado y alabado por destruir la Luna, completamente ajeno al sufrimiento que su acto infligir√≠a al mundo.

La percepción que Zhao tiene de sí mismo como un gran héroe contrasta vergonzosamente con la realidad de que es un cobarde sórdido con afición a la pomposidad.

1 La incapacidad de Ozai para distinguir la fuerza de la debilidad le lleva a la perdición

Iroh afirma que reconoció la abrumadora arrogancia de Ozai cuando ambos eran mucho más jóvenes, y admite con pesar su incapacidad para detener la apuesta de su hermano menor por el trono.

La arrogancia de Ozai se ejemplifica mejor en la ceremonia en la que se corona a sí mismo como Rey Fénix, un título que expone sus inseguridades a la vista de todo el mundo. Ozai se niega a retener su poder en cuestiones de conquista, pero malinterpretar la fuerza de Aang como debilidad es lo que le lleva a su humillante derrota.

Categorías:

¬ŅTe gusta? ¬°Punt√ļalo!

11 votos

Noticias relacionadas